¿TRABAJAR 4 DÍAS O 5 DÍAS A LA SEMANA?
LA SEMANA DE CUATRO DÍAS PUEDE SER UNA SOLUCIÓN PARA ALGUNOS, PERO NO PARA TODOS
18466A.jpg
FOTO: © torsakh - stock.adobe.com

Desde que la pandemia introdujo un cambio sin precedentes en el mundo del trabajo, se ha generado mucha discusión sobre la semana laboral de 4 días. Promocionada como una panacea contra el agotamiento y el estrés laboral, las empresas e incluso los gobiernos han estado experimentando con la idea.

Los resultados preliminares sugieren que los beneficios potenciales incluyen un mejor equilibrio entre el trabajo y la vida personal y un mayor bienestar, sin costo alguno para la productividad de los empleados.

Para los padres con niños pequeños, tener un día libre adicional es de gran ayuda.

Pero, aunque se elimina un día, la carga de trabajo, en muchos casos, sigue siendo la misma. Enfrentados a un horario más apretado, los trabajadores a menudo deben adaptarse a nuevas prácticas y horarios más largos.

Eso significa que, si bien la semana laboral de 4 días podría traer muchos aspectos positivos, para algunos también podría haber consecuencias inesperadas.

Los debates sobre la duración de la semana laboral no son nada nuevo. En 1926, Ford Motor Company estandarizó el patrón de lunes a viernes; antes, la práctica común era una semana laboral de 6 días, con solo los domingos libres.

La teoría era que las personas pondrían más esfuerzo en una semana laboral más corta. Se demostró en gran medida que la teoría era correcta: en las décadas posteriores, la semana laboral de 5 días se ha convertido en una práctica común.

Sin embargo, en la década de 1950, hubo llamados de los sindicatos para introducir una semana de 4 días. 

Pero en marzo de 2020, un estudio de Gallup de más de 10.000 empleados de tiempo completo en Estados Unidos, mostró que solo el 5% trabajaba una semana más corta de 4 días.

Sin embargo, la pandemia ha generado un replanteamiento para algunos jefes: se produjo un gran aumento en la cantidad de pruebas y anuncios de la semana laboral de 4 días.

La pandemia ha dejado en claro que podemos cambiar la forma en que trabajamos de manera muy drástica; la Gran Renuncia (nombre que se le dio en Estados Unidos a la renuncia voluntaria de trabajadores en 2021) ha hecho que las empresas busquen nuevas herramientas de contratación y retención.

Existen diferentes modelos de semana laboral de 4 días: desde recortar una jornada, reducir la jornada laboral y cobrar el mismo salario; a jornadas laborales intensas, en las que 5 días de trabajo se acumulan en 4 turnos más largos.

En los últimos meses, a medida que algunos jefes han hecho permanentes algunos planes piloto, los empleados ahora se han familiarizado con los pros y los contras de la semana laboral de cuatro días.

La investigación de Gallup encuentra impactos tanto positivos como negativos de trabajar una semana más corta.

Si bien el bienestar de los empleados aumenta y el agotamiento se reduce debido a una semana laboral de 4 días, la desconexión activa también aumenta: los trabajadores que ya se sienten desconectados de su empresa tienen más probabilidades de alejarse más si trabajan menos días con la introducción de nuevas herramientas y prácticas operativas que aumentan la eficiencia y dan como resultado un aumento en el bienestar de los trabajadores que impulsa la productividad.

Algunos trabajadores pueden resistirse a tener una semana laboral comprimida, con horas potencialmente más largas y menos descansos.  Es posible que otros ya estén trabajando a pleno rendimiento, lo que significa que una semana laboral más corta podría hacer que su carga de trabajo sea menos manejable.

En este momento, muchas empresas están buscando nuevas formas de atraer y retener a los mejores talentos: según una encuesta reciente de 4.000 trabajadores en Estados Unidos, el 83% quiere una semana laboral de 4 días. Esto hace que sea más probable que las empresas se apresuren a tener una semana laboral más corta y resuelvan problemas sustanciales sobre la marcha. 

 

Edición de esta semana
Ronald Mcdonald House de Little Rock acoge a familias Latinas con niños gravemente enfermos
Muchas familias deben viajar desde lejos de sus casas hasta Little Rock para recibir tratamiento médico que salve la vida de su hijo gravemente enfermo o lesionado. El tratamiento puede durar un día, un mes o incluso más.   / ver más /
El ataque a Pearl Harbor fue una ofensiva militar sorpresiva llevada a cabo por la Armada Imperial Japonesa, contra la base naval estadounidense de Pearl Harbor, en Hawái, en el marco de la Segunda Guerra Mundial. Se llevó a cabo el domingo 7 de diciembre de 1941 y tuvo por objetivo hundir la flota estadounidense del Pacífico.   / ver más /
Michel Leidermann
comentario
par Michel Leidermann
Solo en Arkansas una persona sin experiencia política (Sarah Huckabee) puede ser elegida para el cargo político más alto del estado. Solo en Arkansas una persona puede publicar anuncios con promesa tras promesa, sin ofrecer soluciones.   / ver más /