EL COSTO POLÍTICO DE CONFIRMAR A KAVANAUGH
EL PRESTIGIO DE LA CORTE SUPREMA HA SUFRIDO UN SERIO DAÑO
14818A.jpg

A pesar de las protestas contra Brett Kavanaugh, su confirmación como nuevo magistrado de la Suprema Corte es indiscutiblemente una gran victoria para Donald Trump, pero todo indica que no estará exenta de un alto costo político. A Kavanaugh no solamente lo perseguirá por el resto de sus días la sombra de las acusaciones de asalto sexual en su contra, sino su iracundo temperamento que demostró en su ttestimonio ante el comité de justicia del Senado.

La nominación de Kavanaugh estuvo manchada por las acusaciones de acoso y asalto sexual que le hicieron la doctora Christine Blasey Ford y otras dos mujeres.

Aunque la Casa Blanca ordenó al FBI una investigación sobre el caso, no se pudieron corroborar los alegatos, básicamente porque los alcances de la indagación fueron muy limitados. Los agentes demoraron menos de una semana en completarla y no entrevistaron a muchos testigos que estaban deseosos de declarar.

Nada de esto le importó a los senadores republicanos. Prácticamente todos votaron a favor de Kavanaugh ante la complacencia de Trump y las protestas de los demócratas y de miles de mujeres que se congregaron frente al Capitolio para manifestar su inconformidad.

Se trató, sin duda, del proceso más contencioso que ha habido para confirmar a un juez de la Suprema Corte.

Si bien el circo en que se convirtió esta nominación ha terminado, las muestras de rechazo a Kavanaugh continúan y se espera que los republicanos sufran las consecuencias en las urnas en noviembre 6. Millones de mujeres sienten que sus voces no han sido escuchadas y que ni a Trump ni a los republicanos les importa la suerte de quienes han sido víctimas de acoso y abuso sexual. La reacción inmediata será votar contra ellos en las elecciones intermedias.

Los demócratas esperan que el entusiasmo generado entre quienes se opusieron a Kavanaugh se traduzca en la recuperación del control de la Cámara de Representantes en noviembre, para lo cual necesitan solamente 23 escaños más. Varias encuestas anticipan que varios distritos que han estado por largo tiempo en manos de los republicanos podrían ser atropellados por una ola azul demócrata.

Las respuestas de Kavanaugh en tono beligerante y ofensivo contra los senadores que lo cuestionaron para evaluar si era apto para el máximo tribunal pasarán a la historia como un triste ejemplo de lo que no debe hacer un juez de esa institución.

Por lo pronto, el prestigio de la Corte Suprema ha sufrido un serio daño. 

 

Edición de esta semana
Michel Leidermann
comentario
par Michel Leidermann
¿Quién sabe exactamente lo que las etiquetas políticas significan? Si un liberal apoya la atención médica asequible para todos, la educación pública de calidad para todos, la reducción de la disparidad de ingresos, una fuerte defensa nacional basada en el liderazgo estadounidense en una coalición de naciones comprometidas con la democracia y los derechos humanos en todo el mundo, entonces es tildado de socialista.   / ver más /