ESTATUAS HISTÓRICAS BAJO ATAQUE EN TODO EL MUNDO
HISTORIADORES DIVIDIDOS DECLARAN QUE “BORRAR EL PASADO NO REFORMA EL PRESENTE”
17055A.jpg

Con las protestas contra el racismo en todo el mundo, grupos de manifestantes han pedido retirar o han quitado figuras esclavistas de los espacios públicos, en imágenes que ya son históricas. Algunos actos de vandalismo han ocurrido en ciudades como Boston, Nueva York, París, Bruselas y Oxford, en una intensa reevaluación de las injusticias raciales a lo largo de los siglos.

El movimiento para retirar monumentos confederados en diversas partes de EE.UU.  luego de la muerte de George Floyd ocurrida el 25 de mayo mientras estaba bajo custodia de la policía, ha dado pie a una campaña para retirar los símbolos de la Confederación y la esclavitud y se ha extendido a estatuas de comerciantes de esclavos, imperialistas, conquistadores y exploradores en todo el mundo, incluidas las de Cristóbal Colón, Cecil Rhodes y el rey Leopoldo II de Bélgica.

Por otro lado, a pesar de haber sido considerada por varios críticos como la mejor película de todos los tiempos, ‘Lo que el viento se llevó’ ha desaparecido ahora de la plataforma HBO después de que un guionista estadounidense asegurase en un artículo que perpetúa los estereotipos más dolorosos para los negros. La película volverá a aparecer en la plataforma, pero acompañada de una aclaración sobre su contexto histórico.

Se han registrado al menos tres informes de actos vandálicos contra estatuas de Cristóbal Colón en EE.UU.: una arrojada a un lago, otra decapitada y una más tirada al suelo. 

Cerca de Santa Fe, en Nuevo México, los activistas pidieron que se retire una estatua de Don Juan de Oñate, un conquistador español del siglo XVI repudiado por su brutalidad contra los nativos americanos, tras haber ordenado cortar los pies de una veintena de personas. En la década de 1990, vándalos cortaron el pie derecho de la estatua.

En Richmond, Virginia manifestantes tiraron la estatua de un siglo de antigüedad del presidente confederado Jefferson Davis, la antigua capital de la Confederación.

En Bristol, Inglaterra, los manifestantes derribaron una estatua del comerciante de esclavos del siglo XVII, Edward Colston, y la lanzaron al mar. Las autoridades de la ciudad dijeron que sería colocada en un museo.

En la Universidad de Oxford, los manifestantes han intensificado la presión para quitar una estatua de Rhodes, un imperialista que fungió como primer ministro de la Colonia del Cabo en el sur de África. Hizo una fortuna con oro y diamantes a expensas de los mineros que trabajaban en condiciones brutales.

A lo largo y ancho de Bélgica, estatuas del rey Leopoldo II han sido pintarrajeadas en media docena de ciudades por el brutal gobierno que ejerció el rey en el Congo, donde hace más de un siglo obligó a multitudes a ser esclavos para extraer caucho, marfil y otros recursos para su propio beneficio. Los expertos dicen que dejó hasta 10 millones de muertos.

La ciudad neozelandesa de Hamilton derribó una estatua del comandante militar colonial John Fane Charles Hamilton, de quien recibió su nombre, uniéndose así a una creciente lista de lugares en todo el mundo que se enfrentan a su pasado.

“Desde el punto de vista de nuestra disciplina, la historia, destruir restos del pasado no es positivo, porque nos priva de instrumentos para su conocimiento. Ahora bien, cualquier monumento puede trasladarse de sitio, recibir un nuevo significado, ocultarse a la vista del público...”, considera Juan Pan-Montojo, vicepresidente de la Asociación de Historia Contemporánea y profesor de la UAM.

Pan-Montojo señala que destruir estatuas es una acción colectiva muy expresiva y de gran resonancia mediática que pretende recurrir a políticas de la historia para cambiar el presente. “Cuando se destruye un monumento a un esclavista se está diciendo que nuestra sociedad no puede ni debe honrar a esclavistas para evitar que se den esos fenómenos en el presente”, opina.

“Es una visión ingenua, además, porque borrando huellas del pasado no se reforma el presente: la acción colectiva vinculada a esa destrucción sí puede ser un instrumento de cambio, pero no el resultado final de la misma” finaliza. 

 

Edición de esta semana
GOBERNADOR ASA HUTCHINSON MANTIENE SU PLAN DE REABRIR LAS ESCUELAS EN AGOSTO
En su conferencia de prensa del martes 21, el gobernador Asa Hutchinson mantuvo su plan de reabrir las escuelas a la instrucción en persona en agosto mes, incluso cuando un grupo de pediatras en Arkansas, desaconsejó hacerlo en muchos de los condados del Estado.   / ver más /
Por Michel Leidermann El representante por 30 años, John Lewis (D-GA), quien falleció el pasado viernes 17, es recordado con justa razón como un defensor de los derechos civiles y del derecho al voto durante toda su vida. Lo que menos se sabe es que fue uno de los más valientes y consistentes defensores de políticas migratorias justas y humanas.   / ver más /
Michel Leidermann
comentario
par Michel Leidermann
El presidente Donald Trump, empujado a regresar a la sesiones informativas televisivas por su popularidad cayendo en picada y el desplome de la confianza del público en su manejo de la pandemia, finalmente favoreció el uso de mascarillas, semanas después de que líderes estatales, municipales y locales habían suplicado a sus residentes que usaran mascarillas para frenar la propagación descontrolada del Covid-19.   / ver más /