CÓMO SE DEBE PATEAR UN PENALTI
ACERTAR DESDE LOS 11 PASOS NO ES CUESTIÓN DE SUERTE, SINO DE TÉCNICA 
12764A.jpg

Ejecutar un penalti parece en realidad más sencillo de lo que es, pero al echar un vistazo a la Liga de España, donde se supone juegan los mejores futbolistas del mundo, la idea de patear el balón desde los 11 pasos deja una duda: ¿en verdad toda la ventaja es para el ejecutor?

Entonces, ¿cuál es el secreto para convertir un penalti en un partido de fútbol sin importar las condiciones físicas y técnicas del arquero que se enfrenta al tirador? De acuerdo a un estudio realizado en 2012 por Ken Bray, investigador de la Universidad de Bath, Inglaterra, y autor del libro “Cómo anotar: la ciencia y el hermoso juego, el éxito en los penales es algo que los equipos pueden mejorar”, el lanzamiento de penalti debe alcanzar “una curva de tirada” que abarca los ángulos superiores e inferiores del marco, en los cuales se crea una “zona insalvable” a la cual el tirador debe apuntar para tener éxito, algo muy lejano a lo sugerido por el brasileño Cabinho, quien apostaba al poder destructor de su patada para apuntar a la cabeza de los porteros rivales.

De acuerdo a algunas crónicas de antaño, otro brasileño, el mejor de todos, tenía otra idea de cómo patear la pena máxima. Se dice que Edson Arantes Do Nascimento “Pelé”, recomendaba “engañar al portero” y disparar al espacio dejado tras su inútil vuelo; el problema aquí es tener la clase y calidad para lograr engañar a los arqueros, lo cual no cualquiera es capaz de conseguir.

Los números no mienten. Si el ejecutor patea con fuerza la pelota puede alcanzar una velocidad de 100 kilómetros por hora (velocidad muy común entre los cañoneros de hoy), logrará que el balón recorra 28 metros por segundo.

Bajo esta premisa, la pelota disparada alcanzará la distancia que separa al tirador y al portero en 0.4 segundos, mismo tiempo en el cual el balón lograría anidarse al ángulo superior de la portería si éste viajara a 112 kilómetros por hora.

Según expertos, un portero necesita una décima de segundo para ver el disparo, esto representa que para lograr una reacción los guardametas requieren observar los primeros tres metros de viaje del balón.

El cerebro del portero debe enviar las instrucciones a los músculos y finalmente estos siguen una secuencia de contracción y estiramiento, todo lo cual necesita siete décimas de segundo más. En total, 0.9 segundos. 

Si el portero se lanza a la vez que se patea la pelota,  es prácticamente imposible que alcance el balón si el tirador lo ajusta a menos de un metro del poste, refieren los estudiosos, lo cual explica por qué varios guardametas prefieren lanzarse antes y confirma que el tirador siempre tiene la ventaja.

DATOS

71 penaltis pateó Hugo Sánchez, nadie ha ejecutado tantos en la Liga de España, y falló 15 de ellos

9 penaltis malogró Fernando Torres después de 28 intentos, es el futbolista en activo menos efectivo desde los 11 pasos en la Liga de España

0.4 segundos tarda un balón en anidarse en el ángulo superior de la portería si el disparo viaja a 112 kilómetros por hora 

 

Edición de esta semana
IGLESIA SAN EDUARDO CONTINÚA SU ASOCIACIÓN CON LITERACY ACTION PARA AYUDAR A INMIGRANTES A MEJORAR SU INGLÉS
Por Michel Leidermann
Cuando se suben las escaleras en las oficinas administrativas de la Iglesia Católica St. Edward ubicada en el centro de Little Rock, uno se sorprende al oír voces leyendo en voz alta, risas y cantando música rock. Para los feligreses de St. Edward, estos ecos no son inusuales y se han convertido en una realidad muy común.   / ver más /
La Corte Suprema de los Estados Unidos evitó una ejecución el lunes 17 por la noche, apenas 15 minutos antes de que expirase la orden de ajusticiamiento. Es la segunda vez que Don Davis recibe clemencia de un tribunal poco antes de la ejecución, algo que ya ocurrió en 2010. Davis fue condenado por la muerte en 1990 de Jane Daniel en Rogers, Arkansas.   / ver más /
Michel Leidermann
comentario
par Michel Leidermann
Como sus predecesores, Trump comprueba, con la humillante derrota de su reforma sanitaria, que tiene menos poder del que creía. Casi 90 días después, Trump comprobó cómo cambiar Washington es mucho más complejo de lo que pensaba. Lo que algunos llaman como la “arrogancia de la ignorancia”.   / ver más /