FUERTES TERREMOTOS DESATAN EL PÁNICO ENTRE LOS POBLADORES DE CALIFORNIA
ES DIFÍCIL PREDECIR EL MOMENTO EXACTO EN QUE OCURRIRÁN LOS TERREMOTOS O CUÁL SERÁ SU MAGNITUD
15774A.jpg

Los recientes sismos de 6,4 y 7,1 grados Richter, mantienen en alerta a los californianos ante las constantes réplicas y la amenaza del gran terremoto que podría suceder causado por la falla de San Andrés que cruza toda California, más al oeste, lo que podría causar un daño significativamente mayor.

Después de años sin registrar sismos de gran intensidad, California permanece en alerta tras el terremoto de 7,1 grados registrado el viernes 5 que remeció la zona durante al menos 40 segundos, ocurrido solo un día después de un sismo de 6,4 grados el jueves 4. 

El último movimiento telúrico es el más fuerte de los últimos 20 años y mantiene en vilo a los californianos ante el temor al “Big One”, el amenazante y eventual gran sismo que se generaría en la falla de San Andrés.

El epicentro del terremoto registrado el viernes en la noche, fue a 18 kilómetros de Ridgecrest, ciudad de 30.000 habitantes ubicada en una zona rural en el desierto de Mojave donde hay una base militar de la Armada, la Naval Air Weapons Station China Lake, donde se prueban bombas y misiles, tras liberar 11 veces más energía que el sismo de 10 segundos del día anterior.

La policía de Ridgecrest, confirmó que no hubo víctimas fatales pero muchos californianos han preferido 

Los fuertes sismos provocaron fugas de gas que iniciaron varios incendios, desprendimientos de rocas en las carreteras y daños infraestructurales. Además, se registraron interrupciones en el servicio de agua potable, electricidad y comunicaciones.

Ante esto, el gobernador de California, Gavin Newsom, publicó un comunicado dirigido al presidente Donald Trump para solicitar la declaración de emergencia en California y así obtener asistencia federal inmediata en las zonas afectadas.

Los dos terremotos que golpearon al sur de California, tuvieron lugar en un sistema fallas telúricas denominada “Eastern California Shear Zone” (ECSZ), muy similar, pero de menor escala a la temida falla de San Andrés, el cruce de placas tectónicas del Pacífico y de América que recorre California y que hace del estado una zona sísmica.

A la luz de los recientes sismos, los investigadores del Servicio Geológico de Estados Unidos (USGS) reiteran que hay un 70% de probabilidad de que un sismo de magnitud 6,7 o superior afecte el área de la Bahía de San Francisco a lo largo de la zona de falla de San Andrés antes de 2030.

Las fallas ocurren cuando las rocas en ambos lados de las placas tectónicas se empujan o se deslizan una sobre la otra, desplazando la corteza terrestre. Aunque el movimiento generalmente es imperceptible, las rocas continúan empujando, pero se atascan en los bordes de la otra. La presión se acumula hasta que la tensión supera la fricción, creando una liberación repentina de energía que envía ondas sísmicas a través del suelo, llamadas terremotos.

La zona de la falla de San Andrés se extiende 1.300 kilómetros entre la placa tectónica del Pacífico hacia el oeste y la placa norteamericana hacia el este. Aquí, las placas se oprimen unas sobre otras horizontalmente a un ritmo de aproximadamente 5,1 centímetros por año, y el ligero movimiento puede causar algunos temblores 

La zona de falla no es una sola línea, sino un sistema de fallas que serpentea a lo largo de California, incluyendo áreas densamente pobladas como los condados de Los Ángeles y San Bernardino.

El último gran terremoto que se produjo a lo largo de la zona de la falla de San Andrés fue en 1906, cuando un sismo de magnitud 7,9 y un incendio subsiguiente arrasaron partes de San Francisco y mataron a 3.000 personas, siendo el más mortal en la historia de EE.UU..

Pero pasar más de 100 años sin una actividad sísmica importante a lo largo de la zona de falla es una anomalía, dicen los geólogos, y podría presagiar un gran terremoto a lo largo de la falla.

Aunque es difícil predecir el momento exacto en que ocurrirán los terremotos o cuál será su magnitud, los investigadores urgen a residentes y funcionarios locales a prepararse ahora y adaptar las estructuras para resistir la fuerza sísmica antes del próximo sismo importante — o del gran terremoto.

Debido a esto, desde el terremoto Northridge en 1994, que dejó 54 muertos, las autoridades dieron prioridad a la preparación sísmica. Desde 2008 se realiza un “gran simulacro anual” en toda California, denominado “Great ShakeOut”. Terremotos dañinos pueden ocurrir incluso si son de magnitud 6, pero la construcción de edificios y otras infraestructuras resistentes a terremotos junto con la respuesta ante emergencias, ayudarían a mitigar los posibles daños. 

 

Edición de esta semana
INAUGURAN CENTRO DE SERVICIOS HISPANOS “EL PUENTE” EN SEARCY
Por Michel Leidermann
El martes 6 de agosto se inauguró oficialmente El Puente Hispanic Services Center, una organización sin fines de lucro 501 (c) (3). El centro trabaja para mejorar la calidad de vida de las personas y familias latinas que viven en el área de Searcy, Arkansas.    / ver más /
La junta de fideicomisarios del Arkansas Arts Center acordó el martes 13 contratar a su próximo director ejecutivo, seleccionando a la directora del Museo de Arte de El Paso, Victoria Ramírez.   / ver más /
El gobernador de Arkansas, Asa Hutchison dijo el martes 6 mientras hablaba ante la Asociación de Sheriffs de Arkansas, que quiere que los crímenes de odio sean procesados ​​como tales en el estado.   / ver más /
Michel Leidermann
comentario
par Michel Leidermann
Las carnicerías sin sentido en El Paso y Dayton, deberían motivar a todos los estadounidenses a decidir cómo evitar estas matanzas.   / ver más /