EL DOMINGO 12 DE MARZO HAY QUE ADELANTAR LOS RELOJES UNA HORA
12744A.jpg

A las 2 de la mañana del domingo 12 de marzo hay que adelantar los relojes y perder una hora del día, comenzando el horario de verano (Spring Forward). La buena noticia es que la puesta del sol será una hora más tarde tras un invierno triste, frío y lluvioso.

La actualización del horario de verano se ha adelantado desde cuando era el primer domingo de abril y luego retrasar de nuevo la hora el último domingo de octubre para el horario de invierno (fall back). 

Pero hace un par de años, el Congreso cambió las fechas extendiendo más días de verano al calendario. Este año será del 12 de marzo hasta el 5 de noviembre.

En todo el mundo, alrededor de 75 países y territorios tienen al menos un lugar en el que se observa el horario de verano. Por otro lado, 164 no observan ningún cambio de hora en absoluto.

En realidad el domingo 12 será un día 23 horas. Esta hora que nos “quitan” se notará sobre todo el lunes por la mañana, ya que tendremos que madrugar más.

El cambio de horario se aplica progresivamente por todo el territorio: primero en la zona horaria del Atlántico, una hora más tarde en la zona Oriental, después en la zona Central, zona Montañosa, zona del Pacífico, y por último en la zona de Alaska. Hawaii y Arizona no tienen horario de verano.

Todavía hay cierta polémica sobre si esta medida es mala o buena, y cómo afecta a las personas, los animales y a todo tipo de actividades que se ven alteradas artificialmente. 

 

Edición de esta semana
Sociales
CONSULADO DE MÉXICO ATENDERÁ TEMPORALMENTE EN CENTRO COMUNITARIO DE LITTLE ROCK    / ver más /
Los votantes en una elección especial rechazaron el martes 9 la propuesta del Distrito Escolar de Little Rock, de extender la recaudación de 12,4 milésimos de dólar de servicio de la deuda financiera, por 14 años para recaudar $160 millones que hubieran pagado por una nueva escuela secundaria y urgentes mejoras en todos las otras del distrito.   / ver más /
Michel Leidermann
comentario
par Michel Leidermann
El despido del director del FBI, James Comey, puede traerle varios dolores de cabeza a Donald Trump.   / ver más /