“LA RAZA” no es blanca ni negra
Por Michel Leidermann
La controversia sobre la discriminación racial, nos recuerda que LA RAZA no es considerada parte de las minorías discriminadas y segregadas a lo largo y ancho de toda la historia estadounidense.
La controversia surgió en la campaña de Obama, y explotó cuando se conocieron los polémicos sermones del pastor Jeremiah Wright, de la iglesia de Chicago a la que Obama asistió durante 20 años y donde se casó y bautizó a sus dos hijas. Los sermones sugieren que EUA es responsable de haber causado los atentados del 9/11 por su política internacional y que los “blancos siguen maltratando a los negros”.
Según Obama, los puntos de vista de Wright reflejan la opinión de los negros de mayor edad que crecieron durante la época de la segregación racial.
Eso de llamarse afroamericano es una falta de patriotismo. O son africanos o son americanos. De los 41 millones de negros y mulatos, sólo unos cuantos han visitado África, tiene familiares cercanos allá, o desea regresar para vivir cerca de sus raíces, y dejar de aprovechar de estudiar y trabajar para llegar al mismo nivel socio-económico-educacional de los blancos que “tanto los discriminan”.
Otra vez más cuando se habla de diferencias raciales, los latinos quedan fuera aunque también hayan sido apaleados, acribillados, ahorcados, robados, violados y discriminados.
Los estadounidenses invadieron México en 1846 porque querían expandirse y cumplir con su “destino manifiesto”, el derecho divino que creían tener para anexarse más tierras. Esto causó duros sufrimientos a mexicanos, indígenas y hasta a propios estadounidenses. Después de firmar el tratado de Guadalupe en 1848, miles de mexicanos permanecieron en los territorios anexados bajo la promesa de respetar sus personas y sus bienes, y de aceptarlos como ciudadanos con todos sus derechos. La realidad fue bastante opuesta.
De manera que la esclavitud forzada de los negros traídos de África y la de los mexicanos sojuzgados por los militares estadounidenses, son dos experiencias bastante similares.
El grito ¡SÍ SE PUEDE! resume la vida y el legado de César Estrada Chávez, considerado uno de los héroes contemporáneos de la lucha por alcanzar mejoras laborales para todos los trabajadores agrícolas en los EUA. Chávez fue el fundador del Sindicato de los Trabajadores Agrícolas, que desde 1964, agrupó a los jornaleros migrantes, luchando contra los abusos a las minorías trabajadoras en su mayoría de origen latino.
Pese a las barreras y vigilancia, 500.000 trabajadores indocumentados cruzan anualmente a EUA, porque contratistas les abren la puerta para que trabajen barato en condiciones inhumanas, o los despiden sin pagarle su salario porque los amenazan con denunciarlos a la Migra, en una constante violación de sus derechos humanos por parte de patrones inescrupulosos.
Muchos de esos indocumentados han estado en el país por años, formando familias, criando y educando a su hijos nacidos aquí, trabajando y contribuyendo con su labor y el pago de impuestos al progreso nacional, y sin embargo aún quieren deportarlos a todos sin darles una oportunidad de pagar razonablemente por su “ilegalidad” sin destruir una familia que ya es americana. Otra experiencia opresora y explotadora contra los latinos.
De manera que los afroamericanos no tienen razón de sentirse los únicos discriminados y segregados, ni el país tiene derecho a hablar sólo de la minoría negra. Los latinos han contribuido con sus sufrimientos y su sudor a la historia y progreso de la Unión americana y e
Edición de esta semana
SIGNIFICADO DEL MIÉRCOLES DE CENIZA 
El Miércoles de Ceniza es el primer día de la Cuaresma en los calendarios litúrgicos católico, protestante, y anglicano. Se celebra 40 días antes del inicio de Semana Santa, es decir, del Domingo de Ramos.   / ver más /
La ‘Semana Santa’ es una celebración cristiana que tiene su origen en la propia Biblia. Y es que los apóstoles Mateo, Marcos, Lucas y Juan dejaron por escrito sus vivencias durante los días previos y posteriores a la crucifixión y resurrección de Jesucristo.   / ver más /
Michel Leidermann
comentario
par Michel Leidermann
Es la hora de que los latinos sean decisivos en las elecciones. Son los números y la demografía de la comunidad las que ya consolidan su posición determinante en cientos de ciudades y en decenas de estados que configurarán un nuevo mapa político en todo el país.   / ver más /