EL EXFISCAL ESPECIAL AFIRMA QUE TRUMP NO FUE EXONERADO Y PODRÍA SER ACUSADO DE UN CRIMEN AL DEJAR LA PRESIDENCIA
ROBERT MUELLER NO PRECISA SI EL PRESIDENTE DEBERÍA SER ACUSADO EN TESTIMONIO ANTE EL CONGRESO 
15827A.jpg

El fiscal especial de la trama rusa, Robert Mueller, dejó claro, ante los miembros de los comités Judicial y de Inteligencia de la Cámara de Representantes, que el presidente Donald Trump no fue exonerado en su investigación sobre actos que presuntamente cometió, particularmente obstrucción de la justicia y que podría ser acusado de un delito cuando deje la Casa Blanca.

Mueller reafirmó el miércoles 24 en que no pudo acusar a Donald Trump de ningún delito por la doctrina jurídica estadounidense —según la cual un presidente no puede ser procesado mientras ocupa el cargo—, pero insistió en que el mandatario “no está exculpado” de presunta obstrucción a la justicia.

La esperada declaración dejó muchos insatisfechos: los demócratas, que no lograron arrancarle nada más concluyente que los contenía su informe de casi 500 páginas, y los republicanos, que no resistieron la declaración de que no hay exoneración; y el propio Mueller, de 74 años, un veterano de Vietnam, exdirector del FBI y muy respetado en Washington, llegó a mostrarse vacilante y turbado ante la tensión ante la presión de los legisladores.

La investigación de Mueller exploró durante dos años la injerencia electoral de Moscú en las elecciones presidenciales de 2016 y la posible avenencia de Trump y su entorno en esta ocultación, que buscaba favorecer su victoria, y abordaba además un posible delito posterior de obstrucción a la justicia por parte del presidente, por tratar de torpedear precisamente estas pesquisas.

El informe final hecho público en abril confirmaba la interferencia rusa, pero no hallaba conspiración con los estadounidenses, y —lo más controvertido— dejaba sin concluir el asunto de la obstrucción.

Mueller alegó que imputar a Trump “no era una opción” por las limitaciones jurídicas, pero no le exoneraba, y describía una decena de episodios en los que el mandatario trató de influir, como cuando despidió al director del FBI James Comey, o quiso hacer lo mismo con el propio fiscal especial.

Durante casi siete horas con pocos recesos, todo fue jugar al ratón y al gato, tanto republicanos como demócratas trataron de hacerle hablar más allá de los descrito en su informe de 448 páginas y el fiscal logró mantenerse firme en el escrito. Hubo un momento en que el fiscal dio a entender que, si no le acusó, fue solo por esa limitación jurídica, pero más tarde se desdijo.

Las audiencias de los comités del Congreso suelen llamarse coloquialmente ‘grill’, algo que se entiende como colocar carnes en la parrilla, unas veces más al rojo vivo que otras. Los interrogatorios son largos, minuciosos, rápidos, agresivos.

El llamado a testificar puede pasar horas respondiendo preguntas bajo juramento, así que una inexactitud no se considera una mera equivocación, sino puede convertirse en delito. 

 

Edición de esta semana
¿ES EL DÍA DE LA RAZA MOTIVO DE FESTEJO O DE CRÍTICA?
El “Día de la Raza”, es el nombre que reciben en la mayoría de los países latinoamericanos las fiestas del 12 de octubre, en conmemoración del descubrimiento de un nuevo mundo por la expedición de Cristóbal Colón.   / ver más /
La Feria Estatal de Arkansas es un evento anual orientado a la familia que ofrece una variedad de oportunidades de entretenimiento y educación para todas las edades en un ambiente seguro y limpio. La feria muestra Arkansas con un enfoque en su agricultura, ganadería, artes y tecnología y promueve el desarrollo juvenil.   / ver más /
Michel Leidermann
comentario
par Michel Leidermann
Ese fue el consenso de los cuatro panelistas el sábado 14 en la Exposición Anual organizada por el diario Arkansas Democrat Gazette. Predijeron que, tal como están las cosas hoy, y con la advertencia de que pueden pasar muchas cosas entre ahora y noviembre 2020, Trump ganará la carrera presidencial del próximo año.   / ver más /