LOS JUGADORES HIJOS DE INMIGRANTES ASEGURARON EL ÉXITO DE FRANCIA, BÉLGICA E INGLATERRA EN EL MUNDIAL 2018
EN LA LIGA PREMIER, LOS JUGADORES EXTRANJEROS CASI SUMARON EL 70% DE TODOS LOS FUTBOLISTAS LA TEMPORADA PASADA
14591A.jpg

Tres de los cuatro de los semifinalistas en el Mundial de Rusia 2018 tienen más en común que la proximidad geográfica entre sus países. Francia, Bélgica e Inglaterra cuentan con un gran número de jugadores que son hijos de padres inmigrantes. 

Dieciséis del escuadrón de 23 jugadores de Francia tienen al menos un padre que nació fuera del país. Dos más nacieron en las islas del Caribe francés, que se consideran parte de Francia. Wilfred, padre de Mbappe, emigró de Camerún a Francia.

La Copa del Mundo, se celebró como un símbolo del éxito de la integración en la sociedad francesa, al punto que fue apodado como “el equipo arcoiris”.

Once jugadores de Bélgica son hijos de al menos un inmigrante incluyendo jugadores como Romelu Lukaku y Vincent Company, con padres de origen congolés. El padre de Lukaku jugó para el equipo nacional de Zaire en la década de 1990. 

Esta es una situación muy diferente a la del equipo del Mundial Corea Japón 2002, cuando solo dos jugadores que formaban parte del equipo eran de ascendencia no belga.

Los hijos de inmigrantes están bien representados en el lado inglés. El éxito inesperado del director técnico Gareth Southgate −que cuenta con seis jugadores de al menos un padre que inmigró a Reino Unido, cuatro jugadores tienen ascendencia afrocaribeña y Raheem Sterling, quien nació en Jamaica.

Pero los expertos en relaciones raciales aconsejan precaución. Piara Powar, fundadora de FARE Network, una organización que aborda temas de racismo en el fútbol europeo, advierte que los equipos con jugadores diversos no siempre tienen un efecto duradero en las personas.

Pero, ¿cómo se explica o se puede medir este éxito? En un artículo académico publicado en 2015, un año después de que Alemania obtuviera su cuarto título mundialista con abundantes jugadores naturalizados e hijos de inmigrantes, el economista Wolfgang Fangler hizo una analogía “con el mundo real”. “Para seguir siendo competitiva, y no únicamente en fútbol, Alemania necesita gente talentosa. Si te gusta el fútbol, debes darle la bienvenida a los inmigrantes”, escribió.

Bélgica e Inglaterra también pueden verse favorecidos por el hecho de que la mayoría de sus estrellas juegan en la Liga Premier, donde la temporada pasada los jugadores extranjeros casi sumaron el 70% de todos los futbolistas de la competición. 

 

Edición de esta semana
EL MUNDO NUNCA SERÁ EL MISMO
Nunca he sido testigo de algo así en EE.UU., y es difícil comprender qué está sucediendo con el cierre de ciudades enteras. La velocidad a la que esto ha sucedido es asombrosa. Pasamos de una economía en auge que estaba creciendo bien, a una recesión en dos semanas.   / ver más /
El gobernador, Asa Hutchinson, informó que el número de casos confirmados en Arkansas ha aumentado a 523 con 8 muertes hasta el martes 31 al mediodía.   / ver más /
Michel Leidermann
comentario
par Michel Leidermann
Donald Trump ahora llama al Covid-19 el "virus chino". Pero es claro que el racismo y el culpar a otras personas por sus propios fracasos son las características definitorias de su presidencia.   / ver más /