GOBERNADOR DE CALIFORNIA JERRY BROWN, FIRMA LA LEY QUE LA CONVIERTE “EN ESTADO SANTUARIO”
13539A.jpg

Justo en el día que marca el inicio del fin de DACA, octubre 5, el gobernador de California aprueba la ley SB-54 que ampliará la protección a los indocumentados. “Son tiempos inciertos para los californianos sin documentos y sus familias”, señaló Jerry Brown al firmarla. “Esta ley encuentra un punto intermedio que protegerá la seguridad pública mientras aporta una medida de alivio para aquellas familias que están ahora viviendo con miedo cada día”, añadió.

La SB-54 convierte a California en el segundo Estado que se autodenomina como santuario y amplía la protección para los inmigrantes indocumentados, al limitar la cooperación de los cuerpos policiales locales con las autoridades de inmigración federales. La aprobación de la ley llega en un día de especial significado: justo cuando se vence el plazo para los beneficiarios de DACA (Dreamers) de renovar por última vez sus permisos de trabajo algo que afectará a miles de jóvenes inmigrantes que llegaron de forma ilegal cuando eran niños, pues a partir de ahora y progresivamente, cada día más Dreamers se encontrarán otra vez en las sombras y serán considerados de nuevo indocumentados.

Bajo la nueva ley conocida también como la ‘Ley de Valores’ que entrará en vigor el próximo 1 de enero, la policía local no podrá indagar a personas sobre su status migratorio ni podrá participar en acciones contra la inmigración ilegal.

La Ley de los Valores pretende prevenir el uso de recursos públicos, estatales y locales, en tareas que competen al Servicio de Inmigración y Aduanas (ICE), como una respuesta de los legisladores de California al endurecimiento de las políticas migratorias del presidente Donald Trump.

Inicialmente, la propuesta hubiera restringido bastante la autoridad de los policías para cooperar con las autoridades federales de inmigración, pero, a insistencia de Brown, fue enmendado para permitir que los policías y agentes del sheriff, incluyendo los que trabajan en las cárceles, puedan seguir trabajando con las autoridades federales de inmigración si es que una persona ha sido hallada culpable de uno de cerca de 800 delitos, mayormente delitos graves y delitos menores que pueden ser aplicados como delitos graves, pero no podrán entregar a los inmigrantes a las autoridades federales si es que solo tienen delitos menores en su historial delictivo.

Se calcula que en California viven alrededor de 2.3 millones de inmigrantes indocumentados.

La medida fue aprobada por la Legislatura solo con votos demócratas. Los republicanos dijeron que la nueva ley protegería a delincuentes y que dificultaría la tarea de los agentes del orden para mantener la seguridad de las personas.

California es el segundo Estado en firmar una ley que limita la colaboración de las autoridades locales con los agentes de ICE, pues el gobernador de Illinois firmó el mes pasado la ley Trust Act o ‘Ley Confianza’, que prohibirá que las autoridades en ese Estado retengan a las personas para fines de inmigración sin órdenes judiciales. 

 

Edición de esta semana
MARÍA MENESES
María Meneses confía en la idea de que Estados Unidos cumplirá con sus promesas a los jóvenes que fueron traídos ilegalmente por sus padres, cuando aún eran niños, y a quienes el ex presidente Barack Obama dio la oportunidad de crecer como personas y contribuir positivamente al país.   / ver más /
Arkansas tiene una población inmigrante pequeña pero creciente. En 2015, 142.841 inmigrantes (personas nacidas en el extranjero) comprendían el 4,8% de la población dividida en 63,803 mujeres, 67,229 hombres y 11,809 niños. Sus principales países de origen fueron México (38.1%), El Salvador (12.8%), India (6.7%), Guatemala (4%) y China (3.6%).   / ver más /
Michel Leidermann
comentario
par Michel Leidermann
Hace un año la elección presidencial dio como ganador al republicano Donald Trump. El proceso y el resultado, más allá de quién salió victorioso, dejó reflexiones y dudas sobre nuestra democracia.   / ver más /