INVESTIGACIÓN PERIODÍSTICA REVELA EL HALLAZGO DE CASI 2,000 FOSAS CLANDESTINAS EN MÉXICO
MUCHOS DE LOS HALLAZGOS DE FOSAS HAN SIDO POSIBLES GRACIAS A UNA ARDUA LA LABOR DE INVESTIGACIÓN POR PARTE DE LAS FAMILIAS
14984A.jpg

Una investigación realizada por un equipo de periodistas independientes revela que entre los años 2006 y 2016 se encontraron en México cerca de 2,000 fosas clandestinas para ocultar los cadáveres de sus víctimas, llenas de osamentas y cadáveres, a un ritmo de vértigo: una fosa cada dos días, en uno de cada siete municipios del país.

Según la investigación, titulada “El país de las 2,000 fosas” y publicada por varios medios en forma simultánea, “las inhumaciones ilegales se convirtieron en uno de los sellos de agua de las presidencias de Felipe Calderón y Enrique Peña Nieto, al grado de que en uno de cada siete municipios mexicanos personas criminales cavaron hoyos en la tierra para ocultar los cadáveres y, en algunos casos, también quemarlos.

La investigación, hecha a partir de 200 solicitudes de acceso a la información a las autoridades de cada uno de los 32 estados del país, permite conocer los municipios donde el crimen organizado tiene capacidad de asesinar personas y hacer fosas para desaparecerlas; permite ver nuevas formas de operación y de gobierno donde la gente no se atreve a denunciar.

Realizado por Alejandra Guillén, Mago Torres y Marcela Turati, el trabajo, que tomó 18 meses y a medio camino encontró respaldo financiero y editorial de Quinto Elemento Lab, permitió hacer un mapeo de las fosas clandestinas en México, que muestra que el fenómeno se ha extendido por todo el país. En por lo menos 372 de los 2,458 municipios de México hubo personas que desaparecieron a sus víctimas de esta manera. 

De las 32 entidades territoriales consultadas, 24 dieron información sobre las fosas encontradas entre 2006 y 2016, lo que permitió establecer un gran total de 1,978 entierros clandestinos, cifra que supera por mucho la información suministrada por el gobierno mexicano hasta el día de hoy. Aún así, según las autoras del estudio, la cifra no es completa.

Cotejando toda la información pública existente sobre el tema, las investigadoras llegaron a la conclusión de que no todos los estados reconocen sus fosas (siete de ellos informaron no haber encontrado fosas a pesar de que diferentes informes de la Comisión Nacional de Derechos Humanos, de la Procuraduría General de la República, PGR, o de la prensa indican lo contrario).

A eso habría que agregar, según la investigación, que hay zonas de muy difícil acceso, por su ubicación y por el control que mantienen los grupos criminales, donde es muy posible que exista un importante número de fosas. 

La sistematización de los datos oficiales obtenidos en la investigación revela, según los autores, que los municipios donde más muertos se han encontrado en este periodo son Veracruz, con 125 entierros en los que se exhumaron 222 cuerpos 293 cráneos y 157 restos óseos, y San Fernando, a hora y media de la frontera con Texas, en Tamaulipas, donde se registraron 139 fosas con 190 cuerpos y restos óseos.

Según la investigación, muchos de los hallazgos de fosas han sido posibles gracias a una ardua la labor de investigación por parte de las familias. Pero ese esfuerzo tiene una pobre recompensa. A pesar de que han encontrado, una tras de otra, un gran número de fosas, el gobierno pocas veces ha hecho la labor de identificar los restos que ahí se encontraban.

“La identificación de cadáveres”, dice el informe “se dificulta mucho cuando se cometieron errores durante el desentierro, como en Durango en 2011, donde los cuerpos fueron extraídos con trascabo que los destrozaron. O cuando los restos fueron quemados, incinerados o disueltos usando ácidos o métodos alcalinos. Como en Veracruz, donde hay seis puntos con al menos 18, 680 restos óseos y sólo dos personas identificadas, según la respuesta a nuestras solicitudes”.

En 18 de los 24 estados hay registro de fosas en los municipios de las ciudades capitales. Estos son: Aguascalientes, Baja California Sur, Coahuila, Colima, Chihuahua, Durango, Guerrero, Jalisco, Morelos, Nayarit, Nuevo León, Oaxaca, San Luis Potosí, Sinaloa, Sonora, Tlaxcala, Quintana Roo y Zacatecas. 

 

Edición de esta semana
ASOCIACIÓN DE ESTUDIANTES HISPANOS DE DERECHO DE LITTLE ROCK CELEBRÓ SU BANQUETE ANUAL
La Asociación de Estudiantes Hispanos de Derecho (HLSA) de la Facultad de Derecho William H. Bowen de la UA-Little Rock celebró su banquete anual de premiación el pasado sábado 2 en el Club 27 de Little Rock.   / ver más /
La Universidad de Arkansas - Little Rock presenta serie de debates y películas, sobre la inmigración en los EE.UU. del 7 de marzo al 16 de abril.   / ver más /
Michel Leidermann
comentario
par Michel Leidermann
En los últimos años, la vacunación infantil se ha convertido en un tema de debate nacional, que también se ha convertido en una preocupación importante en Arkansas. Arkansas es uno de los 18 estados que permite exenciones tanto religiosas como creencias personales, de vacunación escolar Estas exenciones de vacunación no-médicas son peligrosas para los niños no vacunados, los que dependen de la inmunidad de grupo y la salud del público en general. Por estas razones, creo que las exenciones de vacunación no-médicas deben ser ilegales.   / ver más /