Schwarzenegger sugirió no ver televisión ni leer periódicos en español
2115A.jpg
El gobernador de California, Arnold Schwarzenegger, dijo a periodistas que los inmigrantes latinoamericanos deben evitar exponerse a los medios de comunicación en español si quieren aprender inglés rápidamente.
“Tienen que apagar la televisión en español”, afirmó el gobernador republicano el miércoles 13 por la noche en la convención anual de la Asociación Nacional de Periodistas Hispanos. “Así de simple. Deben aprender inglés”.
Schwarzenegger, que emigró a Estados Unidos desde Austria, hizo las afirmaciones en respuesta a una pregunta sobre cómo mejorar el desempeño académico de los estudiantes latinos.
En la audiencia había muchos periodistas que trabajan para medios de comunicación en español.
“Sé que esto suena raro, decirlo es políticamente incorrecto y me voy a meter en problemas”, señaló. “Pero sé que cuando llegué a este país, muy rara vez hablaba en alemán con alguien”.
El gobernador dijo que para los latinos puede ser más difícil porque es posible que tengan compañeros que hablen español, por lo que no se ven forzados a aprender inglés tan rápido como otros grupos de inmigrantes.
Líderes latinos manifestaron su desacuerdo por los comentarios hechos por el gobernador. Algunos dirigentes calificaron las afirmaciones del gobernador de California de ignorantes.
Estos comentarios hechos por el gobernador, no son los primeros que causan irritación entre la comunidad latina.
Durante su campaña de reelección, en octubre pasado, Schwarzenegger causó controversia cuando declaró que a los mexicanos les costaba mucho asimilarse a la cultura estadounidense.
La insistencia en la vigencia del inglés no es una proposición lógica, sino un arma contra los inmigrantes. Aunque la enorme mayoría de ellos –de Latinoamérica y otros lados– reconozca que aprender el idioma local es imprescindible para vivir aquí y progresar.
Los inmigrantes, al llegar, generalmente no saben inglés. Pero muchos de los adultos lo aprenderán. El cambio más dramático es el generacional. Los inmigrantes aprenden algo del idioma; pero sus hijos lo dominan. Después, les hablamos en español aunque puedan hacerlo en inglés, y ellos contestan en inglés, aunque comprendan español.
Como muchos se resisten a abandonar el español, o no tienen tiempo de tomar clases en inglés por sus largas jornadas laborales, cada vez más la comunicación destinada a ellos va dirigida en español, ya sea en medios de comunicación, edificios públicos, y hasta entre los políticos.
La insistencia de los antiinmigrantes en la vigencia del inglés, presuntamente ignorando este ciclo por todos reconocido, es entonces un símbolo, no de patriotismo, sino de la defensa de un privilegio étnico. Sin decirlo directamente, insisten en un país que perciben blanco, puro, exitoso y dominante, democrático por dentro e implacable por fuera.
Pero el reloj demográfico es implacable. Los latinos son la minoría de mayor crecimiento del país. Otros millones de inmigrantes llegan de los países asiáticos y Europa del Este.
Estados Unidos debrerá adaptarse o dejar de ser democrático para mantener el dominio de un grupo contra otro.
Ya lo hizo una vez. Cuando la esclavitud se estableció aquí como base de un sistema económico, los esclavos eran blancos: campesinos endeudados de Inglaterra o Alemania. Tenían un inconveniente: despertaban la solidaridad de trabajadores en situación casi similar. Además, si huían, desaparecían entre la población. Por eso se usaron los negros, importados a la fuerza, virtuales desconocidos. Por el color de su piel su captura era fácil y su encierro posible. Se instituyó una ideología de odio y desprecio que aún persiste.
Edición de esta semana
EL MUNDO NUNCA SERÁ EL MISMO
Nunca he sido testigo de algo así en EE.UU., y es difícil comprender qué está sucediendo con el cierre de ciudades enteras. La velocidad a la que esto ha sucedido es asombrosa. Pasamos de una economía en auge que estaba creciendo bien, a una recesión en dos semanas.   / ver más /
El gobernador, Asa Hutchinson, informó que el número de casos confirmados en Arkansas ha aumentado a 523 con 8 muertes hasta el martes 31 al mediodía.   / ver más /
Michel Leidermann
comentario
par Michel Leidermann
Donald Trump ahora llama al Covid-19 el "virus chino". Pero es claro que el racismo y el culpar a otras personas por sus propios fracasos son las características definitorias de su presidencia.   / ver más /