ARKANSAS EJECUTARÁ A OCHO CONDENADOS A MUERTE EN 10 DÍAS DE ABRIL
12745A.jpg

El gobernador de Arkansas, Asa Hutchinson, ha programado las ejecuciones de 8 presos condenados a muerte en un lapso de diez días, entre el 17 y el 27 de abril. Hutchinson tomó la decisión después de que la Corte Suprema rechazase una demanda de un grupo de presos en contra de las inyecciones letales utilizadas por Arkansas y dando luz verde a reanudar la pena capital.

Arkansas, que no ejecuta a ningún preso desde 2005, era uno de los varios Estados con la pena de muerte estancada en los tribunales por litigios contra sus protocolos de ejecución. “Esta medida es necesaria para cumplir con lo estipulado por la ley, pero también es importante para que las familias de las víctimas puedan cerrar este capítulo”, dijo Hutchinson.

Hutchinson dictaminó el 17 de abril como fecha para la ejecución de Bruce Ward y Don Davis, ambos hombres blancos. Ward fue condenado a muerte por la violación y asesinato de una dependienta de una gasolinera de 18 años en 1989, mientras que Davis fue por el asesinato de otra mujer en 1990.

El 20 de abril, Arkansas tiene previsto ejecutar al afroamericano Stacey Johnson por el asesinato de un guardia de prisiones en 1995 mientras cumplía una cadena perpetua por matar a un empresario cinco años antes. Ledell Lee, también afroamericano, podría ser ejecutado ese mismo día por la violación y asesinato de una mujer en 1993. Lee está acusado además de haber violado a varias mujeres y de haber asesinado a otras dos.

El 24 de abril será el turno del afroamericano Marcel Williams por el secuestro, violación y asesinato de una mujer en 1994, así como de Jack Jones, un hombre blanco condenado por la violación y asesinato de una mujer en 1995 y el intento de asesinato de su hija de 11 años.

Finalmente, el 27 de abril, Arkansas pretende ejecutar a Jason McGehee, un hombre blanco condenado a muerte por el asesinato en 1996 de un adolescente con el que vivía y que lo delató a las autoridades por cobrar cheques robados. También al afroamericano Kenneth Williams, condenado por el asesinato de un hombre durante una fuga de la prisión en 1999 en la que cumplía cadena perpetua por otro homicidio un año antes.

Pese a la estructurada programación, el futuro de estas 8 ejecuciones es toda una incógnita, ya que las distintas veces que Arkansas ha tratado de acabar con la vida de estos reos a lo largo de la última década diferentes tribunales han abortado sus intentos.

Además, el Estado carece en estos momentos de uno de los tres químicos utilizados en sus inyecciones letales, cloruro de potasio, mientras que el sedante midazolam, más difícil de adquirir, caduca justo a finales de abril.

Desde que la Corte Suprema de los Estados Unidos restauró la pena de muerte en 1976, 1.446 presos han sido ejecutados, 27 de ellos en Arkansas. 

 

Edición de esta semana
Sociales
CONSULADO DE MÉXICO ATENDERÁ TEMPORALMENTE EN CENTRO COMUNITARIO DE LITTLE ROCK    / ver más /
Los votantes en una elección especial rechazaron el martes 9 la propuesta del Distrito Escolar de Little Rock, de extender la recaudación de 12,4 milésimos de dólar de servicio de la deuda financiera, por 14 años para recaudar $160 millones que hubieran pagado por una nueva escuela secundaria y urgentes mejoras en todos las otras del distrito.   / ver más /
Michel Leidermann
comentario
par Michel Leidermann
El despido del director del FBI, James Comey, puede traerle varios dolores de cabeza a Donald Trump.   / ver más /