Remesas a América Latina superarán los $60,000 millones
Inmigrantes de Arkansas habrán enviado $253 millones este año
1405A.jpg
Superando todos los pronósticos, unos 20 millones de hogares en América Latina y el Caribe recibirán este año más de $60,000 millones en remesas, sobrepasando con creces los flujos de asistencia para el desarrollo de la región, así como las inversiones de capitales privados.
Desde EUA solamente, 12.6 millones de inmigrantes canalizarán $45,000 millones, una alza del 32 % con respecto al 2005, concluyó un informe divulgado por el Banco Interamericano de Desarrollo (BID).
Del lado emisor, los resultados ponen de relieve dos factores primordiales: la dimensión desconocida de la ayuda estadounidense a estos países, y la persistente presencia de los inmigrantes latinos --tanto legales como indocumentados-- en todo el espectro de la economía estadounidense.
Del lado receptor, los resultados ilustran el extenso alcance de las remesas: el BID estima que en México un 25 % de los fondos que se invierten en la creación de pequeños negocios proviene de las remesas, y en República Dominicana, más recursos dedicados a la educación superior proceden de los giros familiares que del gobierno.
Aunque el sistema de envíos ha sido criticado severamente en años pasados debido a las comisiones que cobran las agencias, el BID reveló que esos precios han caído en más de la mitad --de un 15 % a un 6 % --, lo que ha hecho más eficiente el proceso, que no obstante continúa siendo demasiado costoso.
Si bien el volumen y la cantidad de giros se han incrementado considerablemente, también se han producido cambios más graduales en los métodos para transferir los recursos y en los destinos dados al dinero, aún cuando están lejos de alcanzar su potencial como herramienta de inversión, subrayó el BID.
Según un amplio sondeo comisionado a la firma Bendixen & Associates, el 54 % de los envíos se distribuye en bancos u otras entidades financieras autorizadas para captar depósitos, contrariamente a la creencia de que el dinero se canalizaba fuera del sistema financiero.
Otro cambio en la dinámica de estos flujos lo representó que por primera vez una tercera parte de los encuestados dijera que había invertido cierta parte de los fondos de las remesas, particularmente en viviendas. Hace cinco años, únicamente el 5 % de los inmigrantes dijo haber invertido el dinero.
Entre los hallazgos del estudio, que se basó en 2,511 entrevistas a inmigrantes latinoamericanos, así como en consultas con familias con remitentes y receptores en grupos de foco, se destacó que:
• La mitad de los trabajadores latinoamericanos que envían giros desde EUA estaban desempleados antes de emigrar hacia el Norte. La mayoría consiguió empleo a escasas semanas de su arribo.
• En los últimos dos años, el índice de inmigrantes que transfieren fondos a sus parientes mensualmente creció de 61 a 73 % . En ese mismo lapso, el monto promedio de cada envío aumentó de $240 a $300.
• Tres de cada cinco remitentes son de bajos o moderados ingresos, y generan menos de $30,000 anuales.
“Con este estudio podemos llegar a la conclusión de que van a continuar siendo un factor crítico para las economías latinoamericanas por lo menos por unos 20 años más. El compromiso que tiene el inmigrante latinoamericano con su familia es casi sagrado’’ manifestó Sergio Bendixen, el presidente de la encuestadora.
Los datos también confirmaron los cambios demográficos de la inmigración latinoamericana. En el 2006, destinos como Georgia, Carolina del Norte y Virginia, serán cada uno fuente de más de $1,000 millones en giros a la región. Latinos en estados menos poblados como Arkansas habrán enviado $253 millones.
‘‘En la medida que los latinos se esparcen por estados menos tradicionales para ellos, donde los estándares de vida son más económicos, tienen más ingresos disponibles para remitir’’, observó Harry Pachon, el presidente del Tomás Rivera Institute, un centro de análisis con sede en California.
La Florida, con $3,083 millones, aparece como el cuarto mercado más grande del país en el despacho de remesas a Latinoamérica, detrás de California, Texas y Nueva York, con $13,191 millones, $5,222 millones y $3,714 millones, respectivamente.
Edición de esta semana
LA ESTATUA DE LA LIBERTAD QUE REPRESENTA LA SALVACIÓN DE LA OPRESIÓN
“La libertad iluminando el mundo” (Liberty Enlightening the World), conocida como la Estatua de la Libertad, es uno de los monumentos más famosos de Nueva York y de todo el mundo. Se encuentra en la isla de la Libertad al sur de la isla de Manhattan, junto a la desembocadura del río Hudson y cerca de la isla Ellis.    / ver más /
Eileen Devereux Dailey, consultora comercial en el Centro de Desarrollo de Pequeñas Empresas y Tecnología de Arkansas, fue nombrada por el Senado de la Universidad de Arkansas en Little Rock, ganadora del Premio al Logro del Personal por Servicio a la Comunidad.   / ver más /