Senado comienza debate sobre la reforma de salud
4663A.jpg
El Senado de EEUU inició el lunes 30 un histórico debate sobre la reforma del sistema de salud del país, en medio de inquietudes por divisiones ideológicas y escasas posibilidades de aprobarla antes de fin de año.
El líder demócrata mayoritario, Harry Reid, que ha trabajado febrilmente para ganar adeptos, aseguró que el plan cumplirá las metas de reducir los costos de salud y reducir el déficit fiscal "a corto y largo plazo".
El senador republicano Mike Enzi se manifestó "un poco molesto" y objetó los reglamentos que estableció Reid para debatir enmiendas, y lo acusó de redactar la iniciativa sin la participación republicana.
El debate, que podría prolongarse durante semanas debido a numerosas enmiendas, se inició 23 días después que la Cámara de Representantes aprobase por estrecho margen su propia versión de la reforma de salud, también quebrantada sobre los componentes del plan.
En el Senado, los demócratas no han podido acercar posiciones con los republicanos en asuntos como la financiación del aborto y el seguro de "opción pública", que permite al Gobierno competir con las aseguradoras privadas.
La versión del Senado, de unos $848.000 millones en diez años, ofrece cobertura médica a unos 31 millones de estadounidenses adicionales, y pretende reducir el déficit fiscal.
Una vez completamente implementado la reforma podría costar $2.5 trillones.
Además permite que los inmigrantes legales puedan acceder al "intercambio de seguros" administrado por el Gobierno y que daría subsidios federales a quienes no pueden costearse un plan de seguro médico.
Los inmigrantes indocumentados quedan excluidos de la versión del Senado, aunque en la de la Cámara Baja podrían al menos comprar un seguro en ese "intercambio de seguros" de su propio bolsillo.
La iniciativa prohíbe que las aseguradoras nieguen cobertura médica -o cobren más- a personas con condiciones médicas preexistentes, y cubre las recetas médicas de los ancianos.
Los demócratas aún no tienen los 60 votos necesarios -incluidos los dos votos independientes- para impedir las obstrucciones de los detractores de la reforma, incluyendo algunos demócratas moderados. Eso supone una enorme amenaza para el presidente Barack Obama, que ganó las elecciones gracias en parte a su promesa de reformar el sistema de salud.
La versión que salga del Senado tiene que ser armonizada en sesión bicameral con la que aprobó la Cámara Baja el pasado 7 de noviembre para convertirse en ley.
Edición de esta semana
EL MUNDO NUNCA SERÁ EL MISMO
Nunca he sido testigo de algo así en EE.UU., y es difícil comprender qué está sucediendo con el cierre de ciudades enteras. La velocidad a la que esto ha sucedido es asombrosa. Pasamos de una economía en auge que estaba creciendo bien, a una recesión en dos semanas.   / ver más /
El gobernador, Asa Hutchinson, informó que el número de casos confirmados en Arkansas ha aumentado a 523 con 8 muertes hasta el martes 31 al mediodía.   / ver más /
Michel Leidermann
comentario
par Michel Leidermann
Donald Trump ahora llama al Covid-19 el "virus chino". Pero es claro que el racismo y el culpar a otras personas por sus propios fracasos son las características definitorias de su presidencia.   / ver más /