LA ENMIENDA 25 Y LA SALUD MENTAL DE TRUMP
Por Michel Leidermann

La Sección Cuarta de la 25ª enmienda de la Constitución de los Estados Unidos establece que “cuando el vicepresidente y la mayoría de los principales funcionarios de los departamentos ejecutivos o de cualquier otro cuerpo que el Congreso autorizara por ley, transmitir al presidente pro tempore del Senado y al presidente de la Cámara de Representantes, su declaración escrita de que el presidente está imposibilitado para ejercer los poderes y obligaciones de su cargo, el vicepresidente inmediatamente asumirá los poderes y obligaciones del cargo como presidente en funciones”.

Lo anterior se considera porque renombrados psiquiatras y psicólogos escribieron una carta al diario New York Times para alertar sobre la “incapacidad para servir como presidente de forma segura (de Trump)”. “Sus discursos y acciones indican que no es capaz de tolerar diferentes puntos de vista, lo que le lleva a tener reacciones de rabia”, expresaron.

La salud mental del presidente Donald Trump es cuestionada por primera vez por expertos en salud mental de las universidades de Boston, la Escuela de Medicina, Harvard, Columbia, Washington, Pennsylvania, entre otras, quienes indican “que el mandatario tiene incapacidad para empatizar con las ideas de otras personas”. 

Sus discursos y acciones indican su manifiesta imposibilidad de aceptar puntos de vista distintos a los suyos y que dicha intolerancia lo conduce a “distorsionar la realidad para adaptarla a su estado psicológico, así como a atacar a aquellos que ponen en evidencia sus acciones, como a periodistas y científicos”.

La aplicación de la Sección Cuarta de la 25ª enmienda de la Constitución de los Estados Unidos, no corresponde al mundo de las fantasías. El dispositivo legal ya existe en la realidad, ahora sólo falta que Trump continúe emitiendo pruebas que confirmen sus bizarras patologías. Por lo pronto, creo que el proceso de destitución no vendrá por sus conflictos de salud mental, sino por sus actividades encubiertas con Putin que, día a día, salen a la luz pública. 

Las instituciones democráticas de Estados Unidos están a prueba…

 

TRUMP Y ROBOTS 

Trump engaña cuando dice que el libre comercio con México elimina empleos en EE.UU.  y que se debe renegociar o salir de NAFTA para prevenir pérdidas laborales aún mayores. 

En realidad, sólo la automatización podría eliminar hasta el 47% de los empleos entre los próximos 15 o 20 años debido a los robots y la inteligencia artificial.

Según estudios, casi todos los empleos que sean mecánicos, o que sigan una rutina física o intelectual, tienen probabilidades de desaparecer en el futuro cercano. Entre los empleos más amenazados están los trabajadores en industrias, camareros, vendedores (ya siendo reemplazados por compras vía Internet y los vendedores telefónicos (robocalls), las secretarias y numerosos empleos en la banca, etc..

Muchos afirman que la tecnología está avanzando a una velocidad sin precedentes, y destruyendo más empleos de los que se pueden crear.

Y si se pudiera castigar a las compañías estadounidenses que han trasladado algunas de sus fábricas a México, China o India, y obligarlas a regresar, estas instalarían robots, que son cada vez más baratos y no piden aumentos de sueldo. 

 

Edición de esta semana
MARÍA MENESES
María Meneses confía en la idea de que Estados Unidos cumplirá con sus promesas a los jóvenes que fueron traídos ilegalmente por sus padres, cuando aún eran niños, y a quienes el ex presidente Barack Obama dio la oportunidad de crecer como personas y contribuir positivamente al país.   / ver más /
Arkansas tiene una población inmigrante pequeña pero creciente. En 2015, 142.841 inmigrantes (personas nacidas en el extranjero) comprendían el 4,8% de la población dividida en 63,803 mujeres, 67,229 hombres y 11,809 niños. Sus principales países de origen fueron México (38.1%), El Salvador (12.8%), India (6.7%), Guatemala (4%) y China (3.6%).   / ver más /
Michel Leidermann
comentario
par Michel Leidermann
Hace un año la elección presidencial dio como ganador al republicano Donald Trump. El proceso y el resultado, más allá de quién salió victorioso, dejó reflexiones y dudas sobre nuestra democracia.   / ver más /