¿RESURGEN LAS PANDILLAS EN LITTLE ROCK? 
GRAN NÚMERO DE HOMICIDIOS EN LA CIUDAD EN 2017 VUELVE A PREOCUPAR SERIAMENTE A LA COMUNIDAD
Por Michel Leidermann
13586A.jpg
EL Alcalde Mark Stodola junto al jefe de Policia Kenton Buckner, anuncia un plan integral para combatir la violencia en Little Rock, titulado "LR FOR LIFE" (Little Rock por la vida).

Por Michel Leidermann, con información del Departamento de Policía de Little Rock y de Huffington Post

En los años 90, Little Rock ganó atención nacional cuando el número de homicidios en la ciudad alcanzó un récord de 76 en 1993, convirtiendo inesperadamente a Little Rock en la ciudad con más asesinatos por habitante en todo los EE.UU. 

Un año después, la cadena HBO televisó el documental “Bangin’ in Little Rock” (Pandillaje en Little Rock), que describía a Little Rock como una ciudad llena de pandillas y de un mundo de violencia descontrolada. 

Entonces para combatir las pandillas, la ciudad invirtió en programas de prevención, intervención y tratamiento. Aumentó su fuerza policial, empleando una política de “tolerancia cero” en sus barrios más violentos. Eventualmente, la ciudad arrestó a algunos de los principales jefes de pandillas y los envió a prisión, y finalmente la economía mejoró y la violencia comenzó a disminuir. 

En 2010, los homicidios sólo alcanzaron a 25.

Pero la situación empezó a cambiar y hasta el 25 de octubre de 2017, en Little Rock habían sido asesinadas 49 personas en la ciudad lo que representó un 35% de aumento respecto al año anterior.

Un portavoz del Departamento de Policía de Little Rock (LRPD) sugirió que varios miembros importantes de pandillas han salido de prisión y quieren restablecer el imperio de las pandillas.

Little Rock sólo tiene alrededor de 200.000 residentes, pero eso sólo hace que los problemas de violencia sean más graves cuando más de la mitad de la población de minorias vive en la pobreza, en comparación con sólo una cuarta parte de la población blanca en la pobreza.

El reciente resurgimiento de la violencia comenzó en el otoño de 2016, cuando en septiembre tres adolescentes fueron asesinados a tiros a una cuadra de Central High School. En noviembre, una niña de 2 años fue muerta mientras estaba en el regazo de su mamá en un auto. Un mes después, un niño de 3 años sufrió el mismo destino durante un supuesto incidente de furia al volante. En abril, una bala perdida mató a un trabajador de una guardería infantil frente a numerosos niños. Y así siguen los tiroteos y las muertes…

Durante un período de 9 días a finales de junio, LRPD fue llamado por una docena de incidentes con disparos, una cadena de violencia que culminó en las primeras horas del 1 de julio, cuando 25 personas fueron tiroteadas dentro de la discoteca Power Ultra Salón en el centro de la ciudad. El jefe de policía (LRPD), Kenton Buckner, atribuyó el tiroteo a “una continuación de la disputa entre grupos locales”.

Pero no faltan razones por el aumento de la violencia. El LRPD ha tenido dificultades para llenar las 70 vacantes de policías, una situación que viene de años, reduciendo la presencia policial en los barrios de la ciudad. Ahora los oficiales trabajan horas extras y turnos de 12 horas para llenar el vacío.

13586B.jpg
Este año 2017 la violencia en Little Rock ha dejado casi 50 muertos en 10 meses

Pero indiscutiblemente las pandillas nunca dejaron realmente Little Rock. Sin embargo, según la policía y líderes comunitarios, muchos de los actos delictivos asociados con las pandillas recientemente han sido cometidos por adolescentes. Y esta nueva generación, empieza a actuar con reglas diferentes.

La anterior división cuadra por cuadra para cada pandilla han sido eliminadas, reemplazadas por un sistema más pequeño que hace que la actual definición de “pandilla” sea ambigua, donde sólo tres o cuatro pandilleros de distintos bandos trabajan juntos como un grupo. Por ejemplo, los Crips cometiendo crímenes junto con los Bloods,

Esta situación se ve agravada por la herencia de desigualdades que la ciudad ha estado luchando por superar por muchos años. En septiembre de este año Little Rock celebró el 60 aniversario de la desagregación de la escuela Central High, uno de los momentos más emblemáticos de la historia de Little Rock. Pero sea cual sea la forma en que se evalúe - económica, geográfica o educacionalmente - la capital de Arkansas sigue estando racialmente dividida.

En Little Rock, sólo se tarda 10 minutos en llegar desde los lugares caros del centro de la ciudad o el Centro Presidencial Clinton, hasta las casas abandonadas o destartaladas en los barrios más pobres e históricamente segregados al sur de la Interstate 630, el llamado southwest.

Unas pocas semanas después de los disparos en Power Ultra Lounge, el alcalde Mark Stodola celebró una conferencia de prensa en la que anunció un plan integral para combatir el aumento de la violencia en Little Rock, titulado “LR FOR LIFE” (Little Rock por la vida). “Para resolver estos problemas no sólo debemos comprenderlos, sino que tenemos que darnos cuenta de que son complejos, que tienen sus raíces en años y años de sistemas que a menudo fallan”, indicó Stodola.

Entre otras cosas, el ayuntamiento creó un Equipo de Detención por Delitos Violentos, que se enfoca “en los delincuentes más buscados de Little Rock”. 

13586C.jpg
En 1994 la cadena HBO televisó el documental "Bangin’ in Little Rock" (Pandillaje en Little Rock)

“LR FOR LIFE” ofrece crear mejores programas de entrenamiento de oficios y programas de empleo para reingresar general a los ex pandilleros a la sociedad. 

“Salir de la prisión es desalentador”, dijo el alcalde. “El estado de Arkansas entrega a cada ex preso $100 y un boleto de autobús cuando salen de la penitenciaría. Es triste decir que con eso no pueden reintegrarse positivamente a la sociedad” agregó.

Pero la realidad es que solamente por su cuenta la policía y los fiscales no pueden resolver todos los crímenes y condenar a los delincuentes.

En un esfuerzo por mejorar la cooperación ciudadana, Little Rock está implementando una recompensa de $10,000 por información que conduzca al arresto y la condena de sospechosos en cualquier investigación de homicidio y crímenes violentos.

Se necesita que la comunidad provea la información para que las autoridades actúen y luego no falten a testificar en los juicios. La justicia penal también debe proporcionar un entorno donde los testigos se sienten cómodos y seguros. 

 

Edición de esta semana
MARÍA MENESES
María Meneses confía en la idea de que Estados Unidos cumplirá con sus promesas a los jóvenes que fueron traídos ilegalmente por sus padres, cuando aún eran niños, y a quienes el ex presidente Barack Obama dio la oportunidad de crecer como personas y contribuir positivamente al país.   / ver más /
Arkansas tiene una población inmigrante pequeña pero creciente. En 2015, 142.841 inmigrantes (personas nacidas en el extranjero) comprendían el 4,8% de la población dividida en 63,803 mujeres, 67,229 hombres y 11,809 niños. Sus principales países de origen fueron México (38.1%), El Salvador (12.8%), India (6.7%), Guatemala (4%) y China (3.6%).   / ver más /
Michel Leidermann
comentario
par Michel Leidermann
Hace un año la elección presidencial dio como ganador al republicano Donald Trump. El proceso y el resultado, más allá de quién salió victorioso, dejó reflexiones y dudas sobre nuestra democracia.   / ver más /