AMENAZA PATOLÓGICA
Por Michel Leidermann

Los tiroteos en las escuelas se han convertido en una opción, antes impensable, para los desequilibrados y los despreciados, una forma de encontrar su voz a través de la violencia.

Las escuelas en todo el país se están preparando para esta morbosa contingencia. Según una Encuesta de Seguridad y Delincuencia 2015-16 realizada por el Centro Nacional de Estadísticas Educativas, el 92% de las escuelas públicas tienen un plan escrito que describe los procedimientos que se deben cumplir en caso de aparecer un francotirador.

Estas preparaciones (refugiarse en la sala, correr lo más lejos posible) se han convertido en una parte rutinaria de la experiencia educativa de nuestros hijos. Esto no es normal y nunca debe ser aceptado como tal. Tampoco estos tiroteos son normales.

Tenemos demasiadas armas en este país, incluidas demasiadas armas de tipo militar. También sabemos que los congresistas en Washington D.C, así como Donald Trump, están tan comprometidos con la Asociación Nacional del Rifle (NRA), que poco o nada se hará para detener el problema real: armas y su fácil disponibilidad para cualquiera, incluso menores de edad.

En cambio, los políticos hablan de cuestiones tangenciales como los enfermos mentales, la protección de objetivos fáciles como las escuelas sin protección adecuada y poner incluso más armas en manos de las personas que trabajan en el lugar, como la locura de armar a los profesores.

El diario Washington Post señaló que las muertes por armas de juego han aumentado más del 12% y los heridos por armas de fuego han aumentado casi un 8%, año tras año. El número de niños menores de 12 años con un arma de fuego ha aumentado en un 16%.

Como señaló la revista Time en noviembre “En 2016, hubo más de 38,000 muertes relacionadas con armas de fuego en los EE.UU., 4,000 más que en 2015. Unos dos tercios de las muertes relacionadas con armas son suicidios.”

Pero como los legisladores han dejado en claro que no desean hacer frente a este problema, no desean hacer frente a la NRA, no desean dejar de tratar estas muertes como un daño colateral al derecho de estar armados, aquellos que buscan el cambio en las leyes sobre armas con sentido común, como los familiares de las víctimas, deben cambiar de táctica para lograr tener éxito en su afán.

Los estudiantes no deben suponer simplemente que un día algún compañero se presentará con un arma y comenzará a repartir muerte, y que no hay nada que se pueda hacer para prevenirlo.

Las personas que buscan el control sensato de armas deben salir a votar en las próximas elecciones. El apoyo a más restricciones puede no ser la única razón para votar por un candidato, pero debe ser suficiente para votar en contra de uno que no quiere cambiar nada.

La batalla por la reforma juiciosa del derecho a las armas no debe terminar en una derrota. Las armas de asalto deben ser prohibidas; y los propietarios de armas deben ser considerados responsables por el uso de sus armas.

Tenemos que dejar de esperar que los políticos muestren que tienen la valentía para hacer cambios positivos y en su lugar infundirles el miedo de que no serán reelegidos o elegidos si no hacen algo al respecto.

Ya hemos esperado demasiado y llorado a nuestras víctimas. 

 

Edición de esta semana
LOS RESIDENTES DE LITTLE ROCK ELIGEN A FRANK SCOTT Jr. COMO NUEVO ALCALDE
Frank Scott Jr., un banquero y pastor asociado que se crió al sur de la carretera interestatal 630 que divide la ciudad de Little Rock por raza y situación económica, fue elegido el martes 4 como nuevo alcalde de la capital de Arkansas.   / ver más /
Michel Leidermann
comentario
par Michel Leidermann
Los legisladores de Arkansas van a tener mucho que discutir en la próxima sesión legislativa que comienza el 14 de enero, y uno de los muchos temas que abordarán es si aprobar un mayor aumento de fondos por estudiante para las escuelas en varios años.    / ver más /