TRUMP PROFANA EL RESPETO A LA LEY
Por Michel Leidermann

El perdón presidencial de Donald Trump al ex sheriff de Arizona Joe Arpaio, es un insulto al respeto de la ley, es un premio a la desobediencia de los tribunales. Es un reflejo de los valores más atesorados por Trump, pero de más desacato a las instituciones democráticas del país 

Entre Trump y Arpaio hay multitud de similitudes que su antagonismo hacia los latinos. Ellos comparten el desdén a los límites que impone la ley. Se ven por sobre ella. Y el que jueces sean un estorbo

Precisamente, el desacato de Arpaio a la orden judicial de no seguir con redadas ilegales en contra de indocumentados basadas en el perfilamiento racial, fue lo que lo llevó a ser declarado culpable en un tribunal.

En el retorcido universo de Trump eso significa ser castigado por cumplir con su deber.

Arpaio se jactó de ser el “sheriff más duro” de Estados Unidos. Durante 24 años hizo todo para llamar la atención con los castigos implementados en la cárcel en el condado de Maricopa, Arizona.

Hasta la llamó su “campo de concentración” al ubicar a los presos en carpas al aire libre durante el ardiente verano de Phoenix.  Allí se los alimentaba una vez al día y se los vestía con ropa interior color rosa.

Arpaio era famoso por las redadas de inmigración en hogares, en negocios y los bloqueos de tráfico parando a toda persona que pareciera latina. Varias veces arrestó a latinos-estadounidenses ciudadanos, que luego debió liberar.

En una ocasión, vistió de presos a cientos de mexicanos para pasearlos encadenados por una calle de Phoenix.

En cambio, Arpaio no era tan duro a la hora de los delitos sexuales. Más de 400 denuncias de agresiones sexuales entre 2005 y 2007 debieron ser reevaluadas después de considerarse que la oficina del Sheriff fue negligente en el manejo de estos casos.

El perdón a Arpaio es un inusual favor a un aliado político.  Se realizó en las condiciones más inusuales, antes y sin esperar una sentencia, ni se siguió el proceso regular de estas acciones presidenciales.

Esta acción de Trump también es una poderosa señal con varios propósitos. A los agentes de ICE y de la Patrulla Fronteriza les muestra que Arpaio es un ejemplo. Que el cumplimiento de la ley pasa a segundo plano a la hora de perseguir a los indocumentados.

Este precedente está causando serias dudas sobre lo que podría pasar en el caso de la investigación sobre la conexión de la campaña presidencial de Trump con el gobierno de Rusia y su intervención en las elecciones presidenciales, porque podría indicar que el mandatario está listo para perdonar a los involucrados en ella evitando que hagan declaraciones que podrían perjudicarlo y quizás, originar un juicio político en el Congreso para destituirlo.

Tanto demócratas como republicanos condenaron el perdón de Trump a Arpaio por sus irregularidades. Este fue otro acto desafiante y divisivo de un presidente que, a pesar de su ofuscación, está sujeto a respetar la ley y la constitución, pero pareciera que es la ley Trump la única que él quiere respetar. 

 

Edición de esta semana
UNIVERSITARIOS LATINOS RECIBEN BECAS DEL CONCILIO LULAC 750 DE LITTLE ROCK 
Por Michel Leidermann
En una ceremonia y banquete a celebrarse el viernes 13 de octubre en el Centro Presidencial William J. Clinton de Little Rock, se entregarán los certificados de becas a 38 universitarios latinos de Arkansas Central.    / ver más /
Michel Leidermann
comentario
par Michel Leidermann
Según recientes encuestas, la tasa de aprobación de Donald Trump es del 33%, la más baja de un presidente con tan pocos meses al frente del país. Una gran mayoría de gente tiene legítimas preocupaciones sobre su capacidad para gobernar y todavía se asombran de que haya llegado a la Casa Blanca.   / ver más /