TAL PARA CUAL: DONALD TRUMP Y KIM JONG UN
Por Michel Leidermann

La principal diferencia entre Kim Jong Un y Donald Trump es que Kim llegó al poder por la vía hereditaria y Trump gracias al mal gusto y peor juicio, de los electores americanos.

Hay ciertas diferencias físicas por más que sus cortes de pelo sean igual de originales. Hay diferencias estéticas: Trump se viste de traje y corbata y Kim lleva pijamas. Pero en cuanto a sus formas de ser y sus conceptos de liderazgo, son almas gemelas. Trump tiene más en común con Kim que con todos sus antecesores en la presidencia de Estados Unidos.

Para Trump, fue amor a primera vista cuando se conocieron en Singapur “Hubo una gran química entre nosotros”, declaró Trump. “Conozco a gente con la que no hay química. Nosotros la tuvimos desde el primer momento.” 

La relación con Kim empezó mal, pero llegó el feliz cuando descubrió que están hechos el uno por el otro. Hace unos meses Kim llamó a Trump ”un viejo tonto”, Trump llamó a Kim “un gordito bajito”. Ahora Trump le dedica elogios: “Tiene una gran personalidad. Tiene mucho talento. Es divertido, es listo, es inteligente. Es un gran negociador…Tenemos una conexión especial”.

En una entrevista con Fox News le preguntaron a Trump: “Usted a veces denuncia a asesinos. Kim Jong Un es un asesino. Ejecuta a gente….”  Trump respondió “Es un tipo duro. Mire, cuando uno asume el poder en un país duro, y cuando reemplazas en el poder a tu padre, pues no me importa quién eres, cuántas ventajas tienes. Si logras hacer eso con 27 años, bueno…solo una persona de cada 10.000 sería capaz de hacerlo.”

O sea, la bien documentada carnicería que Kim lleva a cabo es otro atractivo para Trump. Lo que les une en el fondo es lo similar que son sus pasados: ambos heredaron dinero y poder de padres tiranos, sus caprichos, su paranoia y su hambre de adoración. 

La BBC publicó un perfil de Kim y llamó la atención la frecuencia con la que se podría haber sustituido el nombre de Trump por el de Kim: “La identidad de Kim es la de un rey” dice el artículo de la BBC. “Su autoestima es tal que no permite crítica o oposición de nadie. Cualquier persona o país que le desafía o que se opone a él, se enfrenta a represalias, sin excepción”. 

Trump ve en Kim, el poder ilimitado que él solo tuvo cuando presidía sus empresas: abusaba de la ley e intimidaba a sus empleados con frívola impunidad. Y ve, por otro lado, lo que él quisiera como presidente, sin la frustración de lidiar con el Congreso, con los medios, con los jueces o con la Constitución. Trump ve en Kim lo que él mismo quisiera: poder absoluto.

Trump ha entendido que, por ley, el presidente tiene más margen de acción en el terreno internacional que en el interno. Lo cual le ha animado a dar rienda suelta a su megalomanía. Trump se refirió a su intención de “arreglar”, o de “salvaguardar”, o de “pacificar” “el mundo”. 

Parece una comedia surreal todo esto, o una pesadilla de la que no despertaremos hasta que Trump abandone la presidencia. ¿Cuándo será? Quién sabe. Las encuestas indican que la mitad del pueblo estadounidense sigue venerando a Trump, quien podría llegar a estar más cerca en 2020 de realizar el sueño de convertirse en un Kim Jong Un. 

 

Edición de esta semana
GOBERNADOR ASA HUTCHINSON MANTIENE SU PLAN DE REABRIR LAS ESCUELAS EN AGOSTO
En su conferencia de prensa del martes 21, el gobernador Asa Hutchinson mantuvo su plan de reabrir las escuelas a la instrucción en persona en agosto mes, incluso cuando un grupo de pediatras en Arkansas, desaconsejó hacerlo en muchos de los condados del Estado.   / ver más /
Por Michel Leidermann El representante por 30 años, John Lewis (D-GA), quien falleció el pasado viernes 17, es recordado con justa razón como un defensor de los derechos civiles y del derecho al voto durante toda su vida. Lo que menos se sabe es que fue uno de los más valientes y consistentes defensores de políticas migratorias justas y humanas.   / ver más /
Michel Leidermann
comentario
par Michel Leidermann
El presidente Donald Trump, empujado a regresar a la sesiones informativas televisivas por su popularidad cayendo en picada y el desplome de la confianza del público en su manejo de la pandemia, finalmente favoreció el uso de mascarillas, semanas después de que líderes estatales, municipales y locales habían suplicado a sus residentes que usaran mascarillas para frenar la propagación descontrolada del Covid-19.   / ver más /