LO QUE OTROS QUIEREN QUE SEAMOS

Lamentablemente, demasiadas veces hemos tenido que oír hablar del acoso escolar y de otras terribles consecuencias, entre ellas el suicidio en edades tempranas. Pero ¿cuántas de esas veces la tragedia ha venido de la mano de la inmisericorde presión social contra determinados rasgos individuales?

En vista de que los seres humanos necesitamos pertenecer a la tribu, en ocasiones aceptamos planteamientos preconcebidos. Esta fase de la vida la podemos denominar como el “huracán de presión social”. Y es que dentro del ciclón hay un vacío del ser y se pierde el sello de la autenticidad. Hay una necesidad de validación social por parte de la tribu. Pero es evidente que, si ponemos en primer lugar el “qué dirán”, los deseos y motivaciones de los demás por encima de nuestra propia esencia, disolveremos nuestra identidad.

Esta etapa, que se acentúa en la adolescencia, es verdaderamente compleja, porque nos encontramos perdidos entre pensamientos propios y ajenos. Todo esto, unido a al desarrollo hormonal y al crecimiento de la autonomía, es casi como lanzarse contra una muralla medieval.

Un estudio realizado por el Instituto Nacional de Abuso de Alcohol y Alcoholismo de Estados Unidos, aplicado a jóvenes de entre 7º y 8º grados de California, concluyó que los estudiantes latinos fueron los que más reportaron haber probado el alcohol, los cigarrillos o la marihuana, seguidos de los afroamericanos, los caucásicos y los asiáticos.

¿? Al parecer, los jóvenes latinos se sienten mucho más influenciados por la presión social, en contraste ¿cualquier otro grupo étnico. Por lo visto, la mayoría de estos jóvenes no sabía decir que “no”.

Hablamos de adolescencia, pero muchas personas, a edades ya considerables, siguen sin enfrentarse a la presión social de su entorno. Y es que una relación calidad y sólida entre dos personas no puede depender de un mero “no”. Debemos aprender a negarnos, pero también acostumbrarnos a aceptar esa respuesta por parte de otros.

Somos seres sociales, y como tal necesitamos saber que pertenecemos a una comunidad, a una tribu. La gran separación es hasta qué punto dejamos que nuestra identidad se diluya en la búsqueda del sentido de pertenencia.

Aunque tengas la ilusión de ser libre, pregúntate qué harías si no tuvieses miedo al rechazo, al fracaso, al qué dirán. 

 

Edición de esta semana
LEYES EN ARKANSAS SANCIONAN Y SUSPENDEN LICENCIAS DE VEHÍCULOS NO ASEGURADOS
Arkansas puso en efecto dos instrumentos legales para abordar el problema de aproximadamente 400,000 vehículos que circulan sin seguro automotriz estableciendo un sistema de verificación de seguro instantáneo y multas automáticas de $100.   / ver más /
Aunque la participación de los votantes latinos en las elecciones estadounidenses aún no alcanza el 50%, su tendencia sigue en aumento y sus voces podrían tener un enorme peso en las decisiones políticas del país.   / ver más /
Michel Leidermann
comentario
par Michel Leidermann
Nosotros estamos habituados a suponer que todos los latinos son demócratas. Pero, quienes suponen esto se equivocan, ¡también hay latinos republicanos!   / ver más /