“#METOO”
Por Michel Leidermann

Desde que estallara de forma viral un movimiento conocido por la etiqueta #MeToo que rompió la cultura del silencio ante el acoso sexual, no han cesado los debates y las reacciones y a la transformación del hashtag en el símbolo de la denuncia global contra los casos de violencia sexual. 

Fue el día 15 de octubre de 2017, cuando la actriz Alyssa Milano publicó el emblemático tuit que daría nombre al movimiento: “Si todas las mujeres que han sido acosadas o agredidas sexualmente escribieran un tuit con las palabras ‘me too’ (yo también), podríamos mostrar a la gente la magnitud del problema”. 

A partir de ese momento, Internet se convirtió en el lugar donde millones de mujeres del mundo entero comparten sus experiencias, rompiendo con la cultura del silencio que velaba una realidad omnipresente, pero sepultada bajo la coartada del pudor de la víctima y la doble condena: cuando se atrevían a hablar, no se las creía o, peor, se las culpabilizaba por lo sucedido.

Desde el “#MeToo” estadounidense al “#AbortoLegalYa” de Argentina o “#Cuéntalo” de España, se han ido sucediendo numerosos movimientos feministas que utilizan el poder de las redes para crear un punto de fusión para mujeres de todo origen y condición. 

El feminismo 4.0 o la Cuarta Ola se inserta así en los nuevos tipos de movilización social que aprovechan la estructura comunicativa de Internet para compartir experiencias, mensajes y palabras de ánimo entre todas las mujeres que, habiendo decidido hablar, fueron cuestionadas. 

Ahí radica el profundo cambio social que se ha producido gracias al #MeToo: que la indispensable presunción de inocencia del acusado deje de convertirse en humillación y presunción de culpabilidad para la mujer denunciante.

#MeToo representa la reacción de las mujeres ante las injusticias que desgraciadamente padecen y que han decidido compartir en voz alta. Sabemos que casi 4 de cada 10 mujeres experimentan violencia física o sexual a lo largo de su vida. 

Sin menoscabo alguno de la importancia del derecho al juicio justo y la presunción de inocencia, feministas como la escritora canadiense Margaret Atwood, han señalado algo importante: “Con demasiada frecuencia, las mujeres y otros denunciantes de abuso sexual no pudieron obtener una audiencia imparcial a través de las instituciones, incluidas las estructuras corporativas, por lo que utilizaron una nueva herramienta: Internet”. 

Es esa herramienta la que también nos brinda respuestas en un momento en el que la lucha por los derechos civiles es intensa. Las mujeres se han empoderado para defender con voz propia su libertad y dignidad. Ese es el legado de #MeToo.

 

TRUMP GANÓ EN NOVIEMBRE 

Si bien noviembre 6 no fue una victoria completa para los republicanos, tampoco hubo la gran oleada azul (demócrata) que se anticipaba. Se suponía que las elecciones de medio término serían muy malas para el Partido Republicano, pero no sucedió. 

Los republicanos superaron las probabilidades estimadas, mientras los demócratas quedaron decepcionados.

El análisis es claro: los votantes tuvieron la oportunidad de repudiar a Trump y no lo hicieron.

Los demócratas pensaron que los aspectos negativos y las mentiras de Trump serían suficientes para llevarlos a una gran victoria. Los resultados del 6 de noviembre muestran que está claro que necesitan un plan diferente y preciso si quieren ganar en las elecciones presidenciales de 2020.

Lo que los resultados dicen sobre los republicanos y el país no está claro. Pero para efectos prácticos Trump es un ganador pues no recibió el repudio mayoritario. 

 

Edición de esta semana
LOS ASOMBROSOS PECES DE TANIA PÓO
Por Michel Leidermann
Al visitar el sábado 11 en el Jardín Bernice de Little Rock el evento de “Tacos y Tianguis” organizado por El Zócalo, Centro de Recursos para Inmigrantes, me encontré con la agradable sorpresa de descubrir un tipo de arte en papel que yo desconocía hasta la fecha. Otros asistentes también decían ¡Qué padre…! al admirar los hermosos peces de color que no parecen hechos de papel.   / ver más /
La idea de celebrar el Día del Padre se originó en 1909, cuando una mujer, Sonora Louise Smart, nacida en Jenny Lind, condado de Sebastian, Arkansas en 1882, propuso la idea. Ella quería homenajear a su papá, William Jackson Smart, quien sirvió como sargento en el regimiento de artillería de Arkansas (Union’s First Arkansas Light Artillery) durante la Guerra Civil. La familia se trasladó posteriormente en 1887 cerca de Spokane, Estado de Washington.   / ver más /
A medida que Arkansas sufre inundaciones y daños históricos, la Procuradora General, Leslie Rutledge, advierte a los residentes que tengan cuidado con los estafadores de seguros contra inundaciones que intentarán robarle su dinero en medio del caos.    / ver más /
Michel Leidermann
comentario
par Michel Leidermann
Los profesionales médicos de Arkansas y todo el país están de acuerdo en que nos enfrentamos a una enorme escasez de médicos y enfermeras. Por lo general, las enfermeras son la primera persona que un paciente ve, la persona que ordenará sus medicamentos a la farmacia, la persona que lo “seguirá” cuando el tratamiento esté completo.   / ver más /