INFORMACIÓN COMPLETA SOBRE EL CENSO 2020
TODAS LAS PERSONAS EN ARKANSAS MERECEN SER CONTADOS, CON O SIN PAPELES
Por Michel Leidermann
16628A.jpg

TAMBIÉN BENEFICIARÁ A LOS LATINOS, AUNQUE ALGUNOS SON DIFÍCILES DE CONTAR POR VIVIR EN ZONAS RURALES Y/O TENER MIEDO DE RESPONDER

Por Michel Leidermann

Cada 10 años, el Gobierno de EE.UU. realiza un conteo a nivel nacional para identificar las características de su población incluyendo el número de personas de todas las edades y grupos que viven en el país.

Se considera un deber y la participación es exigida en el Artículo I, Sección 2 de la Constitución. El primer Censo se realizó en 1790. El Censo 2020 será el 24º en la historia del país.

De la información obtenida dependen numerosos programas y recursos para la comunidad en general. Aquellos grupos demográficos que no son contados e identificados durante el Censo, corren el riesgo de perder servicios y representación que los beneficie.

Entre estos grupos cabe destacar a los miles de personas indocumentadas que viven y trabajan en Arkansas, y que envían a sus hijos a las escuelas públicas del Estado.

La designación de "difícil de contar" indica a grupos de personas que históricamente han sido subestimados en el Censo. Los residentes con menos recuento incluyen niños menores de 5 años, personas de color, personas con limitado dominio del inglés, aquellos en comunidades rurales, los que se mudan frecuentemente, personas con discapacidades, y personas sin hogar.

Arkansas tiene altas concentraciones de personas difíciles de contar que viven en el Delta, el sur de Arkansas, el centro-norte de Arkansas y partes del condado de Pulaski

Los inmigrantes, especialmente dentro de las comunidades latinas, a menudo caen en múltiples categorías difíciles de contar debido a las barreras del idioma y la desconfianza que tienen en el gobierno.

En el pasado, los censadores ni siquiera iban a casas con nombres latinos por el supuesto de no tener papeles, pero ahora estos hogares también tienen niños que nacieron aquí y necesitan ser contados.

 

16628B.jpg

BENEFICIOS

Algunos de los programas cuyos fondos dependen de la información recabada incluyen Medicaid y ArKids First, Medicare parte B, Estampillas de comida (también conocido como SNAP), becas de educación especial (IDEA), subsidios de la Sección 8 de ayuda de vivienda para personas de bajos recursos, planes de comidas escolares gratis, y muchos más.

Obtener un recuento exacto durante el Censo de 2020, es importante para ayudar a las ciudades a recibir el máximo financiamiento federal basado en su población. Los datos del Censo se utilizan para enviar billones de dólares de fondos federales a hospitales, departamentos de bomberos, escuelas, la construcción y reparación de carreteras, obras públicas como proyectos de agua potable y eliminación de residuos, servicios de emergencia, clínicas comunitarias de salid, y muchos más servicios.

Para el Censo 2020 se proyecta que la contribución fiscal ascienda a un promedio de $3.300 por cada persona censada por cada año durante los próximos 10 años, es decir por cada persona contada, la ciudad recibe $33.000 para sus programas ciudadanos.

Y muy importante en el momento político actual, los resultados del Censo determinan el número de los escaños en la Cámara de Representantes del Congreso y que aprobarán leyes que beneficien a toda la comunidad. Los grupos demográficos que no sean contados, no serán tenidos en cuenta hasta el próximo Censo en 2030.

 

COMUNIDAD LATINA

Grupos de activistas y de apoyo a los inmigrantes están planeando eventos y acciones específicas dirigidas a aumentar la participación de todos en el conteo nacional y aclarar las inquietudes y conceptos erróneos que puedan tener sobre el Censo, ya que una vez superado el miedo y la incertidumbre nacidos de la falta de información, los inmigrantes se dan cuenta de la importancia de ser contados superando los temores de perder su vivienda, de perder su trabajo, y hasta de ser deportados.

En la comunidad latina muchas veces dos o más familias comparten la misma vivienda y temen que si responden al cuestionario, el propietario del lugar pueda desalojarlos. Lo mismo ocurre entre aquellos que viven en casas traseras o trailas y que no tienen documentos migratorios y que temen que su información sea compartida con la Migra.

