TRUMP DE ESPALDA AL MURO
Por Michel Leidermann

La exigencia de dinero para el muro fronterizo no tiene nada que ver con la seguridad nacional. Su insistencia está ligada a una promesa electoral que Trump considera vital para su reelección en 2020.

Mientras tanto, los 800,000 empleados federales trabajaron con la promesa de un pago posterior y los mientras los millones de todos sus familiares, fueron rehenes de la demanda de Trump de obtener $5,700 millones para construir la barrera fronteriza y de la negativa demócrata de otorgarlos en el presupuesto nacional.

La promesa de Trump de construir un muro que iba a ser pagado por México para detener la inmigración y lasa drogas, solo sirvió para capturar la fantasía del electorado nacionalista y anti inmigrante.

Pero es nada más que eso, una fantasía. Levantar un muro en la frontera no detendrá el ingreso de los indocumentados y muchos menos será pagado por México.

Trump en su afán de mostrarse triunfador lo único que hace es embrollar la realidad con la ficción. Desde su cuenta Twitter asegura que México ya está pagando por el muro a través del nuevo pacto regional, USMCA, que ni siquiera está en vigencia y debe ser aprobado primero por los congresos y que ha hecho “mucho trabajo” gracias al cual ya avanzó la construcción del muro. 

En realidad, las 700 millas existentes de vallas fronteriza se construyeron hace años y con fondos aprobados en 2006. Esa asignación de fondos iba a abrir la puerta para una reforma migratoria integral que nunca prosperó.

Pero si México ya está pagando por el muro como dice Trump, ¿por qué los billones que pide son tan importantes como para cerrar el gobierno federal?

No hay una negativa demócrata a dar dinero para reforzar la seguridad fronteriza, sí la hay para el capricho del muro.

La mayoría de los votantes estadounidenses no estaban a favor del muro cuando Trump fue electo, como tampoco lo están ahora.

Sin darse cuenta Trump literalmente está de espalda al muro.

 

DESCONFIANZA EN EL GOBIERNO

Mi esperanza para nuestra nación en 2019, es el restablecimiento de la confianza en el gobierno. Los ideales expresados ​​en el preámbulo y la propia Constitución por los padres fundadores de la patria, están bajo ataque. Las entidades que establecen y garantizan la autoridad de la ley se ven disminuidas por los ataques a su credibilidad. Esto está ocurriendo en los niveles más altos del gobierno.

El problema es que las buenas relaciones se basan en la confianza. Cuando la confianza se pierde, las relaciones se debilitan y mueren. ¿Cuánto tiempo puede sobrevivir esta nación si ya no tenemos fe en las instituciones que son el motor que nos mantiene funcionando? 

El Congreso y el sistema de justicia están bajo ataque y nuestras agencias de seguridad están disminuidas. Incluso la libertad de prensa se cuestiona cuando se presentan hechos como noticias falsas y se acusa a las organizaciones de noticias de ser el enemigo del pueblo.

¿Es que nuestra división partidista significa que nunca habrá armonía? La mayoría de nuestros funcionarios electos son calculadores y no ponen el interés nacional por delante del interés político personal y de su reelección.

Los padres fundadores también proporcionaron una solución para eso. Se llama votar. Restaurar la confianza significa que cada estadounidense asume la responsabilidad de educarse sobre los problemas vigentes, y VOTAR. El no hacerlo asegura la continuación de la desconfianza y la decadencia del gran experimento de nuestra república democrática. 

 

Edición de esta semana
GOBERNADOR FIRMA LEYES QUE PERMITEN LICENCIAS DE ENFERMERÍA Y MATRICULA UNIVERSITARIA ESTATAL A BENEFICIARIOS DE DACA 
Por Michel Leidermann
La legislatura de Arkansas finalmente aprobó dos proyectos de ley que benefician a jóvenes DACA (Acción Diferida para los Llegados en la Infancia) y el miércoles 10 el gobernador de Arkansas, Asa Hutchinson, las firmó para entrar en vigencia de inmediato en todo el Estado.   / ver más /
Por Michel Leidermann El gobernador republicano de Arkansas, Asa Hutchinson, dijo a reporteros el miércoles 10, que planeaba firmar un proyecto de ley del Senado SB411 contra el estado de “ciudad santuario” y aprobado por los legisladores el último día de la sesión legislativa, a pesar de su preocupación de que una disposición dentro de la ley podría conducir al más perfilamiento racial.   / ver más /
Michel Leidermann
comentario
par Michel Leidermann
El proyecto de ley SB 411 de Arkansas contra las “ciudades santuario”, es un ataque dirigido principalmente a Little Rock, que no es una ciudad santuario. Fue aprobado por la legislatura republicana de Arkansas y promulgada por el gobernador Asa Hutchinson   / ver más /