Diarrea en bebés y niños
Cuando se produce un aumento en la frecuencia y número de deposiciones, especialmente si son más blandas y líquidas que sólidas, se habla de diarrea.
El organismo utiliza la diarrea como un sistema de defensa para hacer frente a infecciones provocadas por virus y bacterias. Es importante señalar que cuando el bebé se encuentra alimentado por la lactancia materna, su intestino está protegido.
Sin embargo, una vez abandona este tipo de alimentación, está predispuesto a sufrir esta dolencia debido principalmente al hecho que su estómago no está lo suficientemente maduro haciendo que éste sea más vulnerable frente a las infecciones.
Síntomas
• Decaimiento general
• Las deposiciones se hacen más blandas y, en algunos casos, pueden llegar a ser totalmente líquidas.
• Las deposiciones cambian de color hacia un torno verdoso o amarillento y pueden presentar moco y/o sangre
• Las deposiciones presentan muy mal olor.
• La diarrea, en muchas ocasiones, está acompañada de vómito, subida de la temperatura, cansancio y dolor de tripa, con o sin retortijones.
Qué puede indicar
Las diarreas pueden tener un origen viral, bacteriano o parasitario:
• Infección por virus..La principal causa de diarrea en niños menores de 2 años es el rotavirus del grupo A y produce un cuadro diarreico que puede prolongarse entre 24 y 72 horas.
• Infección por bacterias. La diarrea por infección bacterial más común es la causada por la escherichia-coli, que daña la mucosa intestinal. Igualmente, la salmonella produce diarrea, vómitos, fiebre y dolor de cabeza la cual se incuba en alimentos como las aves del corral, carnes y vegetales crudos, pescados y mariscos.
• Infección por parásitos. Los parásitos como la giardia-lamblia provocan diarrea prolongada y desnutrición.
Otras causas de diarreas infantiles
• Intoxicaciones alimentarias
• Otras infecciones frecuentes en los niños también pueden provocar diarrea: otitis, neumonía, infección de orina, etc.
Cómo tratarla
• Evitar la deshidratación, ya que el niño puede perder mucha agua y sales minerales (cloro, potasio, sodio y bicarbonato). De allí la importancia que se asegure que el niño beba líquidos con frecuencia y, especialmente, si las deposiciones son líquidas y abundantes.
Otra alternativa para evitar la pérdida de líquidos consiste en suministrar las llamadas soluciones de rehidratación, de venta en farmacias, las cuales contienen la proporción de sales y azúcar ideal para reponer el agua y los minerales perdidos. Es importante que, una vez preparada, este producto se conserve en un ambiente fresco (nevera) y que se agite bien antes de administrarla para que la concentración de sales sea la adecuada.
• Se recomienda en casos de menores de un año la consulta hospitalaria inmediata.
Recuerde que la diarrea infantil requiere de rápida atención para que el niño no se deshidrate.
Edición de esta semana
LOS PADRES ANTE UN DILEMA POR LA AMENAZA DE LA VARIANTE DELTA
La nueva evidencia sobre la capacidad de la variante Delta para infectar y propagarse incluso entre quienes están completamente vacunados ha sido particularmente alarmante para los padres de niños pequeños que aún no son elegibles para las vacunas.   / ver más /
Las personas completamente inmunizadas con el avance de la variante Delta pueden transmitir el virus a otras personas con la misma facilidad que las personas no vacunadas, dijeron los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC).   / ver más /
La Universidad de Arkansas en Little Rock está implementando varias iniciativas para ayudar a que la universidad sea más asequible para los estudiantes, ya que ellos y sus familias enfrentan desafíos sin precedentes debido a los efectos de la pandemia del covid-19.   / ver más /
Michel Leidermann
comentario
par Michel Leidermann
La actual situación del covid-19 en Arkansas es una crisis que se acelera. Nuestro estado está entre los 3 primeros en aumentos de casos de Covid y somos los terceros más bajos de EE.UU. en número de residentes vacunados.   / ver más /