¿PORQUÉ ESTADOS UNIDOS?
Por Michel Leidermann

Las estimaciones sugieren que hay entre 11 y 13 millones de ciudadanos mexicanos que viven ilegalmente actualmente en los Estados Unidos. Millones más emigraron anteriormente y ahora son ciudadanos.

Una encuesta reciente reveló que a un tercio de los mexicanos (34%) les gustaría emigrar a los Estados Unidos. Como México tiene una población de alrededor de 130 millones, eso equivale a unos 44 millones de inmigrantes potenciales.

Tal emigración masiva no tiene sentido.

Primero, México es un país naturalmente rico. México también es uno de los destinos turísticos más populares del mundo y gana miles de millones en divisas de los visitantes. Disfruta de un clima templado y tiene millones de acres de tierras de cultivo fértiles y una larga costa. Además de estar ubicado estratégicamente entre América del Norte y América del Sur, México tiene puertos en ambos océanos Atlántico y Pacífico. Su densidad de población es relativamente mediana.

Entonces, ¿por qué millones de mexicanos dejarían su tierra natal y potencialmente arriesgarían sus vidas para encontrar una cultura y un idioma extraños?

México nunca ha adoptado completamente la economía de libre mercado, la libertad de expresión constitucional, el debido proceso, la equidad de género, los derechos de propiedad privada, una prensa autónoma, la transparencia del gobierno, un poder judicial independiente y la diversidad y tolerancia religiosas.

En la medida en que México pueda avanzar hacia estos objetivos, su población se estabilizará y se hará más rica, y también tendrá menos probabilidades de emigrar.

Tal vez es por eso que millones de personas empobrecidas de México han dejado sus hogares con la expectativa de que serán tratados mejor como extranjeros que no hablan inglés en una tierra extraña, de lo que hace su propio gobierno.

Después de todo, el gobierno mexicano se apresura a criticar a los Estados Unidos, pero rara vez es introspectivo. No explica por qué sus propios ciudadanos desean huir del país donde nacieron, o por qué están ansiosos por ingresar a un país que a menudo es ridiculizado por la prensa y el gobierno mexicanos.

México aparentemente no cuida a sus propios ciudadanos. Pero una vez que llegan a los Estados Unidos, México se convierte en un defensor de su bienestar. No es de extrañar: los expatriados mexicanos envían alrededor de $30 mil millones al año en remesas.

Al parecer, nadie en México desea admitir que a los mexicanos realmente les gustan los Estados Unidos, al parecer mucho más que su propia patria.

 

TRUMP QUIERE UN MONUMENTO 

Cualquiera que haya seguido el camino de Trump exigiendo el muro fronterizo para la seguridad nacional, debería saber ahora que no tiene motivos altruistas en absoluto. Simplemente analizando sus entrevistas y discursos, uno ve rápidamente que está gobernado por el ego y las auto-grandiosidades. Se trata de dinero, poder y reconocimiento de nombres. Un verdadero megalómano.

En Washington D.C. George Washington tiene su obelisco, Abraham Lincoln tiene su monumento y Trump pretende erigir un monumento público celebrando su grandeza. Por supuesto, tiene que ser más grande y mejor que cualquier otro monumento que haya. ¿Qué mejor que un muro de 2,000 millas de largo que se puede ver desde el espacio? 

 

Edición de esta semana
EL CORONAVIRUS, LA DEPRESIÓN Y SU EFECTO EN LA SALUD MENTAL
Por Michel Leidermann
El Latino platicó con el doctor Erick Messias, profesor en el Departamento de Psiquiatría y desde 2017, decano asociado de Asuntos de la Facultad de Medicina de la Universidad de Arkansas para Ciencias Médicas (UAMS).   / ver más /
El recuento oficial de casos en Arkansas aumentó a 6.180. El número de muertes atribuidas a covid-19 llegó a 119 el martes 26, y el gobernador Asa Hutchinson anunció la reapertura de los bares como el siguiente paso en el aflojamiento de las restricciones pandémicas del estado.   / ver más /