TRUMP ACUSA A LOS MEDIOS DE ESTAR “FUERA DE CONTROL” Y SER DESHONESTOS
“LA PRENSA ES EL ENEMIGO DEL PUEBLO AMERICANO” DICE EL PRESIDENTE
12724A.jpg

Le odian. Hablan mal de él. Falsean los hechos. Le implican en sucias tramas con Rusia. Filtran mentiras y las presentan como grandes revelaciones. Donald Trump es una víctima. Un presidente decidido a sacar adelante el caos que heredó, pero que se enfrenta a diario a una prensa desagradecida y prejuiciada. A medios “fuera de control” y que sintonizan con la falsedad cuando hablan de él. Así se ve a sí mismo el presidente Trump, y así lo manifestó este jueves 16 en una explosiva conferencia de prensa en la Casa Blanca.

La conferencia, fuera de agenda y primera en solitario como presidente, tenía como fin defender los logros de sus 4 semanas de mandato. Todo aquello que, a su juicio, ha hecho y que no se ha publicitado lo suficiente. El punto de partida no pudo ser más claro. “Heredé un desastre”, dijo. Entonces citó sus presuntos éxitos económicos y hasta la buena marcha de sus negociaciones internacionales. Pero pronto su discurso derivó hacia la batalla que mantiene con los medios de comunicación. Una relación que el jefe de estrategia de su administración, Steve Bannon, ha definido como “principal partido de oposición”.

En el corazón de la pugna, casi tan larga como su carrera presidencial, se ha situado el escándalo de las relaciones de Trump y sus colaboradores con Rusia. El presidente negó todas las acusaciones lanzadas por los medios. “No tengo nada que ver con Rusia”, llegó a decir. Incluso defendió al defenestrado consejero de seguridad nacional, Michael Flynn, de quien sostuvo que su error no fue su embarazosa conversación con el embajador ruso, sino no habérsela mencionado adecuadamente al vicepresidente, Mike Pence. 

“Flynn hizo su trabajo”, señaló Trump. A partir de ahí, todo estalló. The Wall Street Journal, The New York Times, The Washington Post, CNN y hasta la BBC, fueron objeto de sus censuras. Desmintió una por una sus noticias al respecto. Insistió en que habían sido publicadas a sabiendas de que no eran ciertas u omitiendo recoger su versión. “Muchos de los reporteros de nuestra nación ya no cuentan la verdad, muchos de los medios no hablan para la gente, sino en favor de intereses ajenos”, afirmó. 

Acusó a los medios de dejarse manipular las filtraciones de informaciones. “Las filtraciones son ciertas, las noticias son mentira”. No tuvo empacho en reprocharle a la cara a los periodistas presentes su supuesta pérdida de credibilidad. “El público ya no les cree”, le dijo al corresponsal de la CNN, Jim Acosta. “El nivel de deshonestidad está fuera de control”, remachó clausurando un enfrentamiento que no tiene trazas de revertir. Un combate de largo aliento donde Trump está jugando a la política. La de convertir en enemigos a los periodistas. 

 

Edición de esta semana
FAMILIAS LATINAS ASISTEN AL JAMBOREE DE CHILDREN’S INTERNATIONAL en little rock
La a organización Children’s International junto con la Universidad de Arkansas en Little Rock (UA-LR), y la Junior League de Little Rock, entregaron gratuitamente mochilas, libros y materiales escolares a cientos de niños de familia de bajos recursos que asistieron al gran Jamboree anual en el Centro Jack Stephens (estadio cubierto) y estacionamiento al aire libre en recinto universitario, el pasado sábado 12 de agosto.   / ver más /
La Red de Televisión Educativa de Arkansas, AETN (canal 2), continúa en agosto con sus programas de “EL LATINO” en español esta vez discutiendo la grave situación de crímenes en Arkansas y en particular aquellos en contra de los latinos    / ver más /
Michel Leidermann
comentario
par Michel Leidermann
Cuando buscaba la candidatura republicana, Trump ya encendió la polémica cuando reprendió a la reportera televisiva Megyn Kelly, por considerar que había ella sido demasiado dura con él durante un debate televisado. “Le brotaba sangre de los ojos, le brotaba sangre de... cualquier parte”, la insultó. Aquellas palabras, por el tono y el contexto, se interpretaron como una referencia a la menstruación y la alteración hormonal. La presentadora le había hecho mención precisamente por otras groserías de Trump, que había llamado “gorda” y “cerda” a la actriz Rosie O’Donell, en otras ocasiones.    / ver más /