¿QUÉ ES HOSTIGAMIENTO SEXUAL? ¿CUÁNDO UN GESTO AMIGABLE O GALANTE SE PASA LA RAYA? Y ¿CUÁLES SON LAS CONSECUENCIAS LEGALES?
EL HOSTIGAMIENTO NO NECESARIAMENTE DEBE TENER LUGAR ÚNICAMENTE DURANTE HORAS DE TRABAJO 
13641A.jpg

El escándalo por acusaciones de hostigamiento sexual en contra de importantes figuras de Hollywood y hasta legisladores, ha reactivado este tema que siempre está presente en el lugar de trabajo, donde es inevitable el contacto físico entre personas.

Pero ¿qué es acoso sexual? ¿Cuándo un gesto amigable o galante se pasa la raya? y ¿cuáles son las consecuencias legales?

En realidad, no hay una definición exacta. Un abrazo, una palmadita en la espalda y hasta un apretón de manos puede ser acoso, dependiendo de la situación. Pero en general tiene que ver con avances o comentarios sexuales no deseados, bromas sexuales y/o solicitud de favores sexuales y otra conducta verbal o física de naturaleza sexual.

También tiene que ver con que la sumisión a dicha conducta se hace evidente o tácitamente y el rechazo de tal conducta se utiliza como base para decisiones de empleo que afectan a dicha persona, o tal conducta tiene el propósito o efecto de interferir con el desempeño laboral de una persona.

Además, tiene que ser severo, persistente o lo suficientemente fuerte para hacer que el entorno laboral u otro, se vuelva amenazante o incómodo.

Los ejemplos varían, dependiendo del caso, pero abarcan desde manoseos, pellizcos, palmaditas o roces deliberados, hasta miradas lascivas, comentarios homofóbicos, y gestos con una connotación sexual. También incluye envío de correos electrónicos y mensajes de texto no deseados y con connotaciones sexuales, manoseos y contactos físicos innecesarios.

Y no necesariamente deben ser físicos. Hacer comentarios o insinuaciones sexuales, contar chistes de carácter sexual o preguntar sobre fantasías eróticas, transformar las discusiones laborales en conversaciones sobre sexo y solicitar favores sexuales vinculándolos a una promoción, son claros ejemplos de acoso.

También lo son exhibir fotos, calendarios, fondos de pantalla de computadora u otro material sexual y hasta un silbido.

Y estas acciones no necesariamente deben tener lugar durante horas de trabajo. Las cortes tienden a admitir estas acusaciones, aunque sucedan fuera de las horas laborales, siempre y cuando estén ligadas al empleo.

Algunas cosas que hay que tener en cuenta son que la víctima, así como el hostigador, puede ser una mujer o un hombre. La víctima no tiene que ser del sexo opuesto. El hostigador puede ser el supervisor de la víctima, un agente del patrón, un supervisor en otra área, un compañero de trabajo o alguien que no sea un empleado. 

No es necesario que la víctima sea la persona hostigada, también puede ser alguien afectado por la conducta ofensiva. 

De acuerdo con la Comisión para la Igualdad de Oportunidades en el Empleo (EEOC), ellos reciben alrededor de 15,000 quejas por acoso sexual cada año y alrededor del 11% de estas fueron registradas por hombres.

Si alguien es víctima de acoso sexual en el trabajo, debe presentar una queja formal con la oficina de recursos humanos, quedando anotada por escrito. Luego se procede a una investigación y si hay pruebas del acoso, el acosador puede ser reasignado, suspendido – y si la acción es grave – despedido.

Es útil para la víctima informar directamente al hostigador que la conducta es mal recibida y que debe cesar. La víctima debe quejarse al patrón por medio de cualquier mecanismo de queja o sistema de reclamo disponible.

Asimismo, es ilegal tomar represalias contra un individuo por oponerse a las prácticas de empleo discriminatorias por sexo o por presentar una querella por discriminación, testificar o participar de algún modo en una investigación, proceso o juicio, conforme al Título VII.

También es probable que la víctima presente una demanda contra el empleador o contra la persona acosadora misma por daños y perjuicios, estrés emocional y el costo de los horarios de abogado.

La prevención es la mejor herramienta para eliminar el hostigamiento sexual en el lugar de trabajo. Se recomienda que los patronos tomen las medidas necesarias para impedir que ocurra el hostigamiento sexual. Claramente deben comunicar a los empleados que el hostigamiento sexual no será tolerado. Pueden hacer eso brindando entrenamiento sobre hostigamiento sexual a sus empleados y estableciendo un proceso de queja o reclamo efectivo, e iniciando acciones inmediatas y apropiadas para cuando un empleado se queje.

Si cree haber sido víctima de acoso sexual en el trabajo, puede presentar una queja con la Comisión para la Igualdad de Oportunidades en el Empleo (EEOC) llamando al (800) 669-4000 (presione 2 para español). El servicio automático está disponible 24/7. 

 

Edición de esta semana
CÓMO EVITAR FRAUDES Y ESTAFAS CUANDO COMPRA UNA PROPIEDAD
Por Michel Leidermann
EL LATINO ha tomado conocimiento de frecuentes casos de fraude contra familias latinas (algunos hasta perpetrados por propios latinos), en los cuales estas inocentes familias han perdido todo o invertido en una vivienda, y hasta la misma morada.   / ver más /
El 17 de septiembre a las 4:30 de la madrugada, el cuerpo de bomberos de Midway, en el condado de Baxter (con su capital Mountain Home), tuvo que enfrentarse a una extraña llamarada que apareció de un agujero en la tierra. Después de que el fuego se extinguió por sí mismo expertos intentan entender la razón del fenómeno.   / ver más /
Michel Leidermann
comentario
par Michel Leidermann
Ninguna fuerza política tiene hoy el poder suficiente en EE.UU.  para cuestionar con éxito las bravuconadas de Donald Trump, pero hay un colectivo que está empezando a alzar la voz de forma espontánea y vigorosa: los estudiantes.    / ver más /