Proyecto de reforma inmigratoria pasará al pleno del Senado
Sólo después de que el Senado y la Cámara de Representantes reconcilien sus versiones podría aprobarse la ley.
8344A.jpg

Un proyecto de ley bipartidista para reformar el sistema de inmigración pasó al pleno del Senado. El Comité Judicial del Senado aprobó la medida por 13 votos a 5 el martes 21 por la noche y se espera la discusión plenaria a comienzos de Junio. La Comisión debatió 300 reformas al proyecto original y adoptó 141.

La última vez que el Senado debatió un proyecto de inmigración en el 2007, las discusiones empezaron con grandes esperanzas pero no avanzó en el Senado en pleno. Esta vez podría ser diferente ya que el comité dio su aprobación bipartidista. Tres republicanos —los senadores Lindsey Graham y Jeff Flake, ambos autores del proyecto, y Orrin Hatch— se sumaron a los 10 demócratas en el comité para apoyar la medida. Los republicanos Chuck Grassley, de Iowa, Jeff Sessions, de Alabama, John Cornyn y Ted Cruz, de Texas, y Mike Lee, de Utah, votaron en contra.

El principal obstáculo para la aprobación en la Comisión fue superado cuando a último momento se retiró una propuesta para garantizar los mismos derechos a las parejas homosexuales que a las heterosexuales para poder solicitar la residencia y ciudadanía.

La legislación crearía nuevas rutas para permitir el ingreso de trabajadores extranjeros poco calificados y permitiría de más empleados extranjeros altamente cualificados para trabajar a todo nivel de especialización, refuerza la seguridad fronteriza y el cumplimiento de los requisitos de trabajo, y ofrece una posibilidad de ciudadanía a los 11 millones de personas que están en el país sin autorización. Asimismo aceptaron una enmienda que establece un sistema biométrico de control en todas y cada una de las fronteras y puertos de ingreso a EEUU, a fin de terminar con el problema de los inmigrantes que llegan con visas de turista y luego se quedan en el país.

La iniciativa de ley condiciona la nacionalización de los inmigrantes a completar primero un reforzamiento de la seguridad fronteriza. Sólo podrán solicitarla quienes no tengan antecedentes judiciales, si pagan multas por $2.000 y si aceptan vivir en el país durante 10 años continuos con un estatus migratorio provisional en efecto seis meses después de la promulgación de la ley, si se reúnen ciertas condiciones, que les permite trabajar y viajar al extranjero.

Los solicitantes deben haber llegado a EEUU antes del 31 de diciembre de 2011, y deben mantener una presencia física continua, no deben haber sido condenados por delitos graves o más de dos delitos menores, y pagar una tarifa de $500 por la condición de inmigrante provisional que dura 6 años y es renovable por 4 años más con el pago de otros $500. Después de los 10 anos, las personas pueden pedir una tarjeta de residente permanente, (green card), siempre que estén al día en sus impuestos y paguen una multa, y cumplan con otras condiciones.

El Comité Judicial también llegó a un acuerdo de último minuto para aumentar las visas para trabajadores de la industria de la tecnología que pasaría de 65.000 a 110.000 al año, con la posibilidad de aumentarlo a 180.000, dependiendo, en parte, de los niveles de desempleo del país. Las empresas que cuenten con al menos un 15% de mano de obra extranjera calificada serían sometidas a condiciones más estrictas que las menos dependientes de dichos trabajadores a quienes se les entrega, generalmente, una visa llamada H1B.

La Comisión rechazó una propuesta del republicano Ted Cruz (Texas) que argumentaba

que otorgar beneficios plenos a personas que violaron las leyes sólo propiciará una mayor inmigración ilegal y advirtió que el proyecto de ley, tal como está redactado, tiene pocas posibilidades de ser aprobado en la Cámara de Representantes.

El presidente del Senado, el demócrata Harry Reid, de Nevada, planea someter en junio el proyecto de ley a votación en el pleno del Senado. Los autores de la legislación han expresado expectativas de obtener al menos 70 de 100 votos posibles y así ejercer una considerable presión política sobre la Cámara Baja, controlada por una mayoría de representantes republicanos donde el destino del proyecto de ley es aún más incierto.

No obstante, analistas dijeron que el debate en el Senado tardará al menos un mes o más, y que su resultado será impredecible.

Sólo después de que ambas Cámaras reconcilien sus versiones es que podría pasar al presidente Obama para que la sancione.

Edición de esta semana
CORTE PERMITE TERMINAR CON EL “TPS” PARA INMIGRANTES DE EL SALVADOR, NICARAGUA, HAITÍ Y SUDÁN
El lunes 14 con una decisión de 2 votos contra 1, la Corte de Apelaciones del 9º Circuito avaló al Gobierno del presidente Donald Trump para terrminar el programa del Estatus de Protección Termporal (TPS) para beneficiarios de El Salvador, Nicaragua, Haití y Sudán, y que afectará a unos 300,000 inmigrantes y sus familias.     / ver más /
Al 9 de septiembre de todos los casos positivos en Arkansas, el 20.8% eran latinos; esto significa 13,804 casos. De todas las muertes el 8.1% eran de latinos con un total de 75 fallecidos. De todas las pruebas positivas entre latinos, el 49,6% eran hombres y el 50,3% eran mujeres, 37.7% tenían entre 25 y 44 años, 24,0% tenían entre 45 y 64 años, 19.4% tenían hasta 17 años, el 15.3% entre 18 y 24 años y el 3,6% tenía 65 años o más.   / ver más /
El jueves 10 el Dr. José Romero, Director de Salud de Arkansas explicó que a la fecha hay 3 vacunas en desarrollo en los Estados Unidos por 3 compañías diferentes. La primera empresa es Moderna, la segunda Pfizer / BioNTech y la tercera es AstraZeneca.    / ver más /
Michel Leidermann
comentario
par Michel Leidermann
Consistentemente he escuchado de adultos la misma queja: “muchos niños hoy día no tienen modales”.   / ver más /