Por Ley, el Título 13 del Código de Estados Unidos, la información generada no será compartida con agencias de control de inmigración como el ICE o agencias policiales como el FBI. Y tampoco permite su uso para determinar alguna elegibilidad para beneficios gubernamentales. En su Capítulo 7 (Infracciones y sanciones), Subcapítulo II, si la persona tiene más de 18 años y se niega a responder todo o parte del Censo, puede recibir una multa de hasta $100. Si da respuestas falsas, está sujeto a una multa de hasta $500.

El Censo hace preguntas sobre edad, sexo y raza además de estatus de convivencia grupal que incluyen la cantidad de personas que viven o se quedan en cada hogar. El objetivo es contar a todas las personas una sola vez y en el lugar correcto. De igual forma, la oficina del Censo nunca pedirá número de Seguro Social, dinero o donaciones.

El personal de la Oficina del Censo con acceso a dicha información está sujeto a un juramento y podría ser penalizado con una multa de $250,000 y/o hasta 5 años en prisión.

Este año, cada vivienda recibirá por correo entre el 12 y 20 de marzo, una carta invitación para responder al cuestionario, la que indicará un código que deberá usarse a partir del 1 de abril para llenar el formulario en una de tres maneras: en línea (2020Cencus.gov), por correo, o por teléfono.

Por primera vez, el gobierno ha hecho de las encuestas en Internet, por teléfono inteligente o computadora, su primer método de recolección de datos. Eso facilitará la participación de algunas personas y la dificultará para otras.

Cuando no hay respuesta por ninguna de estas tres vías al cuestionario del Censo, la Oficina del Censo intenta hacer un seguimiento enviando a un funcionario a los hogares que no respondan para recopilar la información en persona.

Para verificar si el censador que llama a su casa es un legítimo representante del Censo, verifique que tenga una credencial de identificación válida, con fotografía, una marca de agua del Departamento de Comercio y una fecha de vencimiento.

Si aún tiene preguntas sobre su identidad, puede llamar al Centro Nacional de Procesamiento (NPC) al 800-923-8282 o visite la página: ask.census.gov, para hacer preguntas.

 

16628C.jpg

PARTICIPACIÓN

Se deberá incluir a todas las personas y todos los niños y bebés que vivan en la casa lo que garantizará la asignación justa de recursos en cada municipio de residencia. Si no se reportan a todos los menores de edad entonces, los distritos escolares no saben que ese niño existe y llega el primer día del año escolar y no hay suficientes maestros, no hay suficientes libros, no hay suficientes salas de clases.

Las barreras lingüísticas y las situaciones de vida complejas como las generaciones múltiples bajo de un solo techo o niños que viven con personas que no son sus padres, suma a la deficiencia del recuento.

La gente que alquila su vivienda responde con menos frecuencia que los propietarios de casas. La gente que vive en residencias de varias unidades responde con aún menos frecuencia, y aquellos que cambian de domicilio o que de otra manera viven en circunstancias inestables, también se pierden.

Porque los datos del Censo sobre las personas más jóvenes dan una vista previa de la composición de la futura población, los Estados, gobiernos locales, negocios y organizaciones sin ánimo de lucro, se apoyan fuertemente en esos datos para establecer las prioridades de inversión y planificar programas.

Recuerde que su participación en el Censo es un derecho, pero también una obligación. Así que, si quiere ayudar a que su comunidad y su familia tengan una mejor oportunidad de vida durante los próximos 10 años, manténgase al tanto y no deje de llenar el cuestionario.    

 

 

EL CENSO 2020 ES UN CONTEO DE LA POBLACIÓN, NO DE LOS CIUDADANOS. TODOS DEBEMOS PARTICIPAR EN EL CONTEO POR NOSOTROS MISMOS, POR NUESTROS HIJOS, POR NUESTRA FAMILIA, Y POR NUESTRA COMUNIDAD.

 

Edición de esta semana
EL MUNDO NUNCA SERÁ EL MISMO
Nunca he sido testigo de algo así en EE.UU., y es difícil comprender qué está sucediendo con el cierre de ciudades enteras. La velocidad a la que esto ha sucedido es asombrosa. Pasamos de una economía en auge que estaba creciendo bien, a una recesión en dos semanas.   / ver más /
El gobernador, Asa Hutchinson, informó que el número de casos confirmados en Arkansas ha aumentado a 523 con 8 muertes hasta el martes 31 al mediodía.   / ver más /
Michel Leidermann
comentario
par Michel Leidermann
Donald Trump ahora llama al Covid-19 el "virus chino". Pero es claro que el racismo y el culpar a otras personas por sus propios fracasos son las características definitorias de su presidencia.   / ver más /