EL CÁNCER DE LA IGLESIA
Por Michel Leidermann

Los casos de pedofilia siguen brotando en la Iglesia Católica Romana. El último escándalo estalló cuando la Corte Suprema de Pensilvania difundió una investigación sobre abusos sexuales cometidos por más de 300 sacerdotes católicos a un número superior a mil niños y niñas a lo largo de 70 años.

Las descripciones que figuran en el informe judicial de 1.356 páginas son estremecedoras por la crudeza de las mismas, por una parte, y porque dejan en evidencia la complicidad de la jerarquía eclesiástica llegando incluso hasta el Vaticano. 

La Santa Sede reaccionó con un comunicado que califica de “horribles crímenes” los hechos registrados, expresa “vergüenza y dolor” y condena “inequívocamente” el abuso sexual contra los niños.

A modo de ejemplo se señala que un cura confesó haber cometido en los años 80 violaciones anales y orales a por lo menos 15 niños, uno de ellos de solo siete años. Después de reunirse con el violador el obispo Donald W. Trautman, titular de la diócesis, lo calificó de una “persona cándida y sincera” y lo elogió por “avances” logrados en controlar su “adicción”. 

Otro cura obligó a un niño de nueve años a practicarle sexo oral y después le limpió la boca con agua bendita. Otro sacerdote violó a una niña de siete años al visitarla en el hospital donde la habían operado de la garganta.

El informe judicial se refiere también a la existencia de un “manual para ocultar la verdad” que incluyó desde alusiones para referirse a las violaciones (como “contacto inapropiado” en lugar de violaciones), hasta iniciar investigaciones internas fiadas a personas no idóneas para hacerlo y la conocida táctica de trasladar a otro destino a los curas pedófilos tachados como abusadores y denunciados ante la comunidad. En pocos casos la Iglesia y sus autoridades traspasaron la información sobre los delitos a la justicia ordinaria.

La investigación judicial no solo pone al descubierto la complicidad institucional de la Iglesia Católica sino también la de los fiscales judiciales, algunos de estos últimos argumentando temor frente al poder eclesiástico. 

Más allá de lo descubierto es poco probable que las causas avancen judicialmente, porque muchos de los casos caducaron por el paso del tiempo o porque los responsables ya fallecieron.

El presidente de la Conferencia Episcopal de Estados Unidos, Daniel Di Nardo, lo calificó de “catástrofe moral”. Para el obispo las raíces del problema radican en el “fracaso en el liderazgo episcopal” y solicitó que la institución católica produzca mecanismos de mayor transparencia y rapidez para resolver las denuncias sobre estos temas. 

Si bien el Papa Francisco se ha querido mostrar firme en combatir este tipo de abusos, los pasos dados hasta el momento no han rendido frutos significativos. En junio de 2015 Francisco creó un tribunal especial para juzgar el “abuso de poder” de los obispos que encubrieron a curas acusados de abusos sexuales y le asignó fondos para su funcionamiento. 

En julio de 2014, en una entrevista concedida al periodista italiano Eugenio Scalfari, el Pontífice calificó de “gravísima” la situación de la pedofilia cometida por clérigos y agregó que se trata de la “lepra de la Iglesia” y habría admitido entonces que el 2% de los curas son 

Frente a este “cáncer” la única alternativa es “tolerancia cero, llevar a los presuntos culpables ante los tribunales civiles y, muy importante, que los jueces pierdan el miedo a las personas sagradas y las juzguen conforme a la gravedad del delito”.  

 

Edición de esta semana
SIGNIFICADO DEL MIÉRCOLES DE CENIZA 
El Miércoles de Ceniza es el primer día de la Cuaresma en los calendarios litúrgicos católico, protestante, y anglicano. Se celebra 40 días antes del inicio de Semana Santa, es decir, del Domingo de Ramos.   / ver más /
La ‘Semana Santa’ es una celebración cristiana que tiene su origen en la propia Biblia. Y es que los apóstoles Mateo, Marcos, Lucas y Juan dejaron por escrito sus vivencias durante los días previos y posteriores a la crucifixión y resurrección de Jesucristo.   / ver más /
Michel Leidermann
comentario
par Michel Leidermann
Es la hora de que los latinos sean decisivos en las elecciones. Son los números y la demografía de la comunidad las que ya consolidan su posición determinante en cientos de ciudades y en decenas de estados que configurarán un nuevo mapa político en todo el país.   / ver más /