LOS ESTADOUNIDENSES TEMEN

Los historiadores creen en la eficacia de nuestra democracia y dicen que, si los políticos se sinceran con los votantes, podemos hacer frente a esta crisis. Sin embargo, tengo que dudar de ese supuesto, por el férreo apoyo incomprensible de los legisladores republicanos a un presidente ignorante y patrañero.

Pero recordemos que la mayoría de los estadounidenses no votaron por Trump. E incluso entre los que lo hicieron, una porción creciente rechaza la idea de que todo lo que tenemos que hacer es declarar a Estados Unidos mágicamente “abierto” para dejar atrás la pandemia del covid-19.

Una nueva encuesta del Centro Pew Research revela que “la mayoría de los estadounidenses cree que los problemas derivados del brote de coronavirus persistirán en los próximos meses. Un 71% dice que los problemas económicos resultantes del brote durarán al menos seis meses, incluido el 39% que dice que durará un año o más. Solo el 29% espera que estos problemas duren seis meses o menos.

Los estadounidenses entienden la gravedad de la situación de salud y, a diferencia de Trump, y no creen que podamos chasquear los dedos y que todo vuelva a la normalidad. Vemos una mesura generalizada sobre la pandemia y la recesión. En la última encuesta de Washington Post-University of Maryland “la mayoría de los estadounidenses no esperan un alivio inmediato de los riesgos para la salud asociados con el coronavirus, a pesar de las apelaciones del presidente y algunos gobernadores, para comenzar a reabrir la economía rápidamente”. 

Al igual que en otras encuestas, el público da el visto bueno a las actuaciones de los gobernadores (el 72% lo aprueba, el 26% lo desaprueba) y da calificaciones negativas a Trump (el 44% lo aprueba y 54% lo desaprueba).

Debido a que los estadounidenses asumen que los riesgos para la salud son mucho más realistas que los de Trump, naturalmente se resignan a un largo período de clausura.

ADIÓS A LAS RUEDAS DE PRENSA INFORMATIVAS

La gente parece confundida sobre cómo la prensa reporta sobre un presidente que dice cosas sin sentido que te dejan boquiabierto por su idiotez y autoengaño.

Trump dijo que probablemente deberíamos introducir luz ultravioleta e inyectar desinfectantes debajo de nuestra piel y en nuestros cuerpos, porque un buen desinfectante hace maravillas en los pulmones.

Trump dijo que realmente sería algo grandioso si combatiéramos esta pandemia con un pensamiento tan innovador como el suyo.

No llamo idiota al presidente. Solo que algunas de las cosas que dice son idioteces.

Cuando su peligrosa sugerencia fue recibida con horror y burla, y fue la gota que colmó el vaso de un ego enfermizo.

Cuando el presidente petulante dice cosas tan absurdas en la televisión nacional, los medios no tienen más remedio que reportarlo.

Entonces Trump las llama “noticias falsas” porque simplemente no aplauden sus pronunciamientos y transcriben lo que dice, y declara que no habrá más sesiones informativas diarias sobre el Covid-19. Según Trump todas estas preguntas molestas que le dirigen los periodistas, hacen que “no valga la pena el tiempo y el esfuerzo”.

Si Trump se mantiene fuera de las noticias como estas, el resto de nosotros podemos concentrarnos en el arduo trabajo de derrotar al virus y recuperar la economía, en lugar de tener que escuchar a un hombre insistir repetidamente que él es como Dios en un momento tan aterrador en que estamos.

Pero si Trump realmente se calla, será una de las cosas más inteligentes que ha hecho desde enero de 2017. 

 

Edición de esta semana
NOSOTROS
Por Michel Leidermann
El estado actual de nuestra sociedad revela una sombría realidad. La cantidad de muertes por virus en EE.UU. se eleva sin cesar hacia los 100.000.   / ver más /
El gobernador Asa Hutchinson anunció que el recuento oficial de casos en Arkansas aumentó a 7.818 el martes 2. El número de muertes atribuidas a covid-19 llegó a 136.   / ver más /