Papa pidió perdón a las víctimas de abusos

 

 

 

 En la misa solemne con la que el viernes 11 cerró el Año Sacerdotal, en la Plaza de San Pedro, Benedicto XVI hizo un "mea culpa" por el escándalo desatado por los casos de pedofilia en la Iglesia y pidió, por primera vez de forma explícita, perdón a Dios y a las víctimas y prometió hacer "todo lo posible para que semejante abuso no vuelva a suceder nunca más". 

Antes 15.000 sacerdotes venidos de 91 países, cardenales, obispos, religiosas y laicos, Benedicto XVI se refirió al escándalo en la primera parte de su larga homilía, al admitir que los casos de abusos de niños por parte de sacerdotes salidos a la luz en todo el mundo.

"Precisamente en este año de alegría por el sacramento del sacerdocio, han salido a la luz los pecados de los sacerdotes, sobre todo el abuso a los pequeños, en el cual el sacerdocio, que lleva a cabo la solicitud de Dios por el bien del hombre, se convierte en lo contrario", dijo. 

"También nosotros pedimos perdón insistentemente a Dios y a las personas afectadas, mientras prometemos que queremos hacer todo lo posible para que semejante abuso no vuelva a suceder jamás", agregó. 

El Papa también aseguró "que en la admisión al ministerio sacerdotal y en la formación que prepara al mismo haremos todo lo posible para examinar la autenticidad de la vocación". 

El Papa, que en las últimas semanas en más de una ocasión expresó todo su dolor y horror por el escándalo de pedofilia, también llamó a la Iglesia a "usar el bastón del pastor" y a no "tolerar comportamientos indignos de la vida sacerdotal". 

Edición de esta semana
Gran Fiesta de la Independencia de México en Little Rock 
El viernes 16 de septiembre de 5 a 9 p.m., se realizó en la Plaza Frida de Little Rock (4001 65th St.), una gran fiesta celebrando la independencia de México.   / ver más /
Michel Leidermann
comentario
par Michel Leidermann
Aunque a menudo se le llama crisis, lo que está sucediendo en la frontera entre Estados Unidos y México es con mayor precisión una tragedia una vergüenza nacional y una violación de los derechos humanos.   / ver más /