LA BIBLIA Y EL ABORTO
PROPOSICIONES FILOSÓFICAS PERMITEN UNA AMPLIA GAMA DE INTERPRETACIONES

La Santa Biblia, base de la mayoría de las religiones occidentales, apenas aborda el tema del aborto. Cuando lo hace, es indirectamente, lo que permite una amplia gama de interpretaciones.

Los religiosos suelen citar 2 pasajes para justificar la idea de que una interrupción voluntaria del embarazo sería un acto pecaminoso y contrario a la voluntad de Dios. Ambos aparecen en el Antiguo Testamento, es decir, que se refiere al período anterior al nacimiento de Jesús.

Al comienzo del libro del profeta Jeremías, probablemente escrito en el siglo VII A.C., el autor presenta las palabras que Dios le habría dicho: “Antes que te formase en el vientre te conocí, y antes de que nacieras te santifiqué”.

En los salmos, el mayor de los libros que componen la Biblia, hay otra referencia a esta vida que existiría incluso antes del nacimiento. En el canto número 139, el autor alaba a Dios y dice: “Tus ojos han visto mi cuerpo aún sin forma”. “Y en tu libro estaban escritas todas estas cosas, que a continuación se formaron, cuando aún no había una de ellas”, continúa.

Entonces las premisas filosóficas y biológicas son claves para interpretar los textos sagrados y fijar cuándo exactamente comienza la vida.

Las discusiones sobre el aborto suelen dividir a los fundamentalistas religiosos y a quienes defienden un estado laico y el pleno ejercicio de las libertades individuales.

Es importante destacar que la Biblia aborda el problema del aborto subrayando el valor de la vida humana. Los opositores al aborto trabajan con la idea de que desde el momento de la fecundación hay una persona ahí, creada por Dios, aunque todo el proceso sea orgánico. El alma sería dada por Dios, por lo tanto, Dios es el dueño de la vida, el creador.

En realidad, existen pocas citas y referencias bíblicas que permitan interpretaciones sobre el aborto. Entonces dentro de la mentalidad religiosa, la discusión termina siendo guiada por la cuestión de que Dios sea entendido como “el creador, el dueño de la vida”.

La Red de Católicas por el Derecho a Decidir, un grupo que suele discrepar de la posición oficial de la Iglesia en temas relacionados con los derechos sexuales y reproductivos, enfatiza que la Biblia no puede usarse para guiar la criminalización del aborto.

“El aborto no es un tema bíblico. Los temas bíblicos atañen a horizontes de organización de la sociedad, de la vida, de la línea de defensa de la vida para todos. Y la vida en abundancia, como dice el Evangelio. Eso significa vida plena, que para hombres y mujeres significa control sobre la propia capacidad de hacer a otros seres humanos y la capacidad de hacer lo que su sexualidad y capacidad reproductiva les permite hacer a los seres humanos”, subraya la organización.

Estudiosos afirman que la Biblia no dice nada directamente sobre el aborto. No hay una declaración categórica específicamente sobre el aborto. Lo que hay son versículos que apuntan a la formación del ser humano en el vientre y cómo desde el vientre de la madre, el ser humano es un ser querido por Dios.

La doctrina católica siempre ha condenado el aborto, entendido como el acto de matar a un niño aún en el vientre de la madre. Sin embargo, la comprensión científica de la concepción y el embarazo ha cambiado mucho a lo largo de los siglos, y los textos más antiguos no siempre formularon una prohibición del aborto como se propone actualmente.

Es natural que siempre haya habido personas que, aun declarándose católicas, no estuvieran de acuerdo con la posición oficial de la Iglesia en un tema tan sensible. En la sociedad actual, la pluralidad cultural ha permitido que estos desacuerdos ganen espacio en el debate público.

Actualmente la autonomía de la madre prima sobre cualquier otro hecho, de manera que el derecho del feto a la vida está determinado por la voluntad de la madre, o de ambos padres, como máximo.  

 

Edición de esta semana
Gran Fiesta de la Independencia de México en Little Rock 
El viernes 16 de septiembre de 5 a 9 p.m., se realizó en la Plaza Frida de Little Rock (4001 65th St.), una gran fiesta celebrando la independencia de México.   / ver más /
Michel Leidermann
comentario
par Michel Leidermann
Aunque a menudo se le llama crisis, lo que está sucediendo en la frontera entre Estados Unidos y México es con mayor precisión una tragedia una vergüenza nacional y una violación de los derechos humanos.   / ver más /