LA GUERRA DEL FÚTBOL: HONDURAS VS. EL SALVADOR
EL PARTIDO QUE ESTALLÓ UN CONFLICTO QUE DEJÓ MÁS DE 3.000 MUERTOS HACE 50 AÑOS
15817A.jpg

En 1969, durante cuatro días, El Salvador y Honduras se enfrentaron en un conflicto que dejó miles de personas muertas y muchas más desplazadas. Y se llamó “La Guerra del Fútbol”.

Tras 90 minutos en el estadio Azteca de Ciudad de México, el partido iba 2-2. Era el tercer encuentro entre Honduras y El Salvador en menos de tres semanas. Ambas selecciones se disputaban un cupo para el Mundial de México 70. Ninguna de las dos había estado jamás en un Mundial.

Honduras había ganado el primer partido 1-0 en Tegucigalpa. El Salvador había ganado el partido de vuelta, 3-0 y de local. Brotes de violencia se habían reportado en ambos partidos.

El Salvador ganó el tercer partido definitivo 3-2. Así las cosas, el empate en goles, obligaba a jugar dos tiempos extras. Y en el minuto 11 del primer período suplementario, Mauricio “Pipo” Rodríguez, un delantero salvadoreño, convirtió el gol de la victoria en el arco que protegía Jaime Varela. A las tres semanas, ambos países estaban en guerra.

El Salvador, que es el país más pequeño de Centroamérica, tenía una población cercana a los 3 millones de habitantes en 1969. La mayor parte del país estaba controlado por terratenientes ricos que había dejado poco espacio para los campesinos pobres.

Honduras, por su parte, también dominado por una élite similar, tiene cinco veces el tamaño de El Salvador y en ese momento apenas contaba con 2,3 millones de habitantes.

Debido a esto, durante gran parte del siglo XX, miles de salvadoreños se habían mudado a Honduras con la idea de aprovechar esa tierra disponible y también para trabajar en compañías estadounidenses que operaban en el país. Cerca de 300.000 salvadoreños estaban viviendo en Honduras en el momento en que comenzó el conflicto.

La élite salvadoreña había promovido la migración masiva, para así aliviar la presión sobre la posesión de la tierra y los llamados para hacer una redistribución de la misma.

Pero a su vez, los migrantes salvadoreños habían creado un gran resentimiento entre los campesinos hondureños, que a su vez libraban una batalla similare por la tierra contra la élite de su país.

En medio de esta situación, el gobierno de Honduras aprobó una reforma agraria para evitar más tensiones. El problema fue que esa ley se enfocó en las tierras que tenían los migrantes y no en la tierra que poseían los terratenientes y las compañías estadounidenses. El presidente hondureño, Oswaldo López Arellano, comenzó a deportar a los salvadoreños que habitaban su país.

Entonces miles de salvadoreños abandonaron Honduras y el gobierno de El Salvador luchó para hacer frente al flujo masivo de migrantes que habían retornado a su país.

Además de esto, existía una disputa limítrofe en una zona conocida como el golfo de Fonseca, un pequeño sector de agua en la costa del Océano Pacífico que comparten Honduras, El Salvador y Nicaragua.

A su vez, el gobierno del presidente salvadoreño Fidel Sánchez intentaba lidiar con el regreso masivo de los migrantes, mientras la supremacía terrateniente comenzaba a presionar para que se tomaran acciones militares.

Y fue en medio de esas tensiones cuando se disputaron aquellos tres partidos de fútbol.

El 27 de junio, mientras los jugadores se preparaban para el partido decisivo, El Salvador rompió relaciones diplomáticas con Honduras.

El ministro del Interior salvadoreño, Francisco José Guerrero, dijo que cerca de 12.000 salvadoreños habían dejado Honduras después del segundo partido debido a “una persecución, proveniente de un partido entre ambas selecciones”.

Tras el partido, las escaramuzas fronterizas se intensificaron. El 14 de julio, El Salvador ordenó a sus fuerzas militares invadir Honduras y lanzó una ofensiva aérea.

La Organización de Estados Americanos (OEA), logró que ambos países llegaran a un cese al fuego el 18 de julio, después de que 3.000 personas murieran, la mayoría de ellos civiles hondureños. Después de una fuerte presión internacional, El Salvador retiró sus tropas en agosto.

Pero el resentimiento no terminó ahí. Durante décadas no hubo intercambio comercial entre ambos países y la frontera se clausuró. 

Desde entonces, las tensiones entre Honduras y El Salvador han perdurado. 

 

Edición de esta semana
Cada 21 De Septiembre Se Celebra El Día Internacional De La Paz
La Asamblea General de las Naciones Unidas estableció el Día Internacional de la Paz en 1981. Dos décadas más tarde, en 2001, la Asamblea General decidió por unanimidad designar este Día jornada de no violencia y alto el fuego.   / ver más /
El alcalde de Little Rock Frank Scott Jr. y el distrito escolar anunciaron que distribuirán miles de puntos de acceso WiFi a los alumnos necesitados en Little Rock para garantizar que puedan participar en el aprendizaje digital este año escolar.   / ver más /
Por Michel Leidermann El gobernador Hutchinson anunció que Arkansas participará en una extensión a la respuesta a la pandemia que permite que los alumnos de las escuelas públicas de Arkansas reciban comidas escolares gratuitas hasta fines de diciembre. Incluso aquellos que no califiquen para las comidas gratuitas podrán recibirlas a través del programa que reembolsará los gastos del estado.    / ver más /
Michel Leidermann
comentario
par Michel Leidermann
La Convención del partido republicano, el de Trump, fue una perorata de cuatro días sobre los peligros inminentes del socialismo. Socialismo ha sido la palabra para infundir miedo que el Partido Republicano ha utilizado desde la década de 1930.   / ver más /