FEROCES CRÍTICAS EN MÉXICO A LA GUÍA DE TRIAJE PARA EL COVID-19 QUE DIFUNDE UNA MASACRE DE ADULTOS MAYORES
EL DOCUMENTO OFICIAL DEFINE DAR PRIORIDAD DE ATENCIÓN A LOS PACIENTES JÓVENES ANTES QUE A LOS DE LA TERCERA EDAD
16824A.jpg

El Gobierno de López Obrador creó una guía para la clasificación de pacientes en emergencia infectados por la COVID-19 y ha recibido feroces críticas y que tiene un nombre llamativo y un estatus legal poco claro: “Proyecto Guía de Triaje para la Asignación de Recursos de Medicina Crítica”. 

La guía toca la delicada disyuntiva sobre a qué pacientes se le asignarán ventiladores respiratorios en caso de sobrecarga hospitalaria. El documento de 13 páginas fue redactado por el Consejo de Salubridad General de México, que depende del presidente, integrado en su mayoría por funcionarios del Gobierno, y está encabezado por el ministro de Salud, Jorge Alcocer.

Se trata principalmente de comparar dos preguntas en un sistema de puntos. 

Una es la posibilidad de supervivencia del paciente y la otra es la esperanza de vida. Cuanto mayor de edad sea el paciente y más enfermedades previas registre, mayor será la puntuación y menor la posibilidad de usar un ventilador respiratorio. Las mujeres embarazadas tienen favorabilidad porque hay dos vidas que salvar. No se tienen en cuenta la religión, la situación económica, la nacionalidad, el sexo, la discapacidad, las opiniones políticas, el momento de llegada o si el paciente está asegurado o no. Según la página 9 del documento, en el caso de igualdad de puntos, el azar es el factor decisivo. En otras palabras: sobrevivir depende de cara o cruz.

El personal médico tiene prioridad absoluta sobre todos lo demás, siempre que esté directamente involucrado en la lucha contra la pandemia.

Según cifras oficiales, el sistema de salud pública de México ya está a punto de colapsar y cuenta con 6.175 ventiladores y 4.291 camas de cuidados intensivos, y el sector privado quiere liberar 3.000 más. En las próximas semanas, hasta 10.500 pacientes de COVID-19 podrían requerir cuidados intensivos, según las estimaciones oficiales.

La guía define el criterio sanitario que el Gobierno de México seguirá con respecto a 11.7 millones de personas de la tercera edad en el transcurso de la pandemia del coronavirus que aún no llega a su clímax,

Críticos sospechan que la guía tenga como objetivo principal proteger a los médicos de futuras demandas judiciales. Sin embargo, el documento no tiene membrete oficial y no es legalmente vinculante debido a varias violaciones formales. 

Más de 300 médicos y enfermeras han sido contagiados con COVID-19.

Se afirma que en la asignación de los escasos recursos médicos la diferencia de edad entre dos pacientes en iguales circunstancias será lo que determinará si se le da prioridad o no en la atención. “Por ejemplo, cuando solo tenemos un ventilador (respiratorio) y hay dos pacientes: un paciente A de 80 años y un paciente B de 20 años. Supongamos que si paciente A recibe el ventilador vivirá 7 años más y si paciente B recibe el ventilador vivirá 65 años más”, define el documento oficial.

Para la imagen del presidente López Obrador, la guía es otro golpe, pues lleva semanas anunciando que México está bien preparado para la pandemia y que los ancianos son una prioridad de su Gobierno. 

Por su parte, el subsecretario del Ministerio de Salud, Hugo López-Gatell, aseguró que estas directrices éticas no son nada nuevo; solo se han adaptado a la pandemia de la COVID-19. “Solo se utilizará cuando se alcance el límite de capacidad y no sea posible trasladar a los pacientes a otras instalaciones”, dijo López-Gatell. 

 

Edición de esta semana
EL CORONAVIRUS, LA DEPRESIÓN Y SU EFECTO EN LA SALUD MENTAL
Por Michel Leidermann
El Latino platicó con el doctor Erick Messias, profesor en el Departamento de Psiquiatría y desde 2017, decano asociado de Asuntos de la Facultad de Medicina de la Universidad de Arkansas para Ciencias Médicas (UAMS).   / ver más /
El recuento oficial de casos en Arkansas aumentó a 6.180. El número de muertes atribuidas a covid-19 llegó a 119 el martes 26, y el gobernador Asa Hutchinson anunció la reapertura de los bares como el siguiente paso en el aflojamiento de las restricciones pandémicas del estado.   / ver más /