SE PUEDE SEGUIR TOSIENDO DESPUÉS DE RECUPERARSE DEL COVID
LA TOS PUEDE PERSISTIR DURANTE SEMANAS O MESES DESPUÉS DE LA INFECCIÓN POR CORONAVIRUS

La tos es un síntoma socialmente incómodo, particularmente desde que llegó la pandemia de covid-19.

El problema es que la tos puede persistir durante semanas o meses después de que la infección por coronavirus haya desaparecido. Alrededor del 2,5% de las personas siguen tosiendo un año después de haberse infectado con covid.

Una tos recurrente puede socavar la capacidad para trabajar y provocar aislamiento de situaciones sociales porque no querer que otros crean que se está propagando COVID.

La tos es un reflejo causado por la reacción de unos receptores que tenemos en la parte posterior de nuestras gargantas.

No es sorprendente que el COVID provoque tos, porque el virus afecta el tracto respiratorio, desde las fosas nasales hasta los pulmones.

La tos es una de las formas en las que el cuerpo se deshace de irritantes no deseados como virus, polvo o mucosidad. Cuando detecta algo “extraño” en el tracto respiratorio, se activa un reflejo para provocar tos tratando de eliminar el irritante.

Lo que sucede es que, también es la forma en que se propaga el virus del COVID. Y esta es una de las razones por las que el virus ha transitado de manera tan efectiva y rápida por todo el mundo.

Esto puede durar mucho tiempo, incluso después de que el virus haya desaparecido.

Algunos pacientes dicen que no se sintieron particularmente mal durante su infección por COVID, pero la tos posinfecciosa los está volviendo locos.

Se debe tener cuidado de no pasar por alto otras causas graves de tos crónica.

Una cosa a tener en cuenta es una infección bacteriana secundaria, además de COVID.

Los signos de que puede tener una infección secundaria incluyen: Un cambio en el tipo de tos (sonidos diferentes, más frecuentes); Cambio en el esputo/flema (aumento del volumen, presencia de sangre); Desarrollar nuevos síntomas como fiebre, dolor de pecho, palpitaciones o empeoramiento de la disnea.

Otras enfermedades potencialmente graves pueden causar tos crónica, como insuficiencia cardíaca y cáncer de pulmón, por lo que, si se tiene alguna duda sobre la causa de la tos, debe hacerse un chequeo.

Si la tos se debe principalmente al goteo posnasal, responderá a las medidas para reducirlo, como chupar pastillas, enjuagues salinos, aerosoles nasales y dormir bocarriba.

Si una garganta seca o con cosquillas desencadena el reflejo de la tos, las soluciones incluyen sorbos de agua lentamente, comer o beber miel y respirar lentamente por la nariz.

Lo mejor es agua caliente, limón y miel, aconsejan expertos.

Al respirar lentamente por la nariz, el aire que golpea la parte posterior de la garganta se calienta y se humedece al pasar primero por las cavidades nasales. Por lo tanto, es menos probable que se desencadene el reflejo de la tos y, con el tiempo, la hipersensibilidad debería estabilizarse.

Si la causa se origina en una inflamación en los pulmones, los ejercicios de respiración controlada y la inhalación de vapor (en una ducha caliente o mediante un vaporizador) pueden ayudar.

La mucosidad espesa también se puede volver más acuosa al inhalar solución salina a través de un dispositivo llamado nebulizador, que convierte el líquido en vapor y lo administra directamente a la mucosidad acumulada en los pulmones.

Esto hace que sea más fácil despejar la tos.

Todavía se están realizando ensayos con tabletas de esteroides para tratar la tos posterior a la COVID y no se recomendarán a menos que se demuestre que dan como resultado una mejora significativa.

A menos que haya una infección bacteriana secundaria, los antibióticos no son apropiados y pueden contribuir al desarrollo de resistencia a los antibióticos.

La tos posterior a la COVID puede durar semanas, ser debilitante y tener una variedad de causas. La mayoría de las formas de manejarlo son simples, baratas y se pueden hacer sin necesidad de intervención médica. 

 

Edición de esta semana
Gran Fiesta de la Independencia de México en Little Rock 
El viernes 16 de septiembre de 5 a 9 p.m., se realizó en la Plaza Frida de Little Rock (4001 65th St.), una gran fiesta celebrando la independencia de México.   / ver más /
Michel Leidermann
comentario
par Michel Leidermann
Aunque a menudo se le llama crisis, lo que está sucediendo en la frontera entre Estados Unidos y México es con mayor precisión una tragedia una vergüenza nacional y una violación de los derechos humanos.   / ver más /