Servicio Postal propone reparto más lento para sobrevivir
6798A.jpg

El Servicio Postal de EEUU (USPS) busca reducir la rapidez con que entrega la correspondencia, en un esfuerzo por ayudar a ahorrar $2,100 millones anuales y evitar una posible bancarrota.

El plan propuesto, que entraría en efectúen Mayo 2012, disminuiría los estándares de entrega para el correo de primera clase, de forma que tomaría de dos a tres días laborables para llegar a su destino, eliminando en gran parte las entregas de un día para otro.

La demora sería resultado del cierre de 252 centros de procesamiento de correo, más de la mitad del total de ellas, un cambio anunciado en septiembre pasado. También ha propuesto una serie de reducciones de costos, incluyendo el cerrar aproximadamente unas 3,700 oficinas postales y han considerado poner fin a las entregas de los sábados.

Aproximadamente unos 28,000 empleados perderían sus empleos como resultado de los cierres. “El Servicio Postal debería modernizarse y mejorar su servicio, de forma que pueda mantenerse como algo relevante en la era digital, no desacelerar el servicio y hacer menos relevante al correo” contraindicó Sally Davidow, del Sindicato de Trabajadores Postales.

En los últimos 5 años, el volumen del correo ha declinado en más de 43,000 millones de piezas. El Servicio Postal ha sufrido por la pérdida de ingresos y se enfrenta a un déficit de $14,000 millones en el año próximo.

Los cambios deben ser aprobados por la Comisión Reguladora Postal, una agencia independiente que supervisa las tasas y operaciones del servicio postal.

Arkansas podría ser afectada con el posible cierre de 193 oficinas de un total de 3 589 en el Estado.


Edición de esta semana
EL CORONAVIRUS, LA DEPRESIÓN Y SU EFECTO EN LA SALUD MENTAL
Por Michel Leidermann
El Latino platicó con el doctor Erick Messias, profesor en el Departamento de Psiquiatría y desde 2017, decano asociado de Asuntos de la Facultad de Medicina de la Universidad de Arkansas para Ciencias Médicas (UAMS).   / ver más /
El recuento oficial de casos en Arkansas aumentó a 6.180. El número de muertes atribuidas a covid-19 llegó a 119 el martes 26, y el gobernador Asa Hutchinson anunció la reapertura de los bares como el siguiente paso en el aflojamiento de las restricciones pandémicas del estado.   / ver más /