SOBRE LAS PROTESTAS 
16997A.jpg
Por Joyce Elliott, senadora de Arkansas

Queridos amigos:

Vemos lo que está sucediendo en Estados Unidos estas noches. Los incendios, las protestas, los arrestos. Pero hemos visto mucho más, ¿no?

Vimos el video que provocó el cargo de asesinato a un oficial de policía. Hemos visto videos de innumerables muertes antes, especialmente aquellos de nosotros que vivimos en comunidades negras. Hemos visto y sentido todo lo que sucedió mucho antes de los videos por teléfono celular.

Al crecer, el Dr. Martin Luther King, Jr., una incansable voz por la justicia, me inspiró a comprometer mi vida a hacer de la “justicia para todos” un estilo de vida rutinario. Lo que ahora vemos en las calles de muchas ciudades incluido Little Rock, es el resultado de “sueños diferidos”, una llaga supurante que estalla más allá de su costra.

Entonces, ¿cuál debería ser nuestra respuesta hoy?

Recuerdo que tenía 17 años cuando Bobby Kennedy habló con una multitud sobre el asesinato de Martin Luther King, Jr.

Kennedy estaba en Indianápolis, una ciudad con movilizaciones masivas de luto por la muerte del Dr. King. Se paró en su automóvil y habló improvisadamente. Habló sobre la pérdida. Sintió el dolor emocional de los reunidos. En lugar de dar una conferencia y despreciar la ira palpable, Kennedy reconoció la validez de su dolor, forjando un vínculo a través de la pérdida mutua.

El Dr. King nos recordó que “estamos atrapados en una inevitable red de mutualidad”. Hay una gran necesidad de escuchar su enseñanza hoy.

Hoy, Joe Biden compartió cuatro palabras simples con nuestro país: “Los amo a todos”.

Todos los estadounidenses merecen líderes que sientan su dolor, que trabajen todos los días para corregir los errores que han enfrentado.

Pero solo depender de “líderes” no es suficiente. Cada uno de nosotros debe comprometerse a enfrentar la larga sombra de la injusticia arraigada en los orígenes de nuestro país. Debemos trazar un nuevo, justo futuro o aceptar para siempre dos Américas, inherentemente desiguales.

De lo contrario, no damos ningún propósito al dolor.

Gracias por ser parte de nuestro movimiento. Gracias por asociarse con nosotros para el cambio.

 

Con sincera gratitud,

Joyce Elliott para el Congreso Nacional

Edición de esta semana
LA ESTATUA DE LA LIBERTAD QUE REPRESENTA LA SALVACIÓN DE LA OPRESIÓN
“La libertad iluminando el mundo” (Liberty Enlightening the World), conocida como la Estatua de la Libertad, es uno de los monumentos más famosos de Nueva York y de todo el mundo. Se encuentra en la isla de la Libertad al sur de la isla de Manhattan, junto a la desembocadura del río Hudson y cerca de la isla Ellis.    / ver más /
Eileen Devereux Dailey, consultora comercial en el Centro de Desarrollo de Pequeñas Empresas y Tecnología de Arkansas, fue nombrada por el Senado de la Universidad de Arkansas en Little Rock, ganadora del Premio al Logro del Personal por Servicio a la Comunidad.   / ver más /