LANDON DONOVAN INSTALADO EN LEÓN CON SU FAMILIA HA EMPEZADO A CONOCER OTRO PAÍS
HA DICHO QUE EN PARTE LE DEBE SU CARRERA A LOS MIGRANTES Y A SUS HIJOS CON QUIENES JUGABA AL FUTBOL DURANTE SU INFANCIA EN EL SUR DE CALIFORNIA
14204A.jpg

Landon Donovan, de 36 años, el jugador más célebre del futbol estadounidense dejó su retiro para jugar en un equipo de primera división en México, un país que siempre lo consideró un enemigo en la cancha y donde solo recibió insultos. Ahora, instalado en León con su familia, ha empezado a conocer otro país.

Han pasado poco más de dos meses desde que Donovan dejó su retiro tras ser contratado por el Club León, un equipo que ahora acecha en la mitad de la tabla de clasificación de la primera división de la Liga MX.

En términos puramente futbolísticos, la mudanza ha sido una prueba de paciencia para Donovan: desde que llegó ha pasado la mayoría de los partidos sentado en la banca. Sin embargo, acompañado por su esposa, Hannah, y sus dos hijos, también ha sido una oportunidad de restablecer su relación con México, una nación obsesionada con el futbol donde Donovan puede llegar a ser más conocido que en Estados Unidos. Pero también más odiado.

Por años, a medida que la rivalidad futbolística entre los dos países vecinos se profundizaba, la hostilidad de los aficionados mexicanos parecía concentrarse en Donovan. Él no esquivaba este rol; en distintas ocasiones avivó el fuego con comentarios provocativos e incluso una vez orinó cerca del campo del Estadio Jalisco, en Guadalajara, antes de una práctica de la selección estadounidense, un momento que fue captado en video y que los aficionados mexicanos no han olvidado.

Durante los partidos en México, sobre todo en el Estadio Azteca en la capital mexicana, cada vez que Donovan tocaba el balón se escuchaban coros de insultos y abucheos, los fanáticos le lanzaban vasos de papel y monedas, y a veces era peor cuando preparaba un tiro de esquina.

En una entrevista en 2012, el futbolista reconoció tener algo de la culpa por esa relación tan cáustica, cuando admitió que había sido un “niño punk” en las fases más tempranas de su carrera: “Hablaba de más y decía muchas cosas estúpidas, y era muy ignorante y probablemente causé mucho odio contra mí”, dijo.

Pero también era visto por muchos como un adversario digno por su destreza con el balón y su capacidad y disposición a dar entrevistas en español, lo que le granjeó un cierto respeto a regañadientes. 

El mismo Donovan ha dicho que en parte le debe su carrera a los mexicanos, sobre todo a los migrantes y a sus hijos, con quienes jugaba al futbol durante su infancia en el sur de California. De haber crecido en otra parte de Estados Unidos, quizá nunca se habría dedicado a jugarlo.

Sin embargo, a pesar de todas las veces que jugó en México como parte de la selección estadounidense, nunca conoció al país más allá de los aeropuertos, los hoteles y sus estadios.

La oferta del Club León, dijo, fue una oportunidad de dejar de lado una vida “bastante simple y fácil” en California para descubrir realmente el país de una forma más profunda y significativa.

“Cuando surgió esta oportunidad, al principio la respuesta fue un rotundo ‘No’”. Pero León insistió y, en poco tiempo, Donovan estaba en un avión camino a León para ver un partido, conocer al equipo y a los dirigentes y recorrer la ciudad. Con el apoyo de su esposa, firmó un contrato por un año.

Sin embargo, en algunas partes de la ciudad, la decisión del club de sacar del retiro a una ex astro veterano –sin importar qué tan bueno haya sido en sus tiempos– fue tomada como una movida publicitaria con pocas posibilidades de mejorar los resultados del equipo.

Donovan reconoció estar un poco irritado por la falta de tiempo en la cancha. “Solo quiero ayudar y por eso es frustrante”, dijo. Pero señala que su madurez lo ayuda a mantener su frustración a raya. En lugar de eso ha buscado ayudar al club de otras maneras, dando orientación a los jugadores más jóvenes y siendo un ejemplo adentro y afuera de la cancha.

“Si hubiera venido a vivir aquí siendo jugador del equipo de Estados Unidos sería diferente porque no te ven como uno de los suyos”, dijo. Pero ahora que estoy en un equipo mexicano me he convertido, en esencia, en parte del tejido del país. 

 

Edición de esta semana
ESPECIALISTA HONDUREÑO EN ARKANSAS LIDERA INVESTIGACIÓN AGRÍCOLA
Por Michel Leidermann
EL LATINO continúa con su función de destacar a profesionales latinos en Arkansas para motivar a los jóvenes a estudiar y titularse como profesionales en distintas carreras universitarias, y avanzar más allá de la idea de muchos inmigrantes latinos que graduarse de la secundaria es el final de su educación.   / ver más /
El Día de los Caídos en Guerra o Memorial Day, es una fecha conmemorativa federal que tiene lugar el último lunes de mayo de cada año, con el objeto de recordar a los soldados estadounidenses que murieron en combate.   / ver más /
Michel Leidermann
comentario
par Michel Leidermann
Quiero reconocer y aplaudir especialmente a los educadores en ocasión de celebrarse la Semana de Agradecimiento a los Maestros (del 7 al 11 de mayo). Hay innumerables situaciones en las que los gobiernos estatales trampean a los maestros con recursos insuficientes y como cabeza de turcos por las fallas educativas que los EE.UU. están sufriendo hace muchos años, demasiados, degradando y desgastando a los maestros que dedican sus vidas a educar a la próxima generación.   / ver más /