TRUMP ANULA NORMAS QUE BUSCABAN AUMENTAR LA PRESENCIA DE MINORÍAS EN LAS UNIVERSIDADES 
HASTA AHORA EN CUALQUIER CENTRO EDUCATIVO PUEDE QUEDAR FUERA UN ALUMNO CON MEJOR PUNTUACIÓN QUE OTRO DE UNA MINORA QUE SÍ FUE ADMITIDO
14468A.jpg

La Administración de Donald Trump quiere que las universidades dejen de practicar sistemas de discriminación positiva (affirmative action) con el criterio de la raza en sus admisiones, lo que supone revertir las directrices de Barack Obama, que llamaban a los centros educativos a fomentar la incorporación de minorías raciales para garantizar la diversidad.

Trump quiere que a partir de ahora los procesos de matriculación no tengan en cuenta la raza. En esta línea, el Departamento de Justicia rescindió 7 directrices de la división de derechos civiles del Departamento de Educación en este sentido. En 2011 y 2016 los departamentos de Justicia y Educación reconocían el interés de las instituciones de formación superior en “lograr los beneficios de un cuerpo estudiantil diverso” y les pedía dar pasos proactivos, dentro de los límites constitucionales. 

La reversión decidida ahora por el fiscal general, Jeff Sessions, restablece la política del presidente George W. Bush, que “animaba encarecidamente a usar métodos racialmente neutros en la admisión de alumnos”.

Con este cambio, el Gobierno se pone ahora de lado de los detractores de la discriminación positiva, un sistema que a lo largo de los años ha desencadenado pleitos por parte de estudiantes blancos que se sienten perjudicados, pero que el Tribunal Supremo ha respaldado con limitaciones.

En noviembre, Sessions, pidió que se evaluasen las políticas que estaban en vigor ya que, desde su punto de vista, iban más allá de lo que las leyes y la jurisprudencia marcaban en materia de diversidad. 

Entre otros, investigó los métodos de la Universidad de Harvard, uno de los primeros centros en impulsar las políticas de discriminación positiva, que inician en los años 60 en paralelo a la lucha por los derechos civiles.

La Universidad defiende que no selecciona a los aspirantes por su raza, pero que dentro del análisis holístico de cada candidato su aportación a la diversidad también pesa. Eso explica que en cualquier centro educativo pueda quedar fuera un alumno con mejor puntuación que otro que sí ha logrado entrar.

El Tribunal Supremo tuvo que pronunciarse sobre este asunto en 2016 a raíz de la denuncia de una estudiante, Abigail Fisher, contra la Universidad de Texas, en Austin, alegando que la habían rechazado por ser blanca, ya que alumnos de otras razas con peores calificaciones sí habían sido admitidos. Los magistrados dieron la razón a la universidad y no consideraron que era contrario a la Constitución que la raza sea uno de los elementos considerar cuando un centro educativo quiere fomentar la diversidad, pero rechazaron un sistema de cuotas. 

 

Edición de esta semana
CÓMO EVITAR FRAUDES Y ESTAFAS CUANDO COMPRA UNA PROPIEDAD
Por Michel Leidermann
EL LATINO ha tomado conocimiento de frecuentes casos de fraude contra familias latinas (algunos hasta perpetrados por propios latinos), en los cuales estas inocentes familias han perdido todo o invertido en una vivienda, y hasta la misma morada.   / ver más /
El 17 de septiembre a las 4:30 de la madrugada, el cuerpo de bomberos de Midway, en el condado de Baxter (con su capital Mountain Home), tuvo que enfrentarse a una extraña llamarada que apareció de un agujero en la tierra. Después de que el fuego se extinguió por sí mismo expertos intentan entender la razón del fenómeno.   / ver más /
Michel Leidermann
comentario
par Michel Leidermann
Ninguna fuerza política tiene hoy el poder suficiente en EE.UU.  para cuestionar con éxito las bravuconadas de Donald Trump, pero hay un colectivo que está empezando a alzar la voz de forma espontánea y vigorosa: los estudiantes.    / ver más /