LIBERTADES QUE IMPORTAN
Por Michel Leidermann

Mientras el presidente estaba siendo tratado en el Hospital Walter Reed por su infección por covid-19, su arrogancia y desinformación repetida, su desdén voluntario y negacionista por las pautas de salud pública de sentido común, pusieron en peligro su propia salud y la salud de su personal más cercano, asociados y seguidores.

Aproximadamente 230.000 estadounidenses han muerto hasta la fecha. 

Muchos habitantes de Arkansas, siguiendo el infortunado ejemplo de Trump, se han negado a mostrar preocupación por aquellos que podrían estar en mayor riesgo de lo que ellos suponen. Politizan ampliamente el uso de mascarillas y el distanciamiento social, todo por un sentido confuso de libertad, sin responsabilidad personal por los demás.

La excusa utilizada por Trump es que tienen “libertad de elección”. Eso significa que las personas que han estado expuestas al virus son libres de elegir no ponerse en cuarentena, libres de elegir no usar cubrebocas y libres de elegir infectar a tantas personas como puedan. 

Es interesante que Trump fue “tratado” con medicamentos que no están disponibles para el resto de nosotros y a un costo de $100.000. ¿No tenemos también la libertad de elegir un tratamiento que pueda salvar nuestras vidas a menos que nos apellidemos Trump?

El 3 de noviembre, aquellos de nosotros que todavía vivimos podemos optar por dejarle saber a Trump lo que pensamos de sus inacciones. 

 

LIBERTAD Y JUSTICIA

La nominación de jueces no debe ser política y debe ser un proceso no partidista. Los jueces no deben ser influenciados por prejuicios políticos. Para cumplir con su deber constitucional, los jueces deben responder a la ley y la Constitución, no a presiones políticas.

Despolitizar los tribunales es tan antiguo como esta nación. El cofundador de la nación,  Alexander Hamilton dijo, “no hay libertad, si el poder de juzgar no está separado de los poderes legislativo y ejecutivo”. 

“Si los jueces tuvieran que depender del ejecutivo o la legislatura para mantener sus puestos, los jueces tendrían una disposición demasiado grande para consultar la popularidad en lugar de consultar la Constitución y las leyes, y no podríamos esperar la firmeza y adhesión uniforme a los derechos de la Constitución y de las personas, que percibimos como indispensables en los tribunales de justicia” escribió Hamilton.

Gobernar nuestra nación y administrar leyes y justicia no es un juego en el que puedan influir los prejuicios, preferencias y fuerzas políticas externas. Debe basarse en la equidad y la justicia legal.

 La Constitución y las leyes de esta nación se establecieron para reducir el soborno y la corrupción de cargos políticos y jueces. Nuestra democracia y justicia no pueden sobrevivir si se ignoran tales normas. Necesitamos personas y jueces con una brújula moral que desee justicia. Hasta que no se haga esto, nunca tendremos libertad y justicia para todos.

 

TRES 

“Los Tres Amigos” es una película de 1986, comedia musical y aventuras protagonizada por Steve Martin, Chevy Chase y Martin Short, quienes interpretan a tres estrellas del cine que son confundidas con “verdaderos héroes” por un pequeño pueblo mexicano y que deben encontrar una manera de sobrevivir con esa reputación.

Hoy en los Estados Unidos tenemos otra película, el drama “Los Tres Enemigos”: el presidente Donal Trump, el fiscal general William Barr y el líder republicano del senado Mitch McConnell, también confundidos con “verdaderos salvadores de la patria”, pero en realidad enemigos del pueblo, la democracia y la justicia para todos. 

 

Edición de esta semana
RESIDENTES DIVIDIDOS SOBRE LA PENURIA DE NUEVAS RESTRICCIONES, IMPACIENTES POR MEJORAR LA ECONOMÍA Y FATIGADOS POR LA PANDEMIA 
La ola de casos que se extiende por gran parte del país sigue siendo una gran preocupación de funcionarios estatales y locales, donde residentes están divididos sobre la necesidad o no de nuevas restricciones, impacientes por mejorar la economía y fatigados por la pandemia.   / ver más /
Michel Leidermann
comentario
par Michel Leidermann
Si hay algo que covid-19 ha expuesto en el sistema educativo, es que una medida no sirve para todos. Esto se aplica a los maestros, estudiantes, administradores, padres y comunidades.   / ver más /