EL IMPACTO DE LA PANDEMIA EN LA SALUD MENTAL
EL GRUPO MÁS AFECTADO HA SIDO LA POBLACIÓN JOVEN DE 16 A 30 AÑOS
17749A.jpg

La pandemia impuso un aislamiento obligado y trajo consigo un aumento de los problemas de salud mental. El confinamiento obligado está revelando el impacto de la soledad. 

La Organización Panamericana de la Salud (OPS) alerta que la soledad se ha convertido en una epidemia silenciosa, con riesgos para la salud mental y física.

El porcentaje de personas que viven solas va en aumento a nivel global. En países escandinavos, más del 40% de los hogares son habitados por una persona sola. Aún lejana a esta realidad, América Latina experimenta también los efectos del envejecimiento y la menor cantidad de hijos.

En Colombia, entre 2005 y 2020, el número de personas que viven solas pasó de 11% a 18%. En México, entre 1990 y 2015 los hogares unipersonales aumentaron de 5% a 10%. En Chile, en 2002 representaban el 11,6% y en 2017 llegaron al 17,8%.

en general en Latinoamérica las familias tienden a ser más numerosas. Muchas veces los abuelos cuidan a los niños, las personas mayores reciben soporte de sus familiares y no es tan frecuente que estén solas. Pero en la situación actual, no pueden tener las mismas rutinas de antes.

Ante la restricción del contacto social con familiares y amigos, la situación de soledad puede precipitar sufrimiento mental y enfermedades mentales más graves. 

Resultados preliminares de un análisis de la Universidad Autónoma de Barcelona (UAB) sobre el impacto psicosocial de la pandemia indican que “la soledad percibida es una de las variables principales que podrían explicar diferencias a la hora de desarrollar sintomatología de salud mental, como trastornos de ansiedad, depresión y somatización, en el contexto de las restricciones de movilidad por la pandemia”.

No se trata de la soledad objetiva de no estar acompañado durante el confinamiento, sino de la sensación subjetiva de soledad, que puede darse aun estando junto a otras personas.

El estudio muestra que el grupo más afectado ha sido la población joven, de 16 a 30 años. Esto, a pesar de que los adultos mayores son los que han debido cumplir un aislamiento más estricto y viven generalmente más solos. Alguien con una movilidad reducida ya tiene su vida adaptada a ello y la expectativa de interactuar con su familia es más limitada. En contraste, los jóvenes están más acostumbrados a salir y tener contacto social.

Los adultos mayores, por su parte, a lo largo de su vida han hecho frente a circunstancias adversas y han desarrollado estrategias útiles para enfrentar y adaptarse al estrés, a diferencia del colectivo joven.

Las mujeres sometidas a violencia de género han tenido una carga adicional, al estar conviviendo meses con su agresor sin posibilidad de escapatoria. 

En América Latina aún no hay datos concluyentes de 2020, pero es un tema que preocupa, porque la pandemia trae factores de riesgo, como desempleo, soledad y sufrimiento mental, que desde un punto de vista teórico podrían aumentar las tasas de suicidio.

El estudio “Termómetro Social”, publicado por el Centro de Investigación e Información Periodística, muestra que el número de suicidios de 2020 en Chile es el más bajo de las últimas dos décadas. Sin embargo, se registra “una incidencia considerable de pensamientos suicidas en jóvenes, personas que se sienten excluidas, y en aquellos que no reciben ayuda social”.

Los expertos coinciden en que toda iniciativa que ayude a que las personas tengan la percepción de que alguien las escucha y se interesa por sus emociones permite atenuar la sensación de soledad y reduce el riesgo de problemas de salud mental.

El contacto presencial es el óptimo, pero cuando no es posible, una llamada por teléfono, un mensaje o un encuentro por video permite paliar parcialmente la soledad y los pensamientos suicidas. 

Eso no es sustitutivo de la interacción presencial como lo demuestra el hecho de que “el colectivo más afectado desde el punto de vista de salud mental a consecuencia de las restricciones es el que tiene mayor necesidad de socialización y a la vez la mayor capacidad de uso de las nuevas tecnologías: el colectivo joven. Si las redes sociales fueran un sustitutivo absoluto de la interacción presencial, eso no habría pasado”.

Sin embargo, toda actividad que permita a las personas mantener los contactos sociales puede ayudar mucho a la salud mental. 

 

Edición de esta semana
ARKANSAS ABRE LA VACUNACIÓN PARA TODOS LOS MAYORES DE 16 AÑOS Y FINALIZA EL MANDATO DE LA MASCARILLAS
El gobernador Asa Hutchinson anunció el martes 30 que la elegibilidad para recibir la vacuna contra el Covid-19 se ha abierto a todos los residentes de Arkansas de 16 años o más, y que se ha levantado el mandato estatal para la obligación de usar mascarillas en todos los lugares públicos. Para  hacer una cita llame al 1-800-985-6030.   / ver más /
Celebrando el centenario de Baptist Health, la organización de atención médica  está fortaleciendo su capacidad para servir a las comunidades más allá de los centros médicos con el lanzamiento de una nueva Unidad de Salud Móvil que ofrecerá vacunas de COVID-19 para ayudar a que más habitantes de Arkansas se vacunen haciendo diferentes paradas en todo el estado.    / ver más /
Michel Leidermann
comentario
par Michel Leidermann
La elección de noviembre 2020 fue un triunfo para la democracia participativa, con un récord de 74,216,154 estadounidenses que votaron por Donald Trump y, afortunadamente, un récord aún mayor de 81,268,924 que eligieron a Joe Biden.   / ver más /