¿PUEDE TRUMP TRAER DE VUELTA LOS EMPLEOS?
Por Michel Leidermann

Una de las promesas más repetidas del presidente electo, es recuperar puestos que las industrias se han llevado a México, India, o China. La estrategia de Trump para conseguirlo pasa por subir los impuestos a las importaciones y acabar con tratados de comercio internacional que considera perjudiciales. Pero la gran mayoría de los puestos de trabajo que han salido de EE.UU. están relacionados con la producción industrial, y todo parece indicar que muchos no van a volver.

El primer paso en el plan de Trump, para llevar a cabo durante los 100 primeros días de su Gobierno, es retirarse del Tratado de Libre Comercio Trans-Pacífico (TPP, por sus siglas en inglés). También renegociar el Tratado de Libre Comercio de América del Norte (NAFTA) y tomar medidas contra prácticas comerciales que considera ilegales, sobre todo en China, como la devaluación de su moneda (el renminbi) o las subvenciones a sus compañías para ser más competitivas con los EE.UU..

Quiere asimismo evitar que las compañías estadounidenses se muden a otros países con costos de producción y salarios más bajos, castigando a aquellas empresas que trasladan sus fábricas fuera de EEUU con altos impuestos a la importación de sus productos fabricados en el extranjero para ser vendidos dentro de los EE.UU..

Pero los economistas advierten que imponer un impuesto de hasta el 35% sobre los productos fabricados en el exterior, podría desencadenar un conflicto comercial que lleve a otros países a bloquear o tasar igual de alto los productos que fabrica y exporta EE.UU..

Además, perjudicaría especialmente a los consumidores de bajos y medios recursos, que verían aumentar drásticamente el precio de muchos productos.

Por otra parte, la idea de que el comercio internacional solo perjudica a EE.UU. es errónea: si bien el país importa más de lo que exporta, esta era la tendencia ya desde los años 70 cuando más empleos de producción industrial había, y además las exportaciones llevan años creciendo (se han triplicado desde 1995) y generando más ganancias y empleos en el país.

La desaparición de empleos industriales, es una realidad. EE.UU. ha perdido unos 5.5 millones de empleos relacionados con la manufactura a lo largo de los últimos 25 años, pero no está claro cuántos de esos puestos se perdieron debido al comercio internacional y al traslado de empresas a otros países donde la producción es más barata.

Uno de los principales factores que han llevado a la desaparición de millones de empleos de fabricación industrial durante las últimas décadas (de unos 19.6 millones en 1979 a en 12.3 millones actualmente), es uno que Trump no puede revertir subiendo impuestos o negociando nuevos acuerdos de intercambio comercial: se trata del aumento de la productividad por el desarrollo tecnológico.

Es decir, la mejora de las herramientas y las tecnologías disponibles como el uso extenso de robots, hacen que sean necesarios menos trabajadores para producir lo mismo, o más. Y que, además, ha transformado la clase de trabajador que demanda la industria actualmente, en uno más cualificado y especializado, comparado con una mayoría de trabajadores existentes sin títulos o estudios especializados.

Muchos de los empleos relacionados con la fabricación textil, de mobiliario o de juguetes, requerían, hace años, más mano de obra con menos capacidades. Pero muchos de esos puestos se han perdido porque las tecnologías actuales han cubierto gran parte de las tareas de producción y los nuevos empleos requieren otros conocimientos, especialmente relacionados con programación y computación. 

 

Edición de esta semana
MARÍA WEYRENS: PRESENTE EN LOS EVENTOS LATINOS DE ARKANSAS CENTRAL
Por Michel Leidermann
María Weyrens Gutiérrez es originaria de la ciudad de México y llegó a Little Rock hace unos 20 años con su familia cuando vinieron a visitar por primera vez a su tía “Tere” que ya se encontraba acá, y les gustó mucho. Su hermano mayor, Alejandro (ahora con Tacos Godoy) fue el primero en llegar.   / ver más /
El gobernador Asa Hutchinson anunció el viernes 3, que las ciudades de todo Arkansas pueden implementar una ordenanza que requiera cubiertas faciales obligatorias para ayudar a frenar la propagación de COVID-19.   / ver más /
Michel Leidermann
comentario
par Michel Leidermann
La pandemia del coronavirus está exponiendo a que las ligas deportivas profesionales no pongan la salud y la seguridad de sus jugadores por delante de las ganancias de los equipos.   / ver más /