SIN PÚBLICO, MENOS CREATIVIDAD 
16871A.jpg

Sin gente, el partido se desinfla sin remedio, el campeonato se desnaturaliza y la televisión queda condicionada porque tendrá que hacer malabarismos para interesar a los miles de fanáticos que van a los estadios a gritar, saltar, cantar, y aplaudir a sus equipos y jugadores favoritos.

Pero estos días el fútbol se está poniendo a prueba, porque la pandemia está desgarrando la economía de los clubes. Si no fuera por esa situación, el fútbol volvería la próxima temporada sin riesgos ni disminuciones, y con la energía loca de siempre. Pero, aunque aún no hay certezas, el escenario más probable, y optimista, habla de acabar la temporada 2019-20 sin público, para que no se pierdan por el camino los derechos de televisión. 

El público es la esencia de cualquier espectáculo y en el fútbol, lo condiciona todo de una manera muy especial. Porque al estadio no van espectadores, sino aficionados que participan con su aliento en la dinámica del juego condicionando los estados de ánimo de los jugadores. 

Ahora los aficionados, que se alimentan de su propia pasión, van a tener que crearse el ambiente eufórico en la sala de su casa. 

Pero para los jugadores y entrenadores, sin público, menos creatividad. Hay partidos que dejan de pertenecer a los entrenadores, porque la pasión ambiental los desboca arrastrando a los jugadores creativos hacia un juego menos regimentado. 

A los entrenadores les desespera ese descontrol de movimientos y jugadas que los jugadores repetirán de memoria durante los partidos. La tecnología está acelerando ese proceso, porque ayuda tanto para el estudio de los rivales como para la sistematización de movimientos colectivos. 

El fútbol sin publico nos mostrará, aún con más claridad, equipos con la misma solidez, pero sin la misma imaginación.

El juego se automatiza porque los jugadores han perdido iniciativa. 

 

Edición de esta semana
EL CORONAVIRUS, LA DEPRESIÓN Y SU EFECTO EN LA SALUD MENTAL
Por Michel Leidermann
El Latino platicó con el doctor Erick Messias, profesor en el Departamento de Psiquiatría y desde 2017, decano asociado de Asuntos de la Facultad de Medicina de la Universidad de Arkansas para Ciencias Médicas (UAMS).   / ver más /
El recuento oficial de casos en Arkansas aumentó a 6.180. El número de muertes atribuidas a covid-19 llegó a 119 el martes 26, y el gobernador Asa Hutchinson anunció la reapertura de los bares como el siguiente paso en el aflojamiento de las restricciones pandémicas del estado.   / ver más /