RESUMEN DE LAS NUEVAS DIRECTRICES PARA DEPORTAR A INMIGRANTES INDOCUMENTADOS
12719A.jpg

El gobierno de Donald Trump difundió el martes 21 una serie de nuevas directrices con miras a ampliar el número de inmigrantes ilegales que puede deportar y acelerar su salida del país.

A partir de ahora se podrá deportar a quienes hubieran cometido cualquier tipo de delito, cometido fraude en un trámite oficial, sean considerados una amenaza para la seguridad pública o hubieran abusado de beneficios sociales.

Pero por ahora Trump mantiene las medidas de protección DACA para los inmigrantes que entraron ilegalmente siendo niños.

Expertos señalan que, con las nuevas instrucciones, prácticamente todos los extranjeros indocumentados presentes en el país, estimados en 11 millones, pueden verse afectados.

CLAVES DE LAS NUEVAS DIRECTRICES CONTRA LA INMIGRACIÓN ILEGAL

Permiten la deportación de prácticamente todos los inmigrantes indocumentados, con excepción de los Dreamers, quienes siguen por ahora protegidos por DACA.

Establecen que quienes sean detenidos al ingresar al país y deban ser presentados ante un juez de migración para decidir sobre su caso, deberán permanecer en un centro de reclusión en lugar de poder esperar al juicio en libertad condicional.

Dan prioridad a la expulsión de los inmigrantes indocumentados que hayan sido condenados por cualquier tipo de delito, no solamente por delitos graves.

Amplían de 14 días a 2 años el período mínimo que debe haber permanecido en Estados Unidos un inmigrante indocumentado para evitar ser sometido a una expulsión expedita, que se ejecuta sin necesidad de un juez.

Prevén la contratación de unos 10.000 funcionarios adicionales de ICE para tareas de control migratorio y 5.000 más para la Patrulla Fronteriza. Adicionalmente, autorizan a agentes de policía en los Estados y condados cercanos a la frontera a actuar también como agentes de inmigración.

Autorizan el inicio de las tareas relacionadas con la ampliación del muro en la frontera con México.

Proponen enjuiciar a los padres que ayuden a que sus hijos entren ilegalmente en Estados Unidos.

Implican una expansión de las expulsiones aceleradas, que permiten a los agentes de inmigración y aduanas y a la guardia fronteriza deportar a los inmigrantes de forma más rápida y sin necesidad de presentarlos ante un juez de inmigración. Hasta ahora sólo se sometía a las expulsiones expeditas a personas que hubieran entrado a Estados Unidos en los últimos 14 días y que se encuentren en un área de 160 kilómetros de distancia de la frontera. A partir de ahora, podrán afectar a quienes hayan ingresado en el país en los últimos dos años, independientemente de en cuál lugar de Estados Unidos se encuentren.

Habrá unas pocas “circunstancias limitadas” bajo las cuales un indocumentado pueda ser liberado condicionalmente tras una detención:

Si va a ser deportado de vuelta a su país natal

Si es un ciudadano de EE.UU. 

Si es un refugiado

Si el individuo tiene motivos demostrables para estar en EE.UU.  como persecución o exilio de sus país natal, y no supongan un riesgo de seguridad para EE.UU.. Para demostrar dichas razones, las autoridades realizarán entrevistas rigurosas a los extranjeros. 

 

Edición de esta semana
UNIVERSITARIOS LATINOS RECIBEN BECAS DEL CONCILIO LULAC 750 DE LITTLE ROCK
Por Michel Leidermann
En una estupenda ceremonia y banquete de gala celebrada el viernes 13 de octubre en el Centro Presidencial William J. Clinton de Little Rock, se entregaron los certificados de becas a 38 universitarios latinos de Arkansas Central.    / ver más /
Por Michel Leidermann Hemos pedido a los Dreamers y a sus familiares y simpatizantes que marchen, que protesten públicamente por la anulación de DACA y que exijan su legalización definitiva. Pero la realidad que fuera de alzar sus voces a gritos y mostrar pancartas, no lograrán nada más.   / ver más /
Michel Leidermann
comentario
par Michel Leidermann
Recuerdo haber hecho esa pregunta después de que 20 niños fueran asesinados en la escuela Sandy Hook. Estaba seguro de que esta tragedia nos despertaría, nos ayudaría a poner fin a la epidemia de violencia armada. Pero no se hizo nada. Pasaron cinco años y ahora tenemos la nueva tragedia en Las Vegas.   / ver más /