Hampa usa a menores para traficar en la frontera
5564A.jpg

 Cientos de niños y adolescentes son utilizados a lo largo de la frontera, algunos obligados a pasar droga, otros como guías de indocumentados para atravesar el desierto, y por lo que reciben alrededor de 500 dólares semanales.

Activistas que trabajan con menores migrantes en el norte de México alertan que, ya sea por dinero o bajo amenazas, en los últimos años el crimen organizado recurre cada vez más a reclutar menores, pues la apuesta es que si mueren en la operación, su pérdida no afectará a la estructura o si son detenidos las sanciones serán mínimas. Se trata de un hecho dramático y podría clasificarse como un crimen de lesa humanidad, que evidencia que el Estado mexicano incumple acuerdos internacionales al no proteger a estos infantes.

Según la Secretaría de Relaciones Exteriores (SRE), en el primer semestre de este año 8,340 menores de edad mexicanos fueron detenidos y repatriados de EEUU; 261 de ellos admitieron que migraron para traficar drogas y personas, una tendencia que va en aumento.

El documento sobre el fenómeno de la migración de menores de edad no acompañados, elaborado por la SRE, detalla que en 2008 un total de 173 menores que fueron repatriados de EEUU, declararon que traficaron estupefacientes o colaboraron con las bandas dedicadas al tráfico de indocumentados.

Para 2009 las cifras revelan que las bandas criminales emplearon a un mayor número de niños y adolescentes para sus operaciones: se repatriaron 295 menores que aceptaron su participación en estas actividades.

La tendencia de utilizar a estos niños y adolescentes sigue en aumento.

Tamaulipas se convirtió en el principal estado de origen de estos menores migrantes (829 casos) desplazando a Michoacán, que ocupó ese lugar en el bienio 2008-2009.  En la lista siguen Sonora, Oaxaca, Michoacán y Guanajuato.

El destino de estos niños repatriados se concentra en los estados de Texas, California y Arizona.

Edición de esta semana
MARÍA WEYRENS: PRESENTE EN LOS EVENTOS LATINOS DE ARKANSAS CENTRAL
Por Michel Leidermann
María Weyrens Gutiérrez es originaria de la ciudad de México y llegó a Little Rock hace unos 20 años con su familia cuando vinieron a visitar por primera vez a su tía “Tere” que ya se encontraba acá, y les gustó mucho. Su hermano mayor, Alejandro (ahora con Tacos Godoy) fue el primero en llegar.   / ver más /
El gobernador Asa Hutchinson anunció el viernes 3, que las ciudades de todo Arkansas pueden implementar una ordenanza que requiera cubiertas faciales obligatorias para ayudar a frenar la propagación de COVID-19.   / ver más /
Michel Leidermann
comentario
par Michel Leidermann
La pandemia del coronavirus está exponiendo a que las ligas deportivas profesionales no pongan la salud y la seguridad de sus jugadores por delante de las ganancias de los equipos.   / ver más /