EL PRIMER GRAN TORNEO DEL FÚTBOL: FINAL DE LA COPA FA, EL 16 DE MARZO DE 1872
ARCOS SIN REDES Y EQUIPOS CON 7 DELANTEROS Y 2.000 PERSONAS PAGARON UN CHELÍN PARA PODER PRESENCIAR EL ENCUENTRO
14834A.jpg

Desde hace más de 150 años el fútbol es fuente de debate, de enfrentamiento de estilos y de historias épicas que escapan cualquier lógica.

Es durante el primer fin de semana de enero que el fútbol inglés recuerda sus proezas más grandes, y del torneo de fútbol más antiguo del planeta, la Copa FA. Sorprendentes victorias de equipos formados por jugadores aficionados frente a los más grandes y conocidos clubes de la división de honor, en aquella primera edición de la Copa y en particular en el que se jugó el 16 de marzo de 1872, la primera gran final que existió en el fútbol del torneo de fútbol más antiguo del planeta, la Copa FA.

La primera edición de la Copa FA la disputaron 15 equipos, aunque uno, el Queen’s Park, avanzó directo a semifinales debido a lo costoso que significaba su desplazamiento desde Escocia.

Allí le tocó enfrentar a Wanderers, que tras empatar sin goles se logró clasificar a la final debido a que el equipo escocés no pudo costearse un segundo viaje a Londres para jugar el partido de repetición.

El otro lugar en la final lo aseguró el Royal Engineers, que venció 3-0 al Crystal Palace tras no pasar del empate en el primer partido.

Como era habitual para la época, los 22 jugadores aficionados se dieron cita en una cancha de críquet para disputar la final. En este caso el escenario fue el Oval de Kennington, en el sur de Londres, donde 2.000 personas pagaron un chelín de la época para poder presenciar el encuentro.

La tarea no era fácil dada la particularidad del espectáculo que tenían enfrente y las reglas acordadas para el partido (el reglamento se pactó 10 años después cuando fue establecido por la Asociación Inglesa).

Eso también afectaba la labor del árbitro, que se colocaba fuera de la cancha y sólo entraba en acción cuando los “jueces de línea” de cada equipo no se podían poner de acuerdo.

Los saques de banda correspondían para el equipo cuyo jugador llegaba primero a la pelota que salía del campo y con cada gol los equipos tenían que cambiar de lado.

Algo que tampoco influía mucho teniendo en cuenta el arco estaba formado por dos postes y una cinta que los unía.

Los Royal Engineers llegaron a la final gracias a su “revolucionario” estilo para la época de pasar la pelota a un compañero que contrastaba con el tradicional juego del balón al espacio. Pero eso no fue suficiente para doblegar al Wanderers, que supo aprovechar un gol de Morton Betts a los 15 minutos tras una jugada individual de Walpole Vidal.

El solitario gol del partido dejó un sabor de a poco entre los asistentes, que esperaban un espectáculo de goles teniendo en cuenta que no había arqueros fijos en las porterías y los equipos apostaban por una formación con hasta siete delanteros.

Ese fue el comienzo de una era dorada para el Wanderers, que retuvo el trofeo en 1873 y sumó otros tres títulos antes de desaparecer en 1887. Su palmarés sólo ha sido superado por ocho equipos en la historia, lo que refleja el dominio que disfrutó.

Los Royal Engineers no tuvieron la misma suerte, alcanzando cuatro finales y el título en 1875, pero a diferencia de sus rivales todavía siguen jugando y este año celebran sus 155 años de existencia. 

 

Edición de esta semana
CENTRO DE AYUDA A VICTIMAS LATINAS DE VIOLENCIA Y CRÍMENES
Por Michel Leidermann
EL LATINO visitó las oficinas del Centro de Asistencia a Latinos Victimas de Crimen en North Little Rock para conocer detalles sobre esta nueva organización que está ayudando a las victimas latinas (sin importar su condición migratoria) que han sido víctimas de crímenes y hablan poco inglés para ofrecerles ayuda con los tramites policiales/judiciales, apoyo emocional y desarrollar en la victima la confianza y la seguridad en sí misma para prevenir nuevos siniestros.   / ver más /
Michel Leidermann
comentario
par Michel Leidermann
La evidencia está a la vista: la Organización Trump, como decenas de otras empresas también habría contratado inmigrantes indocumentados, copiando de este modo una fórmula bastante conocida de beneficio económico al hacer uso de mano de obra sin documentos y, por ende, mal pagada y sin beneficios de salud. Unos necesitan de otros, cierto, pero la balanza siempre se inclina en favor de quien contrata.   / ver más /