SIN “TLCAN” TODOS PIERDEN
Por Michel Leidermann

Donald Trump, ha estado en el cargo de presidente por sólo 5 semanas y ya ha causado graves daños a la relación de EE.UU. con México, un país vecino, amigo y socio. Los mexicanos, y tal vez también los americanos, ven al nuevo mandatario, ofender, hostigar y chantajear a México que, junto con Canadá, ha sido su estrecho aliado económico y político. Desde el comienzo de su campaña política hasta el comienzo de su presidencia, Trump ha calumniado a los mexicanos llamándolos violadores, criminales e indeseables. Ese es el trasfondo de la actual y tensa relación entre los dos gobiernos.

El comercio, la inversión, la colaboración en la seguridad de la frontera estaban en un máximo histórico cuando Obama salió de la Casa Blanca. Trump ha puesto todo esto en peligro con sus tácticas de intimidación e intentos de chantajear a Peña Nieto y a México, para que pague por un muro fronterizo que México no está dispuesto a ayudar a construir. 

Además, Trump ha caracterizado al TLCAN (Tratado de Libre Comercio de America del Norte) como “el peor acuerdo jamás negociado por los EE.UU.” y ha amenazado con retirarse del tratado si sus demandas, aún no especificadas de cambio, no se cumplen. Tal vez estas son las tácticas de Trump como especulador en el mundo de los negocios, pero ciertamente no convienen al presidente de la principal potencia mundial.

Con la cancelación de la visita de trabajo de Peña Nieto a Washington y el regreso del equipo de alto nivel que México envió para discutir una serie de asuntos, parecen ser pocas las avenidas abiertas en el corto plazo para volver a normalizar la relación con México. La delegación mexicana quedó ofuscada por la firma de órdenes ejecutivas de Trump para avanzar la construcción del muro y las políticas antiinmigrantes, el mismo día en que los ministros mexicanos llegaron a Washington, en un ambiente muy desfavorable para las conversaciones. 

Es de esperar que la opinión pública, los gobiernos estatales, el Congreso y su gabinete, le hagan entender lo mucho que sus anuncios con respecto a México, podrían acabar perjudicando a su propio país.

Los mexicanos también están perplejos por algunas de las posturas de Canadá por excluir a México del TLCAN y negociar un acuerdo separado con EE.UU.. Esto es miope y un error. Si el TLCAN se desbarata, la inversión y el comercio canadienses con México se verán afectados negativamente, al igual que la relación bilateral. El primer ministro, Justin Trudeau, ha eliminado la obligación de visado a los mexicanos y ha creado un grupo de liderazgo no gubernamental de alto nivel, para promover un mayor acercamiento entre ambos países.

Cualquier medida de comercio o inversión que los EE.UU. apliquen a México, puede asimismo terminar dañando a Canadá y destruyendo las ventajas que ha traído el TLCAN desde hace 23 años.

A pesar de algunos desplazamientos sectoriales de trabajo en los tres países, muchas de las empresas estadounidenses y canadienses que llegaron a México en las últimas décadas, lo hicieron debido al sólido marco institucional y la confianza que el TLCAN proporcionó.

Si EE.UU., Canadá o México se retiran del tratado, esas ventajas se perderán y la economía  de la región se verá socavada. Miles de millones de dólares en comercio e inversión estarán en riesgo. Es necesario convencer a Trump de el TLCAN ha traído efectivamente más prosperidad, más crecimiento económico y más competitividad internacional para las tres naciones. 

 

Edición de esta semana
CIRUGÍAS DEL CORAZÓN POR VÍA SUBCUTÁNEA
Nuevas técnicas han permitido las cirugías mínimamente invasivas y tiempos de recuperación mucho más cortos para cientos de pacientes que han sido sometidos al reemplazo de la válvula aortica del corazón por vía de un catéter (cirugía percutánea a través de la piel) en lugar de las mayores cirugías de corazón abierto.    / ver más /
El 15° Festival Literario de Arkansas 2018 incluye en su la lista de autores y presentadores a una variada gama de escritores.   / ver más /
Michel Leidermann
comentario
par Michel Leidermann
En todo EE.UU. los maestros se cansaron del tratamiento que sus gobiernos estatales dan a la educación y a los educadores.  Los gobernadores y las legislaturas republicanas están ahora promoviendo aumentar los impuestos para apaciguarlos. Los legisladores están tratando de encontrar maneras de mantenerlos en las aulas, sin darles un aumento.    / ver más /