FRACTURAS DE HUESOS POR ESTRÉS Y QUIÉNES SON MÁS PROPENSOS A SUFRIRLAS
SUELEN OCURRIR EN LOS HUESOS DE LA PARTE INFERIOR DE LA PIERNA Y EL PIE, COMO LA TIBIA Y EL PERONÉ, LOS METATARSOS, EL TALÓN Y EL TOBILLO
13483A.jpg

Las fracturas de hueso que la mayoría de la gente conoce son debidas a un golpe traumático. Pero hay otro tipo de lesiones, llamadas fracturas por estrés, por esfuerzo o por fatiga, en las que se generan pequeñas roturas o micro traumatismos en los huesos debido al impacto repetitivo del sobreuso.

Este tipo de roturas están normalmente asociadas al deporte y suelen ocurrir en los huesos de la parte inferior de la pierna y el pie, como la tibia y el peroné, los metatarsos, el talón y el tobillo.

El tejido óseo tiende a “autorepararse” cuando se producen ciertos daños. Pero cuando las agresiones o el “estrés” sobre el hueso es demasiado consecutivo, el equilibrio de lesión-reparación puede perderse y dar paso a una fractura debida al sobreesfuerzo.

Los corredores, bailarines, tenistas, futbolistas y quienes hacen caminatas de larga distancia (incluido el personal militar) tienen una mayor predisposición a sufrirlas.

Pero también pueden sufrir fracturas por estrés los individuos que tienen deficiencias en la densidad ósea que hacen que sus huesos sean más débiles, como las personas de la tercera edad o los pacientes con osteoporosis.

Las mujeres tienen más riesgo de sufrir fracturas por sobreesfuerzo que los hombres debido a que los desequilibrios hormonales pueden reducir la mineralización de los huesos y afectar a su capacidad de resistencia ante el estrés del uso repetitivo.

Las atletas que tienen periodos irregulares o ausencia de menstruación (amenorrea) tienen un riesgo mayor de sufrir fracturas por esfuerzo: la falta de estrógeno afecta al metabolismo de los huesos y a su fortaleza.

Ser más livianos puede hacer que los corredores sean más rápidos, pero un nuevo estudio del Centro Médico Wexner de la Universidad de Ohio State, muestra que los corredores que pesan menos pueden tener un mayor riesgo de lesiones.

Cuando el índice de masa corporal es muy bajo la única manera en que el cuerpo puede absorber el impacto de correr es directamente sobre los huesos.

Al correr los atletas están generando un martilleo repetitivo contra superficies duras en la parte inferior de las piernas.

“Cuando el IMC (índice de masa corporal) es muy bajo y hay poca masa muscular la única manera en que el cuerpo puede absorber el impacto de correr es directamente sobre los huesos”, explicó el líder del estudio, el doctor Timothy Miller. Además, observó que sus lesiones tardaron más tiempo en sanar.

Durante tres años analizó decenas de lesiones entre los atletas universitarios y concluyó que las corredoras con un IMC por debajo de 19 tienen más riesgo de sufrir fracturas por fatiga que las personas con un índice normal o alto. 

 

Edición de esta semana
UNIVERSITARIOS LATINOS RECIBEN BECAS DEL CONCILIO LULAC 750 DE LITTLE ROCK
Por Michel Leidermann
En una estupenda ceremonia y banquete de gala celebrada el viernes 13 de octubre en el Centro Presidencial William J. Clinton de Little Rock, se entregaron los certificados de becas a 38 universitarios latinos de Arkansas Central.    / ver más /
Por Michel Leidermann Hemos pedido a los Dreamers y a sus familiares y simpatizantes que marchen, que protesten públicamente por la anulación de DACA y que exijan su legalización definitiva. Pero la realidad que fuera de alzar sus voces a gritos y mostrar pancartas, no lograrán nada más.   / ver más /
Michel Leidermann
comentario
par Michel Leidermann
Recuerdo haber hecho esa pregunta después de que 20 niños fueran asesinados en la escuela Sandy Hook. Estaba seguro de que esta tragedia nos despertaría, nos ayudaría a poner fin a la epidemia de violencia armada. Pero no se hizo nada. Pasaron cinco años y ahora tenemos la nueva tragedia en Las Vegas.   / ver más /