ESTADO DE REGRESIÓN
Por Michel Leidermann

Arkansas es un claro ejemplo de un Estado de regresión.

Primero, Asa Hutchinson el gobernador republicano aparece en un comercial televisivo presumiendo que él es Pro-Vida y presumiendo de nuevo que ha sido responsable de eliminar el financiamiento para Planned Parenthood, una organización sanitaria que ayuda a las mujeres con métodos anticonceptivos y de salud femenina para que Arkansas no esté poblado de bebés no deseados. Sin embargo, este mismo gobernador Pro-Vida, recientemente autorizó la ejecución de ocho hombres en el corredor de la muerte. ¿Pro-Vida?

Segundo, un comité de nuestra Legislatura republicana buscar formas de aumentar los impuestos. Una de sus soluciones es restablecer parte o la totalidad del impuesto sobre los alimentos. Cuando se redujo este impuesto, bajo el gobernador demócrata Mike Beebe, había un plan para eliminar el impuesto por completo en unos pocos años. No hemos escuchado nada sobre eso. Y ahora, estudian un plan para aumentar los impuestos a los alimentos, que durante mucho tiempo se consideró un impuesto retrógrado y que afecta especialmente a las familias de bajos ingresos.

Supongo que con la reposición del monolito con los Diez Mandamientos en los terrenos del Capitolio estatal, a pesar de la separación de iglesia y estado establecida en la constitución, todos podríamos reunirnos allí y orar para que nuestros líderes gubernamentales y políticos sigan esos mandamientos ya que insistieron en colocarlos en de donde ellos cumplen con el poder otorgado por los electores.

SEGUNDA DECLARACIÓN DE DERECHOS

La Declaración de Derechos de los Estados Unidos es el nombre colectivo que se da a las primeras 10 enmiendas de la Constitución aprobadas el 15 de diciembre de 1791.

En 1944, el presidente Franklin D. Roosevelt, pronunció un discurso describiendo lo que él llamó la Segunda Declaración de Derechos. Desafortunadamente, murió antes de que pudiera intentar implementarlo. Sin embargo, recordamos sus palabras como una guía para los actuales derechos de todos los ciudadanos:

1. El derecho a un trabajo útil y remunerativo en las industrias o tiendas o granjas o minas de la nación;

2. El derecho a ganar lo suficiente para proporcionar alimentos y ropa y recreación adecuados; 

3. El derecho de cada agricultor a cultivar y vender sus productos a cambio de una vida digna para él y su familia; 

4. El derecho de todo empresario, grande y pequeño, a comerciar en un ambiente libre de competencia desleal y dominación por monopolios en el país o en el extranjero;

5. El derecho de cada familia a un hogar digno; 

6. El derecho a una atención médica adecuada y la oportunidad de lograr y gozar de buena salud; 

7. El derecho a una protección adecuada contra las aprensiones económicas de la vejez, la enfermedad, los accidentes y el desempleo;

8. El derecho a una buena educación.

 

¿No sería provechoso que nuestros gobernantes consideran seriamente esta Segunda Declaración de Derechos? 

 

Edición de esta semana
CÓMO EVITAR FRAUDES Y ESTAFAS CUANDO COMPRA UNA PROPIEDAD
Por Michel Leidermann
EL LATINO ha tomado conocimiento de frecuentes casos de fraude contra familias latinas (algunos hasta perpetrados por propios latinos), en los cuales estas inocentes familias han perdido todo o invertido en una vivienda, y hasta la misma morada.   / ver más /
El 17 de septiembre a las 4:30 de la madrugada, el cuerpo de bomberos de Midway, en el condado de Baxter (con su capital Mountain Home), tuvo que enfrentarse a una extraña llamarada que apareció de un agujero en la tierra. Después de que el fuego se extinguió por sí mismo expertos intentan entender la razón del fenómeno.   / ver más /
Michel Leidermann
comentario
par Michel Leidermann
Ninguna fuerza política tiene hoy el poder suficiente en EE.UU.  para cuestionar con éxito las bravuconadas de Donald Trump, pero hay un colectivo que está empezando a alzar la voz de forma espontánea y vigorosa: los estudiantes.    / ver más